Mallorca recupera la normalidad

El turismo de Mallorca goza de total normalidad. En las playas de Palmanova los turistas disfrutan de sus vacaciones y sólo los periódicos les recuerdan el atentado terrorista vivido en esta localidad. No se han producido cancelaciones importantes, y hasta los Reyes de España han querido seguir los planes de sus tradicionales vacaciones de verano en Mallorca.  "El turista se siente seguro y sabe que no va con ellos", ha comentado a HOSTELTUR, el presidente de la Federación Hotelera de Mallorca, Antoni Horrach.

Los máximos representantes del sector en Mallorca han celebrado una reunión en la Consellería de Turisme para evaluar las consecuencias del atentado de ETA sobre la imagen de las islas, sobre todo, en los mercados emisores. Según las primeras valoraciones, el hecho en sí mismo no afecta tanto la percepción de los turistas sobre el destino.
 
Sin embargo, la tendencia sensacionalista de algunos medios de comunicación puede generar una idea errónea sobre la seguridad de la Comunidad. Por ello, el sector balear considera necesario acudir a una consultora experta para fijar una estrategia preliminar a seguir para contrarrestar este impacto negativo.
 
Estrategia del sector balear
 
“Una situación como está hay que tratarla con profesionalidad, atendiéndola todos los profesionales de nuestro sector, como hemos hecho en nuestra reunión”, ha comentado Horrach. Y continúa, “seguramente veremos si incluso tenemos que contratar una empresa en particular para que asesorarnos si cree conveniente algún tipo de medidas, porque evidentemente existen medios de comunicación sensacionalistas que sacan noticias que no tiene demasiado sentido, parece que las andan buscando”.
 
Pero sobre todo, lo más importante para Horrach es que sin siquiera haber pasado 24 horas, en el destino turístico Palmanova-Magaluf se respira tranquilidad. “Es increíble ver como los turistas están disfrutando de sus vacaciones, saben que ha pasado algo pero que no va con ellos”, aclaró el presidente de la Federación.
 
Por otra parte, a nivel estatal, para evitar malos entendidos, el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba se ha puesto en contacto con los embajadores de los dos principales países emisores, Reino Unido y Alemania con el fin de garantizarles que las infraestructuras españolas son seguras.
 
Calvià, más plazas turísticas que residentes
 
El alcalde del municipio de Calvià, Carlos Delgado ha manifestado que sin duda el turismo se verá afectado por estos hechos. “Somos un destino vacacional que cuenta con 60.000 plazas turísticas, y vivimos de la llegada de nuestros visitantes”, ha dicho Delgado y ha agregado “ahora es momento de estar junto a las familias de los fallecidos  pero luego tendremos que pensar en los efectos de estos atentados sobre el turismo”.
 
Delgado ha señalado que la repercusión mediática, sobre todo, en los principales mercados emisores  son factores sumamente negativos para el desarrollo del turismo, que esta temporada ya se ha visto afectado por la crisis económica.
 
Esperanzas echadas por tierra
 
Fuentes del sector han asegurado a HOSTELTUR que esta temporada estival está siendo “tremendamente difícil”. El sector ha tenido un segundo trimestre muy malo.
 
“Ahora veíamos un tercer trimestre más esperanzados, ya que el mes de julio estaba resultando espectacular y el mes de agosto, a pesar de las ventas de última hora, preveíamos que sería igual, pero ahora no sabemos”, sostienen las mismas fuentes.
 
Reino Unido lo olvidará pronto
 
El director de la Oficina Española de Turismo en Londres, Ignacio Vasallo ha manifestado que la principal preocupación de los británicos ha sido por los turistas que se encontraban en la isla en el momento del atentado y la incertidumbre de los que tenían previsto su viaje hacia Mallorca.
 
“La noticia no ha ido más allá, algún periódico sensacionalista exagera la realidad pero se trata de información de corta duración”, ha comentado. Vasallo ha asegurado que el sector turístico británico tiene fuertes intereses en la Isla, prueba de ello son los 22 aeropuertos de Gran Bretaña que tienen conexiones con Mallorca, por lo que no habrá mayores consecuencias.
 
Sol Meliá, a metros del atentado
 
La cadena hotelera Sol Meliá, propietaria del hotel Sol Mirlos Tordos delante del lugar donde el jueves se produjo el atentado, se mostró confiada en que lo ocurrido no provoque cancelaciones y recordó que la zona es "siempre muy segura".
 
"Ojalá no haya cancelaciones", recalcaron fuentes de la cadena hotelera, tras considerar que el atentado "además de una tragedia ha sido una mala noticia para el turismo". Desde la hotelera señalaron que turoperadores y compañías turísticas no estában comunicando por el momento ninguna anulación.“En el  hotel no hay ningún problema, tan sólo dificultades por las medidas de seguridad, pero ni se ha evacuado ni se ha obligado a los huéspedes a permanecer en su interior", recalcaron dichas fuentes, tras señalar que tan sólo estuvo prohibido sacar vehículos del parking horas después de la tragedia.

Sin embargo, según ha explicado el presidente de la Agrupación de Cadenas Hoteleras de Balears, Aurelio Vázquez, las reservas de última hora han disminuido ya un 15%, sobre todo entre británicos y alemanes, como consecuencia del atentado. En algunos establecimientos las cancelaciones han llegado a duplicarse o incluso triplicarse pero, añade, "el aumento de las cancelaciones y la disminución de las reservas de última hora responden a unos parámetros de cierta normalidad, por lo que ya los esperábamos los días inmediatos al atentado", indicó, a la vez que señaló que "en valores relativos, las cifras de anulaciones son altas, pero en absolutos son muy bajas".


Operativa aérea, normalidad absoluta
 
Al día siguiente del atentado terrorista en Calvià, el Aeropuerto de Palma Son San Joan funcionó con toda normalidad, operando todos los vuelos programados sin presentar mayores retrasos que cualquier otro día, según han informado a HOSTELTUR los portavoces del organismo gestor Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena).
 
Desde el viernes y hasta el hoy lunes hay programadas 2.959 operaciones con origen o destino en Palma de Mallorca, en las que las compañías aéreas han ofertado 489.913 plazas.
 
La Delegación del Gobierno en Balears, no obstante, ha mantenido su dispositivo de seguridad con el refuerzo de controles internos y externos.
Son San Joan es el tercer aeropuerto español por tráfico de pasajeros y el duodécimo europeo, una media de 62.600 viajeros pasan a diario por sus instalaciones y casi 23 millones al año.
 
En este sentido Álvaro Middelmann, presidente de Fomento de Turismo de Mallorca, ha asegurado a este medio que “el sector lo que quiere es intentar volver a la normalidad lo antes posible. Es importante resaltar el excelente comportamiento y la respuesta de los pasajeros como del personal del Aeropuerto de Palma durante el mismo día del atentado”.
 
Tráfico restringido en puertos
 
Mientras, en los puertos de Palma y Alcudia y los puertos deportivos bajo la jurisdicción de la Autoridad Portuaria Balears, se mantuvo el tráfico restringido para la salida de los buques, tanto barcos de cruceros como ferries y navíos particulares, previa autorización de la Guardia Civil, después de un exhaustivo control.
 
No hubo cancelaciones de ninguna de las operaciones programadas aunque trece buques con escalas y salidas del Puerto de Palma y dos del puerto de Alcudia sufrieron retrasos por los dispositivos de seguridad.
 
Diana Ramón Vilarasau / Araceli Guede / Noelia Cedrés (actualidad@hosteltur.com)
 
autotidades-buena.gifautotidades-buena.gif

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.