Diario 5508 15.02.2019 | 20:46
Hosteltur: Noticias de turismo

La aerolínea Gadair está en quiebra técnica y enfrenta el embargo de sus acciones en Hola Air

20 noviembre, 2009

Gadair ha cerrado finalmente sus oficinas en Madrid el 1 de este mes. Embargos, demandas y deudas aparecen detrás de la empresa que en su día se aventuró a hacer una oferta por Spanair. Salvo unos vuelos chárter a Egipto, nunca ha puesto en funcionamiento ninguna de las cinco empresas que decía participar ni operado ninguna de las rutas que ha anunciado en los últimos cuatro años, tal y como informó HOSTELTUR.

El juzgado de 1ª Instancia número 63 de Madrid ha declarado embargada la totalidad de las acciones de Gadair European Airlines en Hola Air, una participación del 51% de la aerolínea, atendiendo a una de las demandas por impago que pesan sobre Gadair, la compañía presidida por Santiago Sánchez Marín. Mario Hidalgo, propietario del 49% de Hola Air, también ha demandado a la empresa de su socio.

En esta oportunidad, la decisión del tribunal obedece a la demanda presentada por la agencia Ay Más Comunicación que se suma a la lista de causas y embargos que ya se le han abierto a esta compañía que ha cerrado sus puertas, dejando sin paga a los pocos empleados que permanecían con la esperanza de que les cancelaran la nómina de los últimos cinco meses. La agencia de comunicación entabló una primera demanda que no llegó a sentencia porque Gadair les ofreció llegar a un acuerdo extrajudicial. Aceptaron la propuesta de la empresa presidida por Santiago Marín que les extendió un pagaré. Al tratar de hacerlo efectivo, resulta que no tenía fondos. La cuenta que Gadair tiene en Caja Madrid, según fuentes del sector, ?hace meses que está en números rojos?.

Las mismas fuentes han referido que la empresa está en quiebra y que ha querido negociar con algunos de sus acreedores si bien no tiene activos sobre los cuales hacerlo. Operaba con dos aviones bajo régimen de leasing que ya le fueron retirados. Hace poco le habían embargado una flotilla de automóviles de alta gama para el pago de la deuda con la Seguridad Social y aún debe a hoteles y apartoteles, entre otros, sin mencionar otras obligaciones con empresarios en Ecuador. En la última decisión, el juez ha procedido al embargo de la participación de Gadair European Airlines en Hola Airlines hasta cubrir el importe de las cantidades reclamadas por Ay Más Comunicación, única posesión de la aerolínea presidida por Santiago Sánchez Marín y que, según las fuentes, estaba a punto de vender a terceros.

Demanda de Hola Air

Su socio y antes principal accionista de Hola Air, Mario Hidalgo, también lo ha demandado en un tribunal de Palma de Mallorca por una deuda superior a los siete millones y medio de euros por distintos servicios aéreos prestado en os últimos dos años, según ha afirmado a este diario en entrevista exclusiva.

Hidalgo, quien refiere que Gadair ha recibido varias notificaciones de embargo por diferentes deudas, destaca que, por el momento, esta decisión judicial sobre la participación de su socio no afecta el funcionamiento de la empresa. ?Es un proceso que por lo menos debe dura unos tres años. Primero, las acciones de Gadair deberán salir a subasta por el valor determinado en una tasación oficial realizada por un perito, aunque en el ínterin del proceso suele haber negociación entre las partes. Si no se venden, se baja el precio y se convoca a una segunda subasta y hasta una tercera?.

Hidalgo señala que Gadair habría solicitado a un tribunal un período provisional de tres meses para negociar con sus acreedores antes de formalizar un concurso voluntario de acreedores, que equivale a la suspensión de pagos anteriormente establecida en la ley. Un proceso que, no obstante, considera algo inútil, por cuanto ?Gadair no tiene activos para afrontar sus deudas. En el caso de Hola Air, aunque se trata de uno de sus accionistas, hemos demandado a Gadair en un juzgado de Palma de Mallorca, residencia de ambas compañías, por impago de poco más de 7,5 millones de euros por concepto de diversos servicios aéreos durante los dos últimos años, como leasing de aviones, mantenimiento, handling, combustible?.

Agrega que la aerolínea ha sido perjudicada por el socio que ingresó a su capital, si bien no es la mayor preocupación que tiene la empresa. ?Nuestra mayor preocupación es la caída del chárter, mercado en el que trabajamos. La crisis nos está afectando seriamente como al resto de la industria por la caída de la demanda pero, al menos, Hola Air no le debe el salario a ningún empleado ni a Hacienda ni a la Seguridad Social. Estamos al día?.

Asegura que, por ahora, el embargo de una parte de las acciones de la empresa no interfiere en su funcionamiento y que seguirá el proceso para ver quién adquiere las acciones. ?Siempre será un mejor socio que el que tenemos?.

Diana Ramón Vilarasau (transportes@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.