Spanair logra dar un giro a su situación financiera pero prevé perder este año 30 M €

El presidente de Spanair, Ferran Soriano, ha explicado ayer la nueva situación financiera de la empresa, gracias a los recientes acuerdos con nuevos inversores para asegurar la ampliación de capital y la suscripción de un crédito sindicado con la banca con garantías del Institut Català de Finances (ICF), dependiente de la Generalitat de Catalunya. Comienza la segunda etapa de la reestructuración de la aerolínea que lanzará a partir de abril diez nuevas rutas propias.

El año 2009 cerrará previsiblemente con unas pérdidas de 120 millones de euros y este año, con unos 30 millones en números rojos, pero confía en obtener un beneficio operativo de entre 5 y 10 millones en 2011 y de unos 30 millones en 2012.

Soriano afirmó que se da por finalizada la primera fase de la nueva Spanair. "Han sido diez meses de caos creativo y mucho esfuerzo y sacrificio", aludiendo al traslado de trabajadores de Palma de Mallorca a Barcelona, y recortes de empleo y sueldo, incluyendo a los colectivos de pilotos y tripulantes de cabina. Esta semana esperan cerrar otro acuerdo con los mecánicos y sobre la mesa está una reducción de personal del 10% con bajas voluntarias, disminución salarial y la entrada al capital de la compañía.

Nuevos accionistas

En el plazo de un mes o un mes y medio, los trabajadores que permanecen en la empresa se harán accionistas de Spanair, dentro de los acuerdos alcanzados en el marco del plan de reducción de costes. Además, se abrirá un proceso para que los miembros de la compañía puedan comprar acciones, algo que Soriano aseguró que hará. Según aseguró, su compromiso y el de su equipo con Spanair es "incondicional" y que, personalmente, seguirá hasta que el proceso esté completado en tres años.
  
El capital actual de Spanair, de 100 millones de euros, los aportan Catalana d'Iniciatives, Turismo de Barcelona, Volcat y Fira de Barcelona, con 80 millones, y la escandinava SAS, con 20 millones. La segunda etapa de la aerolínea se centra en una necesidad de otros 100 millones, de los que la mitad procederían de nuevos inversores y el resto del acuerdo de financiación con bancos y cajas. "El plan es viable", sentenció Soriano.

30 millones cubiertos
  
Ferran Soriano explicó que, en la actualidad, tienen identificados inversores que cubrirán 30 millones de euros, entre los que figuran nuevos empresarios, como los propietarios de Mediapro, y socios antiguos como la Fira. El ICF garantiza que, si no se alcanzan los 50 millones necesarios, inyectará los recursos necesarios. En este punto aclaró que el ICF no está otorgando un crédito ni una subvención o una inversión, "sino una garantía" y Spanair encontrará a los inversores.

La deuda actual de Spanair alcanza  de 149 millones y está cubierta con 129 millones ya aportados por SAS mediante créditos participativos y con 20 millones acordados en la compraventa y que se colocan ahora. Esta semana Spanair cerró un crédito sindicado con la banca a tres años que ascenderá hasta los 50 millones de euros, de los que 42 los aportarán las entidades y ocho millones a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO).
  
A pesar de este enorme apoyo financiero para que la compañía 'despegue' y logre la sostenibilidad económica, Soriano prevé una pérdidas para este año de 30 millones de euros, debido a la evolución de los primeros meses.

Nuevas rutas propias

Este año es de reestructuración y poner en marcha nuevas rutas europeas y mediterráneas. Por el momento, lanzarán diez nuevas rutas directas propias desde mediados de abril, con la intención de que sean vuelos permanentes. Se trata de conectar Barcelona con Marsella, Venecia, Zabreb, Belgrado, Estambul y Tel Aviv, además de la ruta Alicante-Málaga y las que unirán Málaga con Tánger, Nador y Marrakech.

También preparan rutas estacionales para el verano, como Málaga-Fuerteventura y no descartan aumentar las frecuencias en función de la demanda.
  
El plan de viabilidad incluye la reducción de la flota de 45 a 35 aparatos para economizar en gastos y personal de mantenimiento. Tampoco van a renovar algunos contratos de leasing que expiran. Entre 2010 y 2011, está prevista la sustitución de 17 aviones. De esta forma, la disminución de aviones es del 22%, mientras que el recorte de capacidad es del 5% de sus plazas, lo que supone una mejora en eficiencia, según Spanair.
 
Soriano concluyó ratificando que, una vez viable calculan que en 2012, será el momento de considerar la cotización de sus acciones en bolsa.

HOSTELTUR (transportes@hosteltur.com)
 
spanair-500x366.jpgspanair-500x366.jpg

Satellite El Prat 3 cais 400.JPGSatellite El Prat 3 cais 400.JPG

Satellite El Prat 3 cais 400.JPGSatellite El Prat 3 cais 400.JPG

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.