Diario 5431 18.11.2018 | 21:38
Hosteltur: Noticias de turismo

Spanair revisa este mes el mapa de rutas tras comenzar hoy su traslado a Barcelona

14 septiembre, 2009
Spanair inicia hoy el traslado a Barcelona. Los primeros 50 empleados comenzarán la ocupación de la nueva sede de Barcelona en esta primera fase de un proceso que en un principio resultó traumático para la compañía que cambió de Comunidad. Este mes la aerolínea analiza nuevamente su plan de negocios, una revisión que podría suponer suprimir más aviones y empleados
Según fuentes de la compañía, seguirán incorporándose de forma escalonada otros 23 hasta mediados de octubre. De los 196 trabajadores afectados en la primera tanda, 73 se acogieron al traslado y 123 rescindieron sus contratos. Está previsto que en el plazo de seis meses se trasladen a la capital catalana 382 empleados de Palma de Mallorca y diez de Madrid.
  
En una segunda fase habrá 170 movimientos más, entre noviembre y marzo, pero se desconoce cuántos seguirán en la empresa y quiénes la dejarán. Un tercer grupo de 26 empleados de mantenimiento no tiene fecha de traslado.
  
La semana pasada comenzó el proceso de selección para ocupar las vacantes de los servicios generales de Barcelona, derivadas de los empleados que rehusaron el traslado y rescindieron sus contratos.
  
En paralelo, Spanair estudiará este mes la evolución de los vuelos y revisará el mapa de rutas, por lo que no descarta suprimir algún trayecto con pérdidas, como ya hizo en verano con Madrid y Almería.
  
En este sentido, en función de los resultados y de si reducen varias rutas, la empresa no descarta que haya menos aviones, con la consecuente reducción de pilotos y personal de mantenimiento.
  
Uno de los acuerdos de los traslados fue que, en caso de producirse un Expediente de Regulación de Empleo (ERE), los últimos afectados serían los trasladados a Barcelona.

Los nudos gordianos a medio 'desenredar"

Tras pasar a manos catalanas en un 80,1%, la compañía vive un proceso de adecuación para convertirse en el eje de la transformación del Aeropuerto de Barcelona en un hub intercontinental y lanzarse al mercado del largo radio. Para ello la compañía se planteó instalar su base central y de operaciones en Barcelona, traslando al 80% delpersonal de Palma de Mallorca.

También debe definir su servicio de handling, especialmente en relación con el servicio al pasajero y el tratamiento de equipajes en el aeropuerto, actualmente en manos de Newco, una empresa que fue vendida en un 100% por SAS a Marsans, por lo que esa parte tan importante como es el primer contacto con el pasajero no es gestionado directamente por personal de Spanair.

Por otra parte, Spanair prevé cerrar este año con unas pérdidas operativas de 4,7 millones de euros, en tanto que en 2010 saldrá de números rojos y calcula ganancias por valor de 84,3 millones de euros, de acuerdo con el plan de negocio elaborado por la firma de consultoría estratégica Boston Consulting Group (BCG).

La compañía se propone alcanzar estos resultados precisamente a través de la reducción de costes y el recorte de operaciones, reduciendo hasta un 30% el volumen de negocio de la compañía este 2009 con relación al año anterior. Esta racionalización de su programa de vuelos este mismo mes de cara al invierno, no sólo lo hará con el objetivo de reducir costes sino previendo que el año próximo comience a ofrecer vuelos a Latinoamérica.

Diana Ramón Vilarasau (transportes@hosteltur.com)
 

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.