La crisis lleva a los consumidores británicos a vivir más el presente y a planificar menos su ocio futuro

La crisis lleva a los consumidores británicos a vivir más el presente y a planificar menos su ocio futuro. Es lo que se desprende de un estudio elaborado por las consultoras británicas IMRG y eDigitalResearch.

Según recuerdan los autores de dicho estudio, tradicionalmente el período de vacaciones navideño era cuando los británicos aprovechaban para reservar sus vacaciones para el año siguiente.

En cambio, el 87% de los encuestados declaró que no hizo tal cosa durante la pasada Navidad.

Y sin embargo, durante las fiestas navideñas los comercios británicos estuvieron abarrotados y las ventas minoristas aumentaron, recuerda IMRG. Según apunta David Smith, director de operaciones de IMRG, nos encontramos frente un cambio en el comportamiento de compra de los consumidores.

"Está claro que ahora la gente prefiere gastar su dinero para obtener una satisfacción instantánea, en lugar de planificar sus vacaciones de verano en la playa", dice Smith.

Por tanto, añade este experto, "tenemos otro año duro por delante para la industria del viaje, así que es importante que las empresas sepan capturar el creciente mercado de reservas online de último minuto, con mejoras ofertas y una mejor navegabilidad".

En este sentido, IMRG advierte que las webs de reservas de numerosas empresas turísticas no están respondiendo a las expectativas de los consumidores ni funcionan con la suficiente fluidez para asegurar la venta. Además, "muchas personas que han querido comprar on line se han visto frustradas por un pobre apoyo telefónico y por e-mail".

Reducción del gasto

Según la encuesta llevada a cabo por IMRG y eDigitalResearch, uno de cada cuatro turistas del Reino Unido prevé reducir su gasto de vacaciones hasta un 50% en 2010.

Otro dato significativo arrojado por la encuesta es que el 48% de los potenciales viajeros declaran que muy probablemente acudirán a internet a la búsqueda de las mejores ofertas para ahorrarse dinero.

La firma IMRG sostiene que se está observando un cambio en la actitud de los consumidores británicos que, en lugar de planificar sus vacaciones con meses de anticipación, cada vez en mayor número optarán por esperar hasta el último momento y reservar on line.

Ya el año pasado, el número de consumidores británicos que reservó viajes a través de internet creció un 12%, según la encuesta de eDigitalResearch.

Cabe recordar que España recibió el año pasado 13,32 millones de turistas del Reino Unido, un 15,5% menos respecto a la temporada anterior.

Xavier Canalis (actualidad@hosteltur.com)
 
WTM 2009.jpgWTM 2009.jpg

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.