Un hotel en mitad del desierto

Establecimientos hechos de hielo o de arena; grúas, faros o cárceles convertidos en hotel;… Noticias de este tipo vienen siendo habituales y es que ante un mercado tan competitivo, la originalidad es, cada vez más, una gran virtud. Así debieron creerlo los responsables del Three Camel Lodge, ubicado en el desierto del Gobi, en Mongolia.

Situado en medio del Parque Nacional Gurvansaikhan, este 5 estrellas está construido, según sus responsables, respetando el entorno medioambiental y cultural de la zona. De hecho, funciona mediante energía solar y también eólica. Además está edificado siguiendo la arquitectura budista. No en vano, ha sido construido con la participación de la comunidad local y desde el principio ha contado con el apoyado del Gobierno regional. "El campamento ofrece una extraordinaria combinación de aventura y sofisticación, entrelazando los estilos de vida tradicionales con un magnífico servicio y dando como resultado una auténtica experiencia", añaden. Explican que sirve como base para descubrir los misterios del desierto, montar en camello y conocer la flora y la fauna autóctonas. En total, el Three Camel Lodge ofrece 30 "gers" con capacidad para dos personas cada una de ellas. Entre otras prestaciones dispone además de zonas de restauración, tiendas con souvenirs típicos, un área para conferencias o de lectura con televisión, e incluso facilidades para los negocios, como servicio de fax. Como comenta [link="http://comunidad.hosteltur.com/post/2008-12-22-hotel-en-el-desierto-de-gobi"]Lara Abarca en la Comunidad HOSTELTUR (clique aquí)[/link], es "una curiosa manera de conocer un lugar tan singular como Mongolia, y quizás una de las mejores maneras de conocer la cultura de un país tan diferente". Araceli Guede (hoteles@hosteltur.com) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.