Tengo una empresa y quiero un blog. ¿Qué aspectos he de tener en cuenta?

Ayer hablamos de las distintas utilidades que puede tener un blog corporativo, de la importancia de encontrar el discurso adecuado y de la creciente relevancia que se les está dando dentro de las estrategias de comunicación en medios sociales. Hoy seguimos con la serie de tres artículos y hablaremos de los problemas que nos podemos encontrar a la hora de gestionar un blog corporativo y conversar con nuestros clientes.

Seguimos utilizando como base el artículo de Steven Snell y vemos que hay una serie de temas que convienen ser tratados para que nuestra gestión y estrategia no sufra ningún tipo de alteración.
 
Una de las cosas que más miedo da a un empresario es abrir un blog y que se le inunde de comentarios negativos. Esto no suele ocurrir a no ser que exista una campaña enfocada a minar la reputación de la empresa en cuestión, sin embargo es cierto que hay comentarios negativos y que éstos pueden afectar la imagen de la empresa. Hay que distinguir dos tipos de comentarios negativos, los que son razonados y argumentados y ofrecen incluso soluciones de mejora, y los que sólo buscan la crítica y el ruido. Cabe la posibilidad de hacer que los comentarios pasen por un filtro de aprobación antes de ser publicados. En este caso podrá publicar aquellos que parezcan críticas sinceras y constructivas y rechazar las otras. No se le ocurra nunca no publicar ninguna crítica, en este caso su imagen sufriría más que si las publica y el mensaje parecería falso e irreal. Tiene que tener también en cuenta el hecho de que muchos usuarios se ocultan en el anonimato. No sería rechazable solicitar a todos los que respondan la identificación, se evitaría los trolls, aunque nunca es una estrategia efectiva 100%.
 
Elegir el tema y el mensajero
 
Tenga en cuenta que si tiene un blog corporativo es para utilizarlo. No hay nada más triste que un blog cuya última entrada se publicó hace meses. Denota dejadez y falta de gestión. Recuerde que su blog es un canal de comunicación con su cliente, si no lo actualiza está transmitiendo el mensaje de que no le importa conversar con su cliente. Una frecuencia aceptable sería la de 3 ó 4 artículos a la semana. Recuerde que tiene muchos temas sobre los que tratar e informar. Y aquí vamos con la segunda parte de este tema: trate de dar contenidos a sus artículos, que sean interesantes y amenos y además que informen. Dar contenidos no es escribir artículos de 2 folios, es ofrecer información. Por el contrario, mucha cantidad de texto suele mitigar cualquier deseo de lectura. Puede y debe poner fotos, e incluso si éstas son muy interesantes no poner ni texto. Juegue con estas cosas. Pero recuerde siempre cual es su público, quién va a leer el blog. No es lo mismo un blog enfocado a los trabajadores que a los clientes. Los temas no son los mismos, y el tratamiento tampoco.
 
Otro tema importante es decidir quién va a escribir los artículos. Recuerde que es un blog corporativo, de empresa, pero que eso no quiere decir que deba ser árido y aburrido. Tenga en mente el público objetivo. ¿Tiene capacidad algún directivo de hacerlo? ¿Y un trabajador habituado a estos medios? ¿Sería capaz de transmitir el mensaje que la empresa o el hotel quieren transmitir? ¿Por qué no escribirlo a varias manos con un coordinador que vigile el mensaje? Las opciones son muchas pero ha de tener en cuenta que hay un mensaje y una imagen que transmitir y que habrá que hacer frente a posibles crisis de reputación por comentarios negativos.
 
No sería una mala estrategia abrir el blog a los clientes. Podría ofrecer la opción de que un cliente escribiera un artículo cada semana, cada dos o cada mes. Sería una forma de mostrar la importancia que da a la opinión de sus clientes y la confianza en su producto al permitir que otros hablen de él públicamente.
 
Vigilar los resultados
 
Recuerde que su blog puede ser un importante canal de comunicación y que necesita una estrategia. No se limite a meter contenidos, trate de enfocarlos en alguna dirección. Recuerde que su destino puede tener muchos eventos pero que no puede informar de todo. Segmente la información y trace un plan medible que le permita medir resultados, tanto cuantitativa como cualitativamente.
 
Hay un valor que buscan todas las herramientas sociales, el tráfico. Sin embargo éste no es nada si no va acompañado de una puesta en valor del mismo. La transmisión del mensaje propio es fundamental, pero también lo es la obtención de un importante caudal de información que permita un adecuado feedback con los clientes. Si pretende convertir el blog en una plataforma de venta va a tener problemas, como decíamos ayer, pero no así si lo que busca es la interacción con el mercado.
 
Mañana hablaremos de algunas tendencias que se están viendo en la gestión y el enfoque de los blogs corporativos.
 
Juan Sobejano  (juan.sobejano@hosteltur.com)
 
how-to-blog-blackboard-classroom_id785240_size485.jpghow-to-blog-blackboard-classroom_id785240_size485.jpg

how-to-blog-blackboard-classroom_id785240_size485 FUERA.jpghow-to-blog-blackboard-classroom_id785240_size485 FUERA.jpg

how-to-blog-blackboard-classroom_id785240_size485 FUERA.jpghow-to-blog-blackboard-classroom_id785240_size485 FUERA.jpg

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.