Diario 5942 09.07.2020 | 11:22
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

Quail Cruises aclara la situación del Pacific y la deuda que pesa sobre el barco

17 julio, 2009
El buque Pacific de la naviera española Quail Cruises aún se encuentra en reparaciones, lo que lo mantendrá varado hasta el próximo mes de octubre; según ha asegurado desde la compañía su consejero delegado, Alfonso López, admitiendo que el buque tiene un arresto por una deuda de 112.000 euros que corresponde a su anterior propietario.
En declaraciones a Europa Press, agencia que ayer se hacía eco de la misma información publicada por un medio italiano especializado, el consejero delegado de Quail Cruises, Alfonso López, afirma que "el barco tiene un arresto por una deuda de 112.562 euros de marzo de 2008 que corresponde al anterior propietario, Flamek International, porque es una deuda anterior a la fecha de venta".
  
López insistió en que la fecha de marzo de 2008 es "anterior a la fecha de compra de Quail Cruises" y destacó que en el propio contrato se establecía que, en caso de deudas anteriores a dicha fecha, correrían a cargo del vendedor, así como todos los defectos técnicos que presentara el barco, anteriores a la fecha del 1 Junio 2008. "Por lo tanto, el importe del dique que se está efectuando en Génova tampoco es responsabilidad de Quail Cruises, puesto que se están reparando deficiencias técnicas anteriores a la fecha de compra", explicó.
 
No obstante, el consejero delegado de Quail Cruises apuntó que la compañía "no tiene prisa" en obtener dicha cifra por parte del vendedor, porque el buque aún está siendo reparado. "Ya se lo hemos reclamado, pero no nos corre prisa porque hasta que no se terminen las obras el barco no puede navegar", recalcó el consejero delegado de la compañía.
  
Asimismo, López aseguró que en el caso de que el barco ya pudiera navegar, la compañía "no hubiera permitido" que el buque no estuviera operativo por tan sólo 112.562 euros. "Hubiéramos pagado nosotros la deuda", insistió, tras puntualizar que cualquier deuda de un barco "es un crédito marítimo contra el barco, independientemente de quién es el dueño".
  
Según el consejero delegado de Quail Cruises, la deuda corresponde a unas reparaciones que realizó JPG Hellas en marzo de 2008. López explicó también que para protegerse de cualquier "incidencia futura", Quail Cruises firmó un contrato de compra del barco con fecha de pago el 10 de junio de 2010,  de manera de "tener tiempo suficiente y estar seguro de que se cumplirían todas las condiciones pactadas en el contrato".
 
HOSTELTUR (transportes@hosteltur.com)
Avatar redactor Carlos Paquito

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.