Diario 5353 19.08.2018 | 13:24
Hosteltur: Noticias de turismo

El déficit en el fondo de pensiones de British todavía puede hacer abortar su fusión con Iberia

17 noviembre, 2009
Iberia espera poder ratificar en abril su acuerdo de fusión con British Airways (BA), siempre que su socia británica haya sido capaz de encontrar para entonces una solución al déficit de sus fondos de pensiones y se conozca exactamente el coste de la medida. Este déficit supera el valor de la propia compañía.
El memorando de intenciones suscrito por los consejos de administración de ambas aerolíneas el pasado jueves señalaba que Iberia tiene derecho a decidir si se materializa la fusión una vez conozca el acuerdo final entre BA y los administradores de sus fondos de pensiones, cuyo déficit supera 3.000 millones de euros.

Según el presidente ejecutivo de BA, Willie Walsh, el problema no tiene la magnitud que le otorgan los medios y que la financiación del fondo ha quedado limitada en TopCo a la subsidiaria BA, lo cierto es que el documento firmado Iberia tomó la previsión de incluir la salida al problema: podrá retirarse del proceso de fusión mediante el pago de una compensación de 20 millones de euros en el momento que considere que el arreglo alcanzado por la compañía británica con los admionistradores de su fondo pensiones perjudica su futuro sustancialmente.

La solución de BA a este "escollo", explicaron las mismas fuentes, se espera que se alcance en el primer trimestre del año, para que ya en abril, Iberia conozca a cuánto asciende el coste de la medida y esté "en condiciones" de decidir si le interesa ratificar el proyecto de fusión.

Pero hasta entonces, las dos compañías trabajarán en la elaboración de un plan estratégico conjunto, con el fin de que si en abril Iberia confirma que le interesa fusionarse con BA convoquen en junta a sus accionistas antes del verano.

En ese encuentro, las aerolíneas presentarían las "virtudes" de la operación de fusión, para que la operación pueda estar cerrada en octubre y permita que ya en noviembre las acciones del nuevo grupo aéreo  TopCo coticen en el selectivo londinense FTSE-100 y, previsiblemente, en el mercado continuo español.

Según las bases del acuerdo de fusión, los accionistas de Iberia tendrán una participación del 45% en TopCo y los de BA, del 55%. De forma que los accionistas de la británica recibirán una acción ordinaria del nuevo grupo por cada título que posean, mientras que los de Iberia, por cada acción tendrán 1,0205 de TopCo.

La idea es que la creación de este grupo no impida que las dos aerolíneas conserven sus respectivas marcas y operaciones, al tiempo que potencien sus bases operativas (hubs) en Madrid y Londres.

El acuerdo trata de garantizar la nacionalidad de ambas compañías y para ello el acuerdo de fusión incluye la creación de dos nuevas sociedades con derechos políticos, no económicos. En el caso español, esa nueva entidad quedaría participada en un 85% por Caja Madrid y el resto, por El Corte Inglés.

Y es que hay que recordar que el grupo resultante de la fusión, que será uno de los tres mayores del mundo, tendrá residencia fiscal en España y su sede social en Madrid, en tanto que la financiera y operativa estará en Londres.

HOSTELTUR (transportes@hosteltur.com)
 

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.