La industria aérea pide que adelanten la congelación de las tasas a este verano

La industria aérea pide al Gobierno que adelante al próximo semestre, que coincide con la temporada alta, la congelación de las tasas aeroportuarias y de control aéreo anunciada para enero de 2010.

Ésta es una de las tres propuestas urgentes que proponen los representantes del transporte aéreo al Ejecutivo nacional y que, esperan, sean abordadas en las comisiones de trabajo, creadas por el Ministerio de Fomento. Las tres propuestas pueden tener una repercusión directa en las cuentas de resultados de las aerolíneas en el presente ejercicio.

El pasado 13 de mayo Rodríguez Zapatero anunció una reducción del 30% de todas las tasas aeroportuarias sobre los vuelos a Canarias y una bonificación del 100% de las tasas de pasajeros para aquellas aerolíneas que lograran superar en el segundo semestre de este año el número de pasajeros que transpotaron en el mismo lapso el año pasado.

Al día siguiente el ministro de Fomento, José Blanco, sumó la misma bonificación del 30% en las tasas aeroportuarias sobre los vuelos que se hacen a Balears y Melilla y la congelación en 2010 de todas las tasas aeroportuarias, incluidas las de navegación aérea en todos los aeropuertos españoles hasta que la economía dé síntomas de crecimiento en el país, tal y como publicó entonces HOSTELTUR.

Rutas directas

Sin embargo, la industria considera que la condición impuesta por el Gobierno es casi un imposible en un entorno caracterizado por la drástica caída de la demanda y que sólo favorecerá a un compañía en el mercado español, la low cost irlandesa Ryanair, única que registra aumento de pasajeros en lo que va de año.

Si bien la primera de las tres propuesta compete al Ministerio de Fomento, las dos siguientes afectan a los de Defensa y de Trabajo, al referirse al uso flexible del espacio aéreo y a las cotizaciones a la Seguridad Social. En opinión de la Asociación de Compañías Españolas de Transporte Aéreo (ACETA), la cual presentó las propuestas, el espacio aéreo no puede ser exclusivamente civil ni exclusivamente militar, pero en tiempos de paz su uso debe ser flexible y estar al servicio del transporte comercial, permitiendo rutas aéreas más directas y eficientes.

Explican que ello permitiría a las compañías aéreas un ahorro de 15.300 toneladas de combustible al año, que a un precio medio de 600 dólares la tonelada equivalen a más de 9 millones de dólares (6,7 millones de euros) anuales, y significaría una reducción de emisiones de CO2 de 48.000 toneladas al año.

En cuanto a los temas relacionados con la Seguridad Social, la asociación recordó que ya en junio de 2006 hubo una modificación y, actualmente, las cotizaciones se pagan en función de los índices de siniestralidad. Consideran que son muy altas, sin tener en cuenta que el transporte aéreo tiene un índice de siniestralidad muy bajo en comparación con otros sectores de producción, además de que el personal de vuelo no es el único de una compañía y muchos empleados de tierra realizan tareas de oficina.

HOSTELTUR (transportes@hosteltur.com) 
Airplanes-4656 dentro.JPGAirplanes-4656 dentro.JPG

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.