Diario 5430 16.11.2018 | 22:05
Hosteltur: Noticias de turismo

El 'laboratorio turístico' Dubai soporta la crisis con relativa holgura

19 septiembre, 2009
Dubai, auténtico 'laboratorio turístico' del siglo XXI, está soportando con relativa holgura los efectos de la crisis económica mundial. A pesar de la caída de la demanda y de la sobrecapacidad hotelera del destino, los precios hoteleros apenas cayeron un 4% durante el primer semestre del año.
La ciudad de los rascacielos en el desierto, que acaba de abrir un nuevo metro y se dispone a inaugurar el edificio más alto del mundo, da la bienvenida a nuevos turistas italianos y estadounidenses, que compensan la caída de viajeros británicos y rusos.
 
Según el índice de precios hoteleros del primer semestre de 2009 elaborado por Hotels.com (grupo Expedia), el precio medio de una habitación en el emirato fue de 135 euros, frente a los 140 euros de media del año pasado.
 
Según apunta dicho informe, "el emirato fue víctima de su propio éxito" durante el primer trimestre del año, cuando los precios se redujeron considerablemente. Y es que a la recesión mundial se añadió "un exceso de oferta".
 
En este sentido, cabe recordar que el número de habitaciones de hotel creció un 16% el año pasado y para 2009 se espera un aumento similar, con nuevas aperturas de establecimientos anunciadas por Sofitel, Kempinski, Ibis y Mövenpick.
 
Mejora a partir del segundo trimestre
 
En cualquier caso, y tras un primer trimestre vacilante, la llegada de turistas mejoró a partir del segundo trimestre. Así, y de acuerdo con las cifras facilitadas por la Oficina de Turismo, el emirato recibió 1,86 millones de viajeros de abril a junio, lo que supuso un incremento del 4% respecto al mismo período del año pasado. El mercado británico e irlandés representó el 10,6% de las llegadas.
 
En todo caso, y según el informe de Hotels.com, las tarifas registraron una caída del 10% a partir del segundo trimestre, una rebaja dirigida a estimular la demanda.
 
Por lo que respecta al período de verano, los hoteles de playa de cinco estrellas llegaron a registrar una ocupación del 97% durante la segunda semana de agosto, según los datos oficiales. Cabe apuntar que el verano es una época del año en que los propios dubaitíes ?los más adinerados- marchan del país para evitar el sofocante calor (el termómetro puede alcanzar los 48º en julio y agosto), lo que permite rebajar precios.
 
"Rápida reacción del Gobierno"

"A pesar de la recesión, Dubai está yendo bien, gracias sobre todo a la rápida reacción del Gobierno de Dubai, que ha lanzado campañas de publicidad dirigidas a un segmento alto del mercado, así como promociones tácticas y fam-trips para mantener al destino posicionado en el mercado", explica Ian Scott, portavoz de la Oficina de Turismo del Emirato, en la newsletter de balance del verano 2009.
 
"Durante este período difícil nos hemos mantenido realistas pero confiados. Y aunque queda un largo camino por delante, estamos gestionando bien la situación y las cifras hablan por sí mismas. Dubai está en el buen camino hacia la recuperación", concluye Scott.
 
Lo cierto es que las cadenas hoteleras que operan en el emirato han tirado mucho de las promociones para intentar atraer los clientes. Según el informe de Hotels.com, "nunca ha habido un momento mejor para hospedarse en algunas de las propiedades más lujosas del mundo a un precio increíble".
 
En todo caso, y debido a la crisis económica que afecta al Reino Unido y Rusia, ahora se ven menos turistas de estos países y en cambio comienzan a observarse más viajeros procedentes de EEUU y de Italia.
 
Nuevas infraestructuras
 
Por otra parte, Dubai inauguró el pasado 9 de septiembre su red de metro, la primera de la península Arábiga. De momento, cuenta con diez estaciones abiertas, aunque están previstas un total de 29.  
 
La línea roja del metro, que tendrá un total de 52 kilómetros, une el aeropuerto internacional de Dubai con otras zonas de la ciudad, como la de los hoteles de lujo y las delegaciones diplomáticas.
 
A mediados del próximo año comenzará a operar otra línea, la verde, con 23 kilómetros de longitud y dieciocho estaciones.
 
La construcción de la línea roja y la verde cuenta con un presupuesto de 7.600 millones de dólares. Los trenes, funcionan con un sistema automático, sin conductor. Los convoyes disponen de un "vagón dorado", reservado a hombres, y otro "plateado" para mujeres y niños.
 
Por otra parte, en diciembre se inaugurará la torre Burj Dubai, que será el edificio más alto del mundo, destinado a apartamentos, oficinas comerciales y un hotel Armani de 175 habitaciones. Tendrá 162 plantas. El coste de construcción ronda los 2.700 millones de euros.

Xavier Canalis (actualidad@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.