Diario 5765 14.12.2019 | 00:30
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

La torre sur de Barajas permanece cerrada así como las negociaciones entre Aena y los controladores

5 diciembre, 2009
La torre sur de control del aeropuerto de Barajas continúa cerrada después de que tres controladores fueran hospitalizados con síntomas de intoxicación "por fuerte olor a queroseno", ya dados de alta. Mientras, las negociaciones entre AENA y los controladores no avanzan y serán retomadas dentro de 15 días, una 'demora' a la que se atribuyen los múltiples retrasos de entre 20 y 90 minutos que se están resgitrando en la mayoría de los vuelos desde las terrminales 1,2 y 3 del aeródromo madrileño. 
Los controladores aéreos y AENA retomarán las negociaciones para el convenio colectivo el martes, 15 de diciembre, según avanzaron fuentes del sindicato USCA explicando que el colectivo ha hecho llegar al ente público una propuesta que contempla la reducción de horas extras y la flexibilización de la jornada en unos términos "similares" a los planteados por la empresa.

Las mismas fuentes rechazaron que la cuestión económica sea el verdadero motivo que mantiene "bloqueada" la negociación entre sindicatos y empresa, sino el hecho de que AENA quiera cambiar "sí o sí" el convenio colectivo de los controladores, lo que afectaría a cuestiones que atañen a su competencia.

"La reducción de los costes es una excusa para romper el convenio actual, más que una medida de contención", aseguraron, ya que los sindicatos de los controladores ya han manifestado estar dispuestos a flexibilizar la jornada para aumentar la productividad, recortando las horas extras y organizando los turnos laborales, para reducir los costes en un entorno cercano a los 200 millones de euros para el próximo año, que es el objetivo marcado por AENA.

Entre estas cuestiones, se encuentra la gestión de la organización del trabajo y de las tareas propias de los controladores, que la compañía quiere supervisar. "Tal y como ocurre con los pilotos, que tienen la responsabilidad de decidir si un avión está para operar o no, lo que puede en algún caso genera fricciones con las aerolíneas correspondientes, los controladores asumen ciertas responsabilidades en el desarrollo de su labor profesional que queremos defender", apuntó. "Estamos dispuestos a negociar, pero no a dejar que la empresa se la que decida cuándo debemos trabajar y de qué manera, ya que esos aspectos se regulan en el convenio", señalaron.

Aún cerrada

Respecto al cierre de la Torre Sur, fuentes de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) explican que se han realizado mediciones en la citada torre de control para determinar si el olor a queroseno "supera los índices permitidos" y, a la espera de los resultados, se mantiene cerrada esta infraestructura encargada de las operaciones en plataforma de las terminales 1 y 2, que han sido asumidas provisionalmente por la norte.

Fuentes de la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) han detallado que los tres trabajadores hospitalizados ayer fueron dados de alta, hecho que han calificado de "sorprendente, ya que los médicos determinaron, en un primer momento, que deberían estar en observación 24 horas, lo que no se ha cumplido".

El sindicato ha señalado que, por otra parte, desde el año 2003 se ha denunciado por escrito y en distintas oportunidades el fuerte olor a queroseno que se percibe en la torre sur de control, ?se trata de un «problema histórico?, ha remarcado el portavoz de USCA.

HOSTELTUR (transportes@hosteltur.com)
Avatar redactor Carlos Paquito

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.