El mercado emisor chino seguirá creciendo pero pocas agencias se llevarán el gato al agua

Aproximadamente 50 millones de turistas chinos saldrán de vacaciones este año al extranjero, aunque prácticamente el 90% se quedará en Asia. China también se ve afectada por la crisis económica global y, con el inicio de 2009, las llegadas de viajeros de este país a España han caído según apuntan agencias receptivas españolas.

España recibió el año pasado cerca de 67.000 turistas chinos, según datos recopilados por Turespaña. Cabe recordar que nuestro país apenas tiene dos conexiones aéreas por semana con China, mientras que Alemania tiene 47, Francia dispone de 42, y el Reino Unido, de 39.
 
Pero en cualquier caso, añaden los operadores turísticos, el mercado emisor chino se ve más frenado por las rigideces burocráticas y restricciones de visados impuestas por el Gobierno español que no por la evolución económica de China.
 
Y este no es un mercado cualquiera. Un total de 31 millones de turistas chinos viajaron al exterior en 2005. La cifra ha seguido creciendo desde entonces: 34 millones en 2006; 40 millones en 2007; 46 millones el año pasado.
 
La OMT calcula que hacia 2020 cerca de 100 millones de turistas chinos viajarán al extranjero. De momento, en China solo existen 915 turoperadores con permiso del Gobierno para enviar grupos de turistas al exterior.
 
En China sólo hay una decena de agencias de viajes de propiedad 100% extranjera. De momento solo tienen permiso para operar como receptivas o para viajes domésticos dentro de China.
 
Cinco años del Acuerdo China-UE
 
Este mes de mayo, se cumplen cinco años del acuerdo firmado entre China y la UE, mediante el cual Pekín aprobó los "destinos autorizados" y se establecieron los protocolos para la expedición de visados para grupos de turistas chinos.
 
En virtud de dicho acuerdo, los gobiernos europeos instan a las agencias receptivas que operan en sus respectivos países para que se den de alta en una lista si quieren recibir grupos de turistas chinos.
 
Figurar en dicha lista no es obligatorio. Sin embargo, el Gobierno español recuerda que "las oficinas consulares de los Estados miembros de la CE exigen a las agencias de viajes emisoras chinas, al solicitar éstas los visados, una certificación de la agencia europea receptiva".
 
Y la mencionada "lista indicativa" viene a ser "el único instrumento de que disponen las oficinas consulares de los Estados miembros de la CE en China para comprobar que la empresa europea declarada por la agencia de viajes china emisora para el receptivo en destino es una auténtica agencia de viajes y no otro tipo de empresa", recuerda el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.
 
Rigideces burocráticas
 
Las rigideces burocráticas no acaban aquí, puesto que las agencias receptivas europeas deben actualizar sus datos en la lista cada seis meses.
 
"Esto es así desde que se firmó el acuerdo hace ya cinco años. Es algo pesado, no lo entendemos. Turespaña nos envía un recordatorio. Creo que con una vez al año, en enero, sería suficiente", explica Inma Moreno, responsable de grupos de la agencia Gulliver Travel Associates (perteneciente a la multinacional Travelport), de Madrid.
 
Para otros operadores turísticos consultados por HOSTELTUR, una lista de agencias receptivas que debe actualizarse cada seis meses no responde tanto a una exigencia de Pekín, sino a la voluntad de los gobiernos de la UE. El propósito no sería otro que poner barreras al turismo, para que no se convierta en una vía de entrada a la inmigración ilegal.
 
De hecho, según apuntaba Álvaro Blanco, subdirector general de Planificación y Coordinación de las OET's durante unas jornadas sobre turismo asiático, el crecimiento de este mercado emisor se ve fuertemente condicionado por la concesión de visados. "Es el gran cuello de botella al que nos enfrentamos", apuntaba.
 
