Diario 5350 16.08.2018 | 06:21
Hosteltur: Noticias de turismo

Los turistas gay gastan un 23% más

25 agosto, 2009
Los turistas pertenecientes al colectivo LGTB (Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales) gastan alrededor de 130 euros diarios frente a los 80 de un turista heterosexual, según datos ofrecidos recientemente por el jefe de mercados del Instituto de Turismo de España, Arturo Ortiz.
El perfil del cliente del turismo gay es una persona entre 30 y 55 años de edad, residente en zonas urbanas y con un nivel cultural medio alto. Se trata de un tipo de turista que suele concentrar su gasto en ocio y consumo personal (ropa, cosmética y estética...) en el que invierte el 47% de sus ingresos, que utiliza habitualmente las nuevas tecnologías y que tiene una gran disposición para viajar en cualquier época del año, lo que le distancia del turista convencional.
 
Por todas estas características la oferta para este segmento cobra cada vez más fuerza y son varios los destinos y empresas que han decidido ser gay-friendly.
 
En la búsqueda del rincón gay
 
Barcelona, Sitges, Madrid, Ibiza y Benidorm, son los destinos tradicionalmente preferidos por este colectivo.
 
"El turista LGTB, aparte de sentirse atraído por el atractivo del lugar que visita, va a espacios dirigidos a él o ella donde se pueda reunir con personas de su misma orientación y pasar su tiempo de vacaciones en entornos abiertos a la diversidad", afirma el presidente de la Asociación Catalana de Empresas para Gays y Lesbianas (ACEGAL), David Martí.

Barcelona, una de las capitales LGTB del mundo, atrae a cerca de 200.000 turistas cada año (un 6% de los visitantes de la ciudad).

Por su parte Madrid, ciudad candidata al World Pride 2016, es también un referente de la comunidad LGTB y por eso el Ayuntamiento y la Comunidad firmaron en mayo un convenio para, entre otras cosas, captar turistas de segmentos de alto poder adquisitivo, como el colectivo gay.

Entre las medidas que reforzarán la imagen de Madrid se encuentran la presencia de la ciudad en ferias especializadas en turismo LGTB y en los medios dirigidos a este público, así como la organización de viajes de familiarización para agencias "friendly", según señala un portavoz del consistorio.

La bandera del arcoíris ondea de Norte a Sur

Sevilla también le ha interesado atraer a este perfil de turista que gasta cerca de un 30% más que el turista heterosexual (fundamentalmente en ocio, cultura y compras). Para ello, el Consorcio de Turismo ha elaborado una guía que recoge la oferta enfocada a este colectivo.

Sevilla no es el único destino andaluz que se ha interesado por los turistas homosexuales. Granada acogió las primeras Jornadas Internacionales de Turismo LGTB, celebradas el pasado mes de julio.

La Diputación granadina, que pretende abrir en la provincia las oportunidades de negocio de empresarios al segmento de mercado turístico LGTB, presentó un catálogo con más de 200 establecimientos abiertos al turismo gay (hoteles, agencias de viajes, balnearios, etc.).

En Levante, Benidorm es uno de los destinos gays por excelencia porque, según afirma el concejal de turismo de la ciudad, Sebastián Fernández, es un lugar "abierto a todos" en el que el colectivo LGTB puede "disfrutar de una oferta variada", aunque insiste en que "no es un destino exclusivamente gay".
 
En el norte, ¿qué puede interesarle al turista LGTB en San Sebastián? "Su belleza natural, la amabilidad de los donostiarras, la sabrosa oferta gastronómica, su destacada oferta cultural y el favorable clima social en torno al colectivo homosexual", asegura en la guía "friendly-sanse" el alcalde de la ciudad, Odon Elorza.

Otra iniciativa es la de la Asociación de Hostelería de Navarra que, consciente de que el colectivo LGTB viaja en mayor medida que la población en general y de que su gasto suele ser superior al de la media, ha desarrollado la web "navarrafriendly" que ofrece espacios de alojamiento y de ocio gays o "friendly".

Para uno de los responsables de la empresa Mallorca Luxury Gay, David Jiménez, el negocio nació "fruto de una demanda proveniente del turismo gay ruso", que siente en España tolerancia y respeto hacia el colectivo LGTB, y de la "tranquilidad que ofrece Palma" a los turistas.

Jiménez dice que el turista gay "quiere liberación, pero también empresas propias para él" que se diferencian en servicios (por ejemplo, Mallorca Luxury Gay ofrece shopping, spa o un entrenador personal) y en precio (él estima un 63% más de gasto).

Las demás islas también son destinos preferentes para los LGTB, especialmente Ibiza y las Canarias, pero, ¿cómo consolidarlo? Tenerife, por ejemplo, organiza la gala Miss Gay Internacional de Canarias o el Festival del Sol, dedicado al cine gay y lésbico, para ampliar así su oferta de turismo de sol y playa.

Noelia Cedrés (actualidad@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.