Diario 5452 12.12.2018 | 12:49
Hosteltur: Noticias de turismo

Los caballeros las prefieren rubias?pero al final se quedan con Twitter

20 agosto, 2009
Los caballeros son las empresas, más concretamente las de la exclusiva lista americana Fortune 100. Según eMarketer, el 54% de esta lista prefiere utilizar Twitter frente al 29% que prefiere Facebook para sus acciones de emarketing.
Definitivamente Twitter se ha posicionado como la herramienta más atractiva para tratar de desarrollar acciones de marketing. La utilidad que en ella ven las empresas hace que les resulten más atractivas que otras aplicaciones de la Red con un mayor potencial.

Además hemos de tener en cuenta la facilidad de uso, que hace que muchas empresas que llegan a los medios sociales se decidan por las más simples y sencillas de manejo. Si a eso añadimos que Twitter está constantemente en el foco de atención como startup de moda, el resultado es el que refleja el estudio.
 
En comparación con Facebook, Twitter es mucho más directo, útil y flexible si de comunicación se trata. El desarrollo que está teniendo la herramienta es, en muchos casos, el resultado de las aportaciones de los propios usuarios. Twitter se ha convertido en una ?herramienta madre? sobre la que gravitan otras herramientas que tratan de completarla, lo que le permite, como hemos dicho, una flexibilidad que no tienen otras.
 
Facebook, en cambio, es una plataforma, una base sobre la que centralizar no tanto la gestión como la información de nuestra presencia en la Red. Así las cosas, su gestión se hace menos flexible, su adaptabilidad menos evidente y su complementariedad con herramientas externas no tan evidente como en el caso de Twitter.
 
De cara al futuro
 
Por eso Facebook está tratando de entrar en el mercado de la conversación directa. Sabe que necesita ser útil a las empresas para crear un modelo de negocio sostenible. Es cierto que Facebook ofrece muchas más posibilidades, pero también lo es que es más complejo.

Sin duda, es complicado desarrollar estrategias promocionales en Facebook por la gran cantidad de información que maneja y que se va superponiendo una sobre otra. Las acciones han de tener un valor muy claro y estar muy segmentadas, cosa que no parece tan evidente en Twitter, que se nutre de conversaciones directas y cuyas acciones tienen fecha de caducidad: un mensaje que se lee y que tal vez se repita más adelante, pero que no se va perdiendo en la conversación porque es de consumo inmediato.
 
Jeremiah Owyang habla del futuro de Facebook. Se pueden sacar algunas conclusiones interesantes de sus reflexiones. Hay, como hemos dicho, una tendencia a evolucionar hacia una plataforma de conocimiento más que hacia una herramienta de networking. Además, los constantes cambios que está desarrollando Facebook como parte de su estrategia de reposicionamiento pueden crear cierta confusión en sus usuarios y dificultad de gestión en las empresas, que han de corregir estrategias ante las nuevas aplicaciones y mejoras que la herramienta introduce. En este sentido Twitter es mucho más estable.
 
A pesar de todo, hay mucho camino por recorrer, y tanto Facebook como Twitter deben todavía ofrecer una propuesta clara de estrategia de marketing a sus usuarios para convertirse en una plataforma atractiva para empresas y profesionales. Hoy por hoy no lo han hecho.
 
Juan Sobejano  (juan.sobejano@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 1
Avatar Javier León Javier León hace 9 años
Estoy de acuerdo con su comentario. Si existe una herramienta que le puede ser útil utilícela y no pierda tiempo. Cada una tiene un fin y un uso, para una determinada necesidad. Úsela y si hay otra que le cubra empléela.

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.