Diario 6039 31.10.2020 | 06:28
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

Diez millones de viajeros extranjeros, potenciales usuarios del 'turismo sanitario'

7 julio, 2009
Cerca de diez millones de turistas extranjeros mayores de 65 años, que llegan a pasar en nuestro país hasta seis meses, son potenciales "consumidores sociosanitarios" dipuestos a hacer uso del sistema sanitario público español. Así lo apunta el Consejo General de Enfermería.
Según esta organización, desde hace cinco años se detectan numerosos casos de personas que llegan a España como turistas pero en realidad el motivo de su viaje sería el de recibir asistencia sanitaria aprovechando el nivel de cobertura del Sistema Nacional de Salud. Es el fenómeno conocido como "turismo sanitario".
 
Las principales prestaciones sanitarias practicadas a este colectivo son la implantación de prótesis de cadera y los puentes coronarios, según informa el Consejo General de Enfermería (CGE).

Respecto al perfil del "turista sanitario", abundan los jubilados, aunque figuran veraneantes de todas las edades. Con respecto a sus nacionalidades, hay una mayoría de británicos, alemanes y belgas, muchos de los cuales poseen una casa en el litoral.
 
Todos ellos sacan provecho de la reglamentación europea, que permite a los ciudadanos miembros de la UE recibir tratamiento médico en cualquier país miembro de la Unión, y eligen España porque el acceso a la asistencia sanitaria es más fácil, al ser universal, gratuita e igualitaria, expone el CGE.

Presupuestos previstos
 
El presidente del Consejo General de Enfermería, Máximo González Jurado, ha declarado que una persona mayor de 65 años que pasa la mitad del año en España es "un consumidor de servicios sanitarios por definición y para esta gente no está pensado el sistema".
 
Aunque la existencia de un "turismo sanitario" no es reconocida como tal por el Gobierno, lo cierto es que ya están habilitadas una serie de partidas presupuestarias y protocolos para atender este fenómeno.
 
Por ejemplo, el Gobierno central reparte al año cerca de 23 millones de euros entre las diferentes Comunidades Autónomas en concepto de atención sanitaria a visitantes extranjeros, dinero que a su vez es reclamado a los diferentes países de origen de los turistas. Sin embargo, los diferentes gobiernos autonómicos sostienen que el gasto que deben soportar es mayor.
 
Según explica el CGE, la legislación europea supedita determinados tratamientos o intervenciones quirúrgicas en el extranjero a dos condiciones: que respondan a una patología diagnosticada previamente y cuenten con una autorización de los organismos sanitarios del país de origen.
 
Sin embargo, para esquivar esta norma, los turistas pueden aprovechar por ejemplo una crisis aguda de una patología que padecen desde hace tiempo para presentarse en urgencias, donde son examinados y operados si es necesario.

En la Costa de Sol, por ejemplo, llama la atención que turistas procedentes sobre todo de Alemania y Holanda, reciben una cantidad "chocante" de implantes de cadera y marcapasos.
 
González Jurado ha señalado que desde el Ministerio de Sanidad ya se está trabajando conjuntamente con las Comunidades Autónomas para desarrollar una normativa que evite la práctica del "turismo sanitario".
 
Ayudas de la UE a España

En todo caso, desde numerosos países europeos comienza a percibirse como algo normal que un ciudadano pueda ser intervenido quirúrgicamente en España. Cabe recordar que nuestro país es el país que más ayudas ha recibido de la UE desde que ingresara en este organismo internacional en 1986.
 
Durante el período 1986-2006, por ejemplo, España recibió un total de 118.000 millones de euros de las arcas comunitarias, que se emplearon en nuevas autovías, líneas de ferrocarril, programas de formación, ayudas al campo... E incluso para la construcción y modernización de hospitales.
 
Andalucía ha sido la comunidad que más ayudas comunitarias ha recibido (una quinta parte del total), seguida de Galicia (8,7%), Castilla y León (8%) y la Comunidad Valenciana (7%).

Xavier Canalis (actualidad@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 1
Pues hay otra forma de ver este asunto. 1º) Los visitantes extranjeros que pasan seis o más meses en nuestro país no son turistas, sino residentes, independientemente de que se hayan empadronado o no. 2º) Como residentes generan ingresos y gastos. Resulta muy curioso ver que todavía quedan individuos a los que "sacar los cuartos" a los guiris les parece lo más natural del mundo pero que éstos nos los saquen a nosotros no les resulta aceptable. 3º) No parece razonable que un turista-turista de la UE utilice sus vacaciones en nuestro país para operarse (urgencias al margen) pero que un residente durante, al menos, medio año lo haga resulta, en mi modesta opinión, totalmente razonable. Otra cosa es que el Gobierno Central negocie adecuadamente las compensaciones por ello. Pero, hasta la fecha, no conozco ninguna balanza que nos informe del gasto real generado y del recuperado. Sólo conozco comentarios de barra de bar, independientemente de que vengan avalados por el CGE.