Y aunque se pudiera especular con la idea (sugerida a partir de un blog en la Comunidad HOSTELTUR) de que China quiere renovar la lista de agencias receptivas cada seis meses con el fin de 'limpiar' el mercado de competencia europea y dejar espacio a agencias chinas, en la práctica no hay necesidad de ello.

Porque, de hecho, las agencias receptivas dirigidas por ciudadanos chinos que operan en España ya comienzan a dominar el mercado.
 
Negociantes natos
 
"Hace 15 años, se instalaron agencias receptivas japonesas en París y tuvimos que aceptarlo. Del mismo modo tendremos que aceptar que ahora llegarán representantes chinos a Europa", apuntaba Paul Roll, director de la Oficina de Congresos de París, durante un foro sobre turismo asiático.
 
Esto ya se está viendo en ciudades como Madrid y Barcelona. A parte de la conexión idiomática, existen otros lazos que favorecen esta tendencia.
 
"Las receptivas chinas se están llevando el gato al agua porque entienden la mentalidad de las agencias emisoras chinas: se saben adaptar a su intensa manera de negociar, de facturar y de hacer favores", comenta un experto en el mercado asiático.
 
De hecho, algunas agencias receptivas españolas que hace unos años viajaron a Pekín y Shangai para intentar establecer vínculos comerciales, poco a poco han ido abandonando este mercado, al no poder adaptarse a la idiosincrasia de la colectividad china.
 
Perspectivas para 2009
 
Según un estudio de mercado realizado por la consultora china Ivy Alliance Tourism Consulting Co, los viajes turísticos de los chinos aumentarán este año un 10%, pese a la crisis global. Entre otras razones, ello será debido a la apreciación de su moneda, el yuan.
 
De cumplirse estas previsiones, entre 48 y 50 millones de turistas chinos viajarán en 2009 al extranjero. Según las proyecciones de la citada firma, 44 millones de chinos viajarán a destinos asiáticos, con un incremento del 6%. Japón y Corea del Sur seguirán siendo los países favoritos.
 
En cambio, los viajes a Europa sólo aumentarían entre un 2% y un 3% en 2009, apunta la empresa consultora.

Lo cierto es que ante las incertidumbres de 2009, cada vez más empresas turísticas y destinos españoles miran hacia Asia como nuevo mercado emergente, aunque no apto para cortoplazistas.
 
Parón en enero, recuperación en mayo
 
Según explica Inma Moreno, de GTA, empresa que el año pasado movió 227 grupos de turistas chinos en nuestro país, "el mercado emisor chino ha ido creciendo en los últimos años, pero desde principios de 2009 se ha notado un parón".
 
Para esta agencia, en todo caso, el freno de la demanda es atribuible a diferentes factores: "la combinación de crisis global y el incremento de rigideces burocráticas para que los turistas chinos puedan venir a España, que sigue poniendo trabas a los visados turísticos".
 
Otro operador turístico, la agencia Tiange Chi-Spa Tours, con base en Barcelona, también confirma que el mercado emisor chino se ve afectado por la crisis global, "pero en comparación con otros mercados europeos, está un poco mejor", dice An Tong, director de la empresa.
 
Según An Tong, "en el primer trimestre de 2009 se notó una fuerte bajada de viajeros, pero creo que a partir de mayo notaremos una recuperación, pues el nivel de peticiones está mejorando".
 
Los turistas chinos que viajan a Europa acostumbran a visitar dos o tres países, y dedican a España entre cuatro y cinco días, comenta el director de Tiange Tours. Madrid, Barcelona, Sevilla, Córdoba y Granada son los destinos más demandados.
 
Pero además de los circuitos vacacionales, An Tong destaca la importancia del viajero de negocios chino, "que acude a ferias profesionales en España, a las que dedica de tres a cuatro días, y el resto de la semana lo dedica a hacer un tour".

Xavier Canalis (actualidad@hosteltur.com)
 
LA ROCA VILLAGE_TURISTAS CHINOS.jpgLA ROCA VILLAGE_TURISTAS CHINOS.jpg

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.