A Spanair cada día se le 'enredan' más sus nudos gordianos

La dirección de Spanair y el Comité de Empresa rompieron ayer las negociaciones. Los trabajadores ratifican la huelga y emprenderán acciones ante la Dirección General de Trabajo. También el Govern balear tomará una iniciativa similar. Los tres nudos gordianos a los que aludió el presidente de la empresa, Ferran Soriano, paracieran cada vez más 'enredados'.

después de que el director general de Recursos Humanos, Héctor Sandoval, rechazara aplazar por un plazo de seis meses los traslados de 480 trabajadores de la aerolínea en Palma a Barcelona.

Ante esta situación "inasumible" para los sindicatos, el responsable de UGT de Transporte aéreo, Lorenzo Dolç, anunció que los trabajadores de servicios generales de Palma iniciarán el próximo día 7 de agosto una huelga indefinida todos los lunes y viernes de ese mes, que se prolongará durante las 24 horas.
 
Por otro lado, los trabajadores presentarán en los próximos días un escrito ante la Dirección General de Trabajo del Ministerio solicitando que obligue a Spanair a aplazar durante un plazo de medio año los traslados que la aerolínea pretende iniciar a partir del 15 de septiembre. La consellera de Trabajo y Formación del Govern, Joana Barceló, remarcó que va a elaborar otro informe apoyando esta solicitud de los trabajadores y que también la remitirá al Ministerio.
 
Durante la reunión celebrada ayer, Barceló presentó un documento a la aerolínea en el que le pedía que aplazase los traslados y que en caso contrario, los trabajadores que decidieran rescindir los contratos al negarse a trasladarse a Barcelona obtuviesen las mismas condiciones económicas que se acordaran en el caso de que la aerolínea planteara un ERE a los trabajadores en los próximos meses. Precisamente, este segundo punto es el único que ha sido aceptado por Sandoval, quien se ha comprometido a estudiar su viabilidad, según informó el director de Relaciones Institucionales de Spanair, Jordi Juan.
 
Críticas de lado y lado
 
La responsable de CCOO del Sector Aéreo, Carmen Díaz de la Jara, señaló que el hecho de que sólo haya aceptado este segundo punto de la propuesta de Barceló y haya rechazado el aplazamiento de los traslados supone una "tomadura de pelo", por lo que dijo que, a partir de ahora, los sindicatos se van a centrar en trabajar por la huelga "y el conflicto". Para ello, anunció que mañana se celebrará una asamblea de los trabajadores en la que se les informará que "no ha habido posibilidades" de alcanzar un acuerdo" con la dirección de Spanair.
 
Por su parte, Juan acusó a los sindicatos de "romper las negociaciones", a pesar de que la empresa se ha comprometido a estudiar la posibilidad de aplicarles las mismas condiciones económicas que se acuerden en un futuro ERE para aquellos trabajadores que se nieguen a trasladarse a Barcelona, a quienes la aerolínea ofrece una indemnización de 20 días por año trabajado con un límite de 12 mensualidades, "tal como marca la ley", frente a los 45 días que reivindica el Comité de Empresa y los 35 días acordados en el anterior ERE.
 
Al finalizar el encuentro, Barceló expresó de nuevo su respaldo a los trabajadores, para quienes, según subrayó, se deben acordar unas condiciones económicas "justas y dignas". Para ello, consideró necesario que se mantenga un "espacio de concertación y de negociación", con el fin de resolver el actual conflicto. Además, remarcó que las condiciones que se negocien para los trabajadores de Palma "no deben ser diferentes" a las que Spanair acuerde con otros colectivos de la aerolínea.
 
Díaz de Jara criticó que durante la reunión, que se prolongó durante más de dos horas, Sandoval "no hubiese contestado a la pregunta de Barceló sobre cuántas personas de los Servicios Generales de Palma necesita Spanair en Barcelona" y, por otro lado, insistió en que, a partir de ahora, será el comité de huelga el que negocie con la aerolínea, con el asesoramiento de UGT y CCOO.
 
"Dividir y ganar"
 
Dolç acusó a Spanair de "reírse de los trabajadores", a quienes, a su juicio, quiere "dividir  y ganar" negociando unos traslados a Barcelona, cuando antes de que acabe el año "presente un nuevo ERE por la retirada de 13 aviones de la flota de esta aerolínea". En este sentido, advirtió de la posibilidad de que a la huelga indefinida se sumen los trabajadores de rampa, en caso de que se confirme la retirada de los esos aparatos.
 
Finalmente, la consellera de Trabajo y Formación lamentó la "ruptura de los espacios de acuerdo" en los que, según subrayó, ha intentado tener un "papel activo de presentar propuestas que ayudasen a solucionar el conflicto" y, por este motivo, hizo una "llamada a la responsabilidad" para que ambas partes vuelvan a sentarse. "La empresa se tiene que reestructurar, pero debe hacerlo con un equilibrio", recalcó, al tiempo que dijo que los trabajadores de Spanair "visualizan muy bien la situación de dificultad de la aerolínea", por lo que, en su opinión, lo prudente era "congelar" el plazo iniciado el pasado viernes para que los empleados decidan si se acogen a los traslados o rescinden de forma voluntaria sus contratos, con el fin de que Spanair se "replantee" las condiciones propuestas.

Sin condidiones

El 80% de ellos tiene un salario de entre 850 y 1.100 euros. Sólo 106 de los 480 trabajadores de Palma no se verán afectados por los traslados, de los que 92 son de Call Center y 14 mecánicos y agentes comerciales. Una vez finalice el plazo de un mes, iniciado el pasado viernes, para que los trabajadores comuniquen a la compañía su decisión, Spanair se ha marcado tres fases en el proceso de traslado: aproximadamente un 33% debe comenzar a trabajar en la T1 a partir del 15 de septiembre; otro 33% lo hará a partir del 1 de marzo de 2010 y, finalmente, el otro 34% a mediados de 2010, si bien la fecha exacta de esta tercera fase se fijará en función de la disponibilidad del nuevo hangar de Spanair en el Aeropuerto de El Prat.
 
Los trabajadores aducen que Spanair ha actuado de mala fe, dado que tras la adquisición de la compañía por el grupo de inversores catalanes, afirmaron que el traslado de la sede de Palma no era una prioridad y de pronto, tras cerrar la negociación del primer ERE les pusieron plazo de un mes para trasladarse el 15 de septiembre a Barcelona, cuando en ya en agosto es imposible conseguir vivienda y colegios adecuadamente, y la empresa le paga sólo una noche de hotel para hacer estas gestiones. "Estamos conscientes de que una empresa tiene derecho a reestructurarse, a despedir a trabajadores y contratar al personal que desee pero que lo hagan ética y profesionalmente".

Diana Ramón Vilarasau (transportes@hosteltur.com)

 
Satellite El Prat 3 cais 400.JPGSatellite El Prat 3 cais 400.JPG

spaair dentro 350.jpgspaair dentro 350.jpg

spaair destacada 100.jpgspaair destacada 100.jpg

spaair destacada 100.jpgspaair destacada 100.jpg

Comentarios 2

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

jose robledo6/08/2009 18:08:00

Cuidado porque ? es lo que tenian que haber hecho hace muchisimo tiempo, en vez de estar anestesiados como conejos al matadero no te fastidia. Que se pongan firmes de una vez por todas para defender lo que es justamente suyo, contra estos catalinos que van de listo creyendo que pueden hacer lo que se les antoja contra los empleados. Compañeros de JK DESPERTAD de una p. vez !.

00 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.