La nueva definición del clásico I+D+i

Imaginación + Diferenciación + Interés

Una nueva forma de hacer las cosas en el sector turístico y hotelero español, siempre con la tecnología como telón de fondo. Esta fue la idea central sobre la que giró la Jornada sobre Innovación Turística celebrada en Palma, conducida por el director de Marketing y Proyectos del Instituto Tecnológico Turístico, Jimmy Pons, y en la que se resaltó la importancia de la participación de los usuarios en las webs hoteleras y de destinos turísticos.

La jornada tuvo lugar tras la entrega de diplomas a los alumnos participantes en los cursos del programa FORTT-2 sobre la aplicación de las nuevas tecnologías en el sector, que contó con la presencia del secretario  de Estado de Turismo, Joan Mesquida, el presidente del Govern balear, Francesc Antich, y el presidente de TurisTEC, Mariano Sacristán.

Joan Mesquida resaltó que, hoy en día, el turismo no tiene “nada que ver con el de hace 30 años”, poniendo como ejemplo el hecho de que el 70% de los clientes consulta Internet antes de viajar.  Pese a ello, aseguró que uno de cada tres hoteles españoles no tiene página web, por lo que es necesario dar un impulso a las nuevas tecnologías para que España “sea líder en innovación tecnológica”. En este contexto se enmarca el programa de sensibilización en materia de innovación, del que se beneficiaran miles de empresas del sector.

Ponerse en el lugar del cliente

Tras la entrega de diplomas, el director de Marketing y Proyectos del ITH, Jimmy Pons, ofreció una ponencia en la que hizo hincapié en la necesidad de realizar cambios, algo que siempre aporta valor a los clientes y a la misma empresa. Para ello, es muy importante ponerse en el lugar del cliente, pensando siempre en sus necesidades y en la evolución que han sufrido en los últimos años gracias a las nuevas tecnologías.

Para realizar dichos cambios, Pons propone un cambio de mentalidad del clásico I+D+i a una nueva forma de pensar que combine imaginación, diferenciación e interés. Pons insistió en que la diferenciación se ha convertido en un elemento fundamental ya que, “si todos ofrecemos lo mismo, el cliente irá solamente al precio”. Por otro lado, citó varios ejemplos de ideas imaginativas y originales que aprovechan las nuevas tecnologías, como el roadweb.tv celebrado en Benidorm o proyectos como Malviviendo.

Generador de contenidos y prescriptor

Gracias a la popularización de plataformas como Twitter, Facebook, Flirck, Panoramio o TripAdvisors, entre otros, el cliente se ha convertido en Adprosumer, es decir, al mismo tiempo es prescriptor, productor de contenidos y consumidor. El empresario turístico y hotelero tiene que aprovechar este cambio para intentar que los clientes comuniquen lo bueno, como han hecho ya marcas como Hotelofi, que pide a sus clientes que realicen un pequeño vídeo expresando su opinión acerca del establecimiento.

Según Pons, las webs hoteleras deben tomar nota de esta demanda de participación de sus clientes, invitándolos a aportar contenidos. Igualmente, los destinos turísticos deben enfocarse a la experiencia del turista, aportando respuestas y fidelizándolo. Como ejemplo, citó varias web realizadas por el ITH para La Rioja, Madrid, Barcelona y La Palma. Además, llamó a los destinos turísticos a aprovechar las oportunidades que ofrecen páginas como Wikitravel o nuevos ‘gadgets" como Amazon Kindle.

Finalmente, remarcó que, más que el número de visitas, importa el tiempo de permanencia del usuario en una web y si finalmente compran nuestro producto, que es el objetivo final.

Isabel Martín (hoteles@hosteltur.com)
 
DSCF3685.gifDSCF3685.gif

DSCF3685.gifDSCF3685.gif

Comentarios 1

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

K4rib16/06/2009 15:06:00

¿Qué es eso de un "cambio" de mentalidad?

¿Qué es eso de "mentalidad"?

Si lo que llevamos en la "mente" es lo que hace que hagamos lo que hacemos, entonces ¿Qué es lo que hay que cambiar en la "mente" para salir de la "crisis"?

Todos llevamos grabado a fuego ciertas conceptos, ideas, creencias, y en definitiva, una cultura. Con todo eso es que nuestra "mente" trabaja, actúa, se relaciona.

Y esa cultura se fundamenta en unos principios, en unos valores. ¿Será por tanto que hay que cambiar esos principios y valores que hacen nuestra "actual mentalidad"?

¿Qué tal si cambiara el concepto de "cliente"?

Eso implicaría hacer muchos otros cambios, si no, el cambio no sería cambio y se seguiría haciendo lo que se ha hecho durante miles de años, y por tanto, sobrevivir a la "crisis" sería imposible.

Ahora bien, si llegase a cambiar la "idea" de "cliente", tendría que cambiar necesariamente la "idea" de "empresa" y con ello TODO el andamiaje, incluyendo el de empleado, patrón, lucro, y un largo etc... ¡hablamos de la sagrada e inmarcesible cultura!

Y la hablar de cambio hablamos de un cambio hacia una cultura más evolucionada, que ya se está gestando, para bien de la especie humana, para que deje de ser tan inhumana.

Lo bueno es que no es tan complicado, cualquiera lo puede hacer. Yo diría que con el sólo hecho de "luchar" cada quien consigo mismo por ser HONESTO, alejarse de la ignorancia y aprovechar lo que el mundo está ofreciendo en bandeja de "plata" ¡sería suficiente!

La gente - no el cliente - busca con desesperación que se le respete, se le estime, se le sirva, y están dispuestos a "retribuir" por ello. ¡Por eso es que la crisis es una OPORTUNIDAD! claro, sólo para algunos, eso no es para cualquiera.

Lo que cada vez acepta menos la "gente" es que se le considere imbécil, se le vea como imbécil y se le trate como imbécil, o sea, como cliente, es decir como un sucio objeto de "lucro".

Symple Misters

00 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.