Diario 5354 20.08.2018 | 15:06
Hosteltur: Noticias de turismo

Gerardo Díaz y Gonzalo Pascual inyectarán liquidez a Air Comet para sacarla de una profunda crisis

6 agosto, 2009
Los propietarios del grupo Marsans, el presidente de la CEOE, Gerardo Díaz, y el empresario Gonzalo Pascual, han anunciado que realizarán una inyección de liquidez a título personal en Air Comet para sacarla de su grave situación económica. Las dificultades financieras le han llevado al aplazamiento de pedidos y al retraso en las nóminas de sus empleados, con los que avanza en el entendimiento, al desconvocarse los cuatro primeros días de huelga previstos por el personal de handling.
La aerolínea está retrasando los pedidos con Airbus, por no poder hacer frente al gasto, a pesar de que los nuevos aviones les proporcionan liquidez. Desde el grupo destacan que está previsto que Air Comet lleve a cabo una reestructuración "cuando pase la crisis", en la que los nuevos aviones "serán fundamentales".

A finales de 2007, el grupo Marsans realizó un pedido a Airbus de 73 aviones, entre ellos cuatro A380 y 42 A320, por un importe cercano a los 7.500 millones de dólares (uno 5.200 millones de euros), con entregas previstas entre 2008 y 2012. Los cuatro primeros fueron recibidos por la compañía en las fechas previstas, mientras que los correspondientes a junio y julio ya han sido aplazados. Los aparatos estaban inicialmente concebidos para ser incorporados a las flotas de Air Comet y Aerolíneas Argentinas, compañía que en ese momento todavía estaba en manos de Marsans.

Desconvocados los cuatro primeros días de huelga

Respecto a los trabajadores, desde la compañía señalan que están cerrando acuerdos con ellos para solventar el retraso de las nóminas. De hecho, ayer, tras la celebración de dos asambleas del personal de handling, una por la mañana y otra por la tarde, los empleados decidieron deconvocar los cuatro primeros días de huelga previstos, que hubieran comenzado hoy y seguido el viernes, además de los días 11 y 12 de agosto.

El preacuerdo se ha conseguido tras comprobar los trabajadores que efectivamente, tal y como había anuncido la compañía por la mañana, se les habían abonado las nóminad de junio y julio.

Quedan, sin embargo, aún convocados los siguientes días de paro previstos, los días 16, 17, 24 y 25 de agosto, que serán desconvocados, según el comité de empresa, si los trabajadores reciben la paga del mes de julio el día 10 de agosto, tal y como ha prometido la compañía.
 
A finales de julio, el comité de empresa de Air Comet convocó una huelga que afectaría a 156 trabajadores pertenecientes a los servicios de handling y que hubiera conducido a paros desde hoy día 6. El motivo era el retraso de las nóminas, al no cumplirse lo acordado con los sindicatos en mayo.Los paros estaban previstos durante cuatro horas diarias en dos turnos, entre las 12:00 y las 14:00; y entre las 21:00 y las 23:00.
 
El martes fuentes sindicales anunciaron ya la posibilidad de que se desconvocaran los primeros cuatro días de huelga, hasta el 12 de agosto, tras el compromiso por parte de la empresa de pagar durante esta semana las nóminas de julio y agosto y antes del día 10 la paga extra de julio.
 
Desde el sindicato UGT, afirmaron ayer que el resto de la plantilla no ha iniciado movilizaciones, pero, por ejemplo, en el caso de los pilotos el retraso de las nóminas asciende a cinco meses.
 
Un conflicto prolongado
 
Como informó HOSTELTUR, a comienzos de mayo el 95% de la plantilla de Air Comet aceptó un preacuerdo para dejar sin efecto paros previstos para ese mes y el de junio, por el mismo motivo. Desde la aerolínea señalaban entonces que hacía semanas se habían puesto al día con todos los retrasos hasta febrero.
 
Los trabajadores venían cobrando sus nóminas con unos veinte días de retraso, pero en mayo la empresa se comprometió a pagar en los primeros ocho días de cada mes.

Sin embargo en julio, al llegar el día 17 y no haber cobrado sus salarios, los trabajadores de handling decidieron convocar paros para el mes de agosto. Entonces fuentes de la aerolínea, propiedad del grupo Marsans, manifestaron ya su disponibilidad a llegar a buscar un acuerdo, indicando que la compañía está haciendo "todo lo posible" por dotarse de liquidez y de recursos financieros para garantizar los salarios de los trabajadores y los puestos de trabajo ante la difícil situación que afecta al sector aéreo.

Ángeles Vargas (transportes@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.