Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

El primer hotel de la reforma integral de la Playa de Palma reabrirá en abril

22 marzo, 2010
El Iberostar Royal Cupido reabrirá en abril después de seis meses de obras y será el primer hotel de la Playa de Palma en sumarse a la reforma integral que va a quitarle cincuenta años de encima a la zona turística más emblemática de Mallorca.
El establecimiento, construido en los años setenta es uno de los tres que tiene Iberostar en esta zona privilegiada de la Bahía de Palma y la cadena mallorquina quiere que sea el icono puntal de la reforma de la zona turística, al ser el primer proyecto que acomete la iniciativa privada.

Más de doscientos operarios trabajan en las obras del Royal Cupido, incluso de noche, para poder terminar a tiempo unos trabajos que siguen las directrices del plan de la Playa de Palma de intentar rebajar la carga de edificaciones. La reapertura está prevista en abril, según informa Efe.

En la reforma se eliminan plazas de aparcamiento y una decena de habitaciones -pasa de 179 a 168- haciendