La conversación se produce en la Red, ¿pero dónde?

A nadie escapa que la Red es un entorno en el que la conversación se ha convertido en parte de su naturaleza. Los usuarios hablan unos con otros constantemente transmitiéndose información, sentimientos, opiniones y archivos. La etología del usuario es una etología social, donde los diferentes roles del mundo offline se trasladan idénticos, auque no se depositen en las mismas personas. El hecho es que no paramos de hablar en la Red. Lo que ya no parece estar tan claro es dónde y a través de qué herramientas articulamos esa conversación.

Para Jesús Encinar la respuesta parece clara: se está produciendo un traslado de la conversación de los blogs a otros entornos como Twitter o Facebook. Parece claro que los blogs se han asentado como una herramienta fundamental en Internet. Desde su explosión en el siglo pasado hasta ahora han sufrido una serie de transformaciones que les ha permitido asentarse dentro de este entorno cambiante. Decir sin embargo que la conversación se está trasladando de esos blogs a otras herramientas es inexacto o al menos una verdad a medias.
 
Tengamos en cuenta que cuando nacieron los blogs, éstos se constituyeron como punta de lanza de la conversación en la Red. Prácticamente no existía otra herramienta que pudiera permitir a los usuarios mantener conversaciones ni crear contenidos en Internet. Sin embargo con la aparición de nuevas herramientas como Facebook y más concretamente con Twitter, no sólo han aumentado los lugares donde mantener esa conversación, sino los lugares expresamente concebidos para la conversación.
 
Es cierto que los microblogs y las redes sociales se convierten en entornos más naturales. Nosotros hacemos nuestra vida online en Twitter y Facebook, por decirlo de alguna manera. Evidentemente esta frase es una exageración, pero refleja la naturaleza de estos sitios. Como hemos dicho en alguna ocasión Facebook es una plataforma de gestión de nuestra presencia en la Red, por lo que podemos derivar los blogs que leemos a estas plataformas y desarrollar en ellos la conversación. Lo mismo pasa con Twitter, se está consiguiendo a través de los enlaces centralizar mucha información, aunque de momento de forma un tanto anárquica, de modo que la respuesta a muchas entradas se hace en Twitter.

¿El reino de lo superficial?
 
El peligro de esto es que la conversación pierda profundidad y que puede estar afectando nuestra forma de pensar. Pudiéramos así estar entregándonos a unos razonamientos muy superficiales propiciados por entornos que así lo exigen, como Twitter, que con su limitación en cuanto a los mensajes no permiten reflexiones profundas. Puede sin embargo ser éste un razonamiento erróneo, ya que la utilización de enlaces está permitiendo ampliar el contenido del mensaje. El problema es que no hemos interiorizado todavía la importancia de estos enlaces, que en el fondo forman parte del mensaje transmitido y así se ha de ver.
 
Dicho esto, hay una serie de afirmaciones de Encinar que son sin duda reflejo de la realidad. Como se refleja en el gráfico la comparación entre blogs, Twitter y Facebook y lo que parece ser la tendencia que señala Encinar, los usuarios parecen dar más importancia a la inmediatez, a la ausencia de trolls o spammers y a la identificación de los interlocutores que a la libertad para entrar en la conversación y a la idea elaborada y profunda. ¿Estamos desarrollando entornos que nos facilitan la creación de tribus? ¿Estamos limitando la libertad de participación en aras de menos interrupciones y una conversación más pura?
 
Lo que parece claro es que los usuarios buscan entornos conversacionales, y de ahí los movimientos que recientemente ha hecho Facebook para posicionarse en ese mercado. Lo que uno se pregunta es si las empresas se están dando cuenta de esto.

Juan Sobejano  (juan.sobejano@hosteltur.com)

 
comparativa blog, twitter, facebook.jpgcomparativa blog, twitter, facebook.jpg

comparativa blog, twitter, facebook.jpgcomparativa blog, twitter, facebook.jpg

comparativa blog, twitter, facebook.jpgcomparativa blog, twitter, facebook.jpg

Comentarios 2

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

mcallan25/08/2009 10:08:00

Excelente miniresumen Juan !! (en referencia a los micro...) de la situación actual. Totalmente de acuerdo... la conversación se está trasladando a ese tipo de entornos. Aunque igual te lo había tenido que contestar en Twitter ?

00 Más comentarios del lector Responder

K4rib25/08/2009 11:08:00

Claro que las "empresas" se dan cuenta de eso, por eso no se meten; saben que si se meten, meten la pata...

¿Por qué hay cierto "tipo" empresas que utilizan las herramientas de Internet, de diferente manera? Y lo mejor ¿Por qué les funciona?

Por ejemplo. Cuando Microsoft sacó Bing puso en marcha una poderosa maquina promocional, mientras por el otro lado Google responde con su sistema operativo, utilizando un simple blog.

El resultado. De Bing hubo algo de curiosidad, mientras el blog causó un verdadero revuelo. ¿Y la razón? Bing es algo "normal" - así haya costado 1,500 millones hacerlo - mientras el blog era la confirmación de un verdadero duelo de titanes, formalizado al todo o nada; se declaraba abiertamente ante la sociedad una guerra sin concesiones, sin prisioneros, y eso, a mucha gente le interesa, incluso hasta el mismo Microsoft que en su conferencia especializada el tema que se robo el show fue ese "simple" blog.

Moraleja. Si tienes algo interesante que decir, cualquier cosa que utilices está bien, funciona de maravillas. Si lo único que tienes que decir son babosadas, la gente anda muy ocupada en las suyas y no le gusta que la molesten, con toda la razón, porque es un abuso que lo distraigan a uno de sus babosadas con otras babosadas; eso si que molesta.

Además, ese cuento de las "charlas" profundas e inteligentes no es más que eso, un cuento. Si yo me creo muy profundo e inteligente tengo que charlar con otros que también se crean profundos e inteligentes; imagínese yo dictando una charla sobre la inteligencia en China, y donde nadie hable español ni yo chino ¡y sin traductor! eso sería poco inteligente ¿verdad?

Lo otro es que si todos hablamos el mismo idioma, mi "charla" sobre la inteligencia, como mínimo, debe ser inteligente y si no a nadie le va a gustar perder su tiempo en idioteces.

Como pueden ver, si no hay nada interesante que decir, no lo diga, o dígaselo a sus amigos y familiares, a ellos no les va a molestar porque también van a hacer lo mismo.

Así que amigo "empresario", póngase a pensar en algo interesante, a la gente lo que le gusta es eso.

00 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.