La crisis frena pero no detiene los 23 nuevos hoteles previstos en Barcelona de aquí a 2011

La crisis económica ha frenado la velocidad de apertura de nuevos hoteles en Barcelona pero no ha detenido, al menos de momento, ninguno de los 23 proyectos en marcha, que harán aumentar la oferta de habitaciones casi un 15% de aquí a 2011, según explicó ayer Jordi Clos, presidente del gremio de hoteles de la ciudad.

Y es que según asegura Clos, la capital catalana goza de una marca cada vez más reconocida internacionalmente.

Como consecuencia de la caída de la demanda, los hoteles de Barcelona tuvieron una ocupación media del 64,7% durante los seis primeros meses de 2009. Este porcentaje supone una caída de ochos puntos respecto a la ocupación del primer semestre de 2008. Pero si se tiene en cuenta que la oferta de plazas ha aumentado un 3,5% en un año, la caída real habría sido menor, de seis puntos y medio.
 
Por categoría de los hoteles, la ocupación de los establecimientos de cinco estrellas fue del 55%; la de cuatro estrellas, del 66%; los de tres estrellas y dos estrellas estuvieron al 68%; y la ocupación en los hoteles de una estrella rondó el 65%, según información facilitada por el Gremio de Hoteles de Barcelona.
 
También cayó el precio medio de la habitación, que se situó en 105 euros durante el primer semestre. Ello supone una pérdida del 16% respecto al mismo período del año anterior.
 
Para los meses de julio y agosto, el Gremi estima que la ocupación se situará entre un 68% y un 70%, frente a las tasas del año pasado del 80% en julio y del 75% de agosto.
 
"Me inclino a pensar que 2010 será muy similar a 2009. No creo que se produzca una caída excesiva de los precios y la ocupación, puesto que la parte más dura de la caída ya se ha producido", dijo Clos. Y por este mismo motivó, añadió, se prevé que el precio medio por habitación no bajará de los 100 euros el año que viene.
 
4.264 nuevas habitaciones
 
En la actualidad, la planta hotelera de Barcelona está formada por 33.000 habitaciones (ver documento PDF adjunto). Una cifra que, según el presidente del gremio, permite que la ciudad "pueda jugar en la primera división" de los congresos y eventos internacionales. "Ahora como empresarios tenemos que ser valientes y aguantar el tiempo que dure la crisis, sea por uno, dos o tres años", dijo Clos.
 
El presidente de los hoteleros dijo que la nueva situación del mercado obliga tanto a contener precios como a "estabilizar costes". Preguntado por los ERE's que se han aplicado recientemente en dos hoteles de Barcelona y si creía que estos ajustes de empleo podrían repetirse, Clos manifestó: "Quizá pueda haber uno o dos ERE's más, pero no creo que sea una tónica general".
 
Retrasos "lógicos" para el momento actual

Este año abrirán sus puertas en Barcelona 10 nuevos hoteles, que suman 1.777 habitaciones; y en 2010 abrirán 13 establecimientos más, con 2.487 habitaciones. La mayoría de ellos se sitúan entre la franja de 4 a 5 estrellas.
 
En total, estos 23 establecimientos harán aumentar la oferta de habitaciones en un 14,9% de aquí hasta el año 2011. Aunque según apunta Clos, cabe la posibilidad de que alguno de estos proyectos pueda retrasarse o incluso paralizarse.
 
De hecho, las obras de dos hoteles en el distrito en el distrito de Ciutat Vella se han ralentizado. Lo mismo ha pasado con otro establecimiento situado en la zona del Fórum y un cuarto que se abrirá en la plaça Francesc Macià. Pero según Clos, estos retrasos entran "dentro de la lógica del mercado".
 
En cualquier caso, desde el Gremi se da algo por seguro: la crisis ha modificado las pautas de inversión hotelera. La ciudad viene de un período en que numerosos promotores inmobiliarios se lanzaron a construir hoteles atraídos por las altas rentabilidades que ofrecía Barcelona. Algo que ya no volverá a suceder en este nuevo período marcado por una mayor austeridad de los clientes y precios contenidos.
 
Una ciudad con gancho

A pesar de la caída de la ocupación y del precio medio, los hoteleros de Barcelona confían que a medio y largo, una vez superada la crisis económica, volverán épocas mejores.
 
"Somos la quinta ciudad más deseada de Europa; estamos en el tercer puesto del ránking de congresos ICCA, acabamos de estrenar la T1 del aeropuerto, disponemos de un gran centro de congresos y de un nuevo espacio ferial", recordó Clos.
 
Además, dijo el presidente de los hoteleros, "no solo tenemos unas infraestructuras extraordinarias, sino una gran capacidad de reacción frente a las adversidades".
 
En este sentido, Jordi Clos citó la creación de la feria "The Brandery" en solo seis meses como respuesta a la marcha del salón Bread & Butter (que volvió a Berlín); así como la celebración del Salón del Automóvil (que llegó a cancelarse pero gracias a la movilización empresarial e institucional se organizó con éxito el pasado mayo).
 
Los robos a turistas, asignatura pendiente
 
No obstante, el presidente de los hoteleros barceloneses recordó que la ciudad aún debe hacer más esfuerzos para que su imagen no se deteriore.
 
En este sentido, citó los robos a turistas, que desde hace años se siguen practicando, apuntó, con los mismos procedimientos y en los mismos lugares [como pinchar la rueda del vehículo en la Avenida Meridiana] y a cargo de las mismas bandas.
 
Igualmente se refirió al aspecto que presentan las populares Ramblas de Barcelona, sobre todo por la noche, cuando abunda la prostitución. "Hay que poner orden en ese espacio urbano", dijo Clos, que se mostró partidario también de prohibir pasear solo con el bañador puesto y sin camiseta por el centro urbano. "Esto en Londres o París sería inconcebible". 

Xavier Canalis
(actualidad@hosteltur.com)
 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.