Diario 5714 15.10.2019 | 11:47
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

Conceptualizando a los nativos digitales

1 diciembre, 2009
Ya se ha hablado mucho de los nativos digitales, y se han definido sus características y su influencia creciente en la economía y los mercados. Sin embargo nunca está de más conocerlos más en profundidad y descubrir qué elementos los están definiendo y cómo se afinan sus preferencias.
Recordemos que esa influencia señalada no es sólo directa, sino que también podemos hablar de una influencia indirecta al modificar y determinar los gustos y decisiones de los mayores con los que se relacionan.

Como decimos, hay una constante atención a los nativos digitales y los artículos sobre ellos se suceden con mayor o menor éxito. Uno de los últimos y más interesantes es el de Dolores Reig, Internet, nativos digitales y culturas participativas, nuevas aportaciones.

Comenta Reig algunos de los trabajos más interesantes que ha habido sobre los nativos digitales y marca una serie de características que parecen ser comunes a todo este grupo.

Forman una generación equipada, adaptada completamente a una tecnología que dominan porque la poseen. Además no es una tecnología inútil, sino que su uso es constante y forma parte de su vida de forma natural.

Son lo que Reig llama ?multi?: multifuncionales, multimedia y multitarea. Tienen una gran capacidad para multiplicar los focos de atención, dominar varios entornos y hacerlo al mismo tiempo.

La utilización del móvil se ha extendido de un modo natural, y eso les permite tener una mayor capacidad de acceso a la información y al ocio. Además se están convirtiendo en uno de los grupos determinantes de la evolución de la tecnología móvil por el número que representan, su creciente capacidad adquisitiva y su creciente capacidad de influencia.

No son un colectivo aislado

No es cierto que los nativos digitales sean un grupo aislado, como preconizaron algunos. Por el contrario, lo que buscan ellos son claros entornos relacionales e interactivos, que les permitan conexiones bidireccionales y por lo tanto, sociales.

Son una generación culturalmente emancipada y autónoma. Dominadores de una tecnología que sus padres no conocían, en muchos casos han tenido que acceder ellos por su cuenta a esa tecnología. La dependencia cultural de sus padres ha sido muy corta, trasladando sus necesidades y valores por otros canales que los tradicionales.

La diversión y el ocio tiene en lo digital una parte fundamental. Ya como parte integrante de sus vidas, el mundo online es un potente canalizador de sus expresiones y de su personalidad, de modo que la creación de contenidos se posiciona como una de las principales actividades en la Red, ya sea a través de textos o de contenidos audiovisuales.

Todos en las redes sociales

La utilización de redes sociales es masiva, con más del 70% de los nativos accediendo a ellas. Este dato vuelve a derrumbar el mito del aislamiento social que genera la Red. Por el contrario, ésta se ha descubierto como un entorno mas de relación social, que en muchos casos ha hecho desaparecer los límites entre el entorno on y el offline, tanto a nivel conceptual como mental. De este modo los usuarios no hacen distinciones entre las categorías que reinan en uno u otro, siendo la amistad, por ejemplo, de igual importancia en ambos lugares de socialización.

Pero por supuesto, nuevos entornos equivale a nuevos riesgos. La privacidad o la identidad son valores que se difuminan o se redefinen, generando nuevas conceptualizaciones mentales que acercan al nativo a ciertos límites que conviene gestionar.

Por último, no sólo es una generación constantemente conectada, algo propio de una identidad que no diferencia entre el mundo analógico y digital, sino que se ve favorecida por una realidad que progresivamente va entrando en la aceptación de esos entornos de modo que fomenta y defiende la inmersión constante en el mundo online.

Estas características suponen una delimitación de sus capacidades y dinámicas de socialización. Como dice Dolores Reig ?destaca por la importancia que otorga a la participación social y la identidad cultural, alterando el foco del aprendizaje desde la cognición individual a la colectiva, colaborativa en la adquisición de conocimiento?. El conocimiento ya no pertenece, sino que se comparte y como tal tiene valor de uso, no de posesión.

Juan Sobejano (juan.sobejano@hosteltur.com)

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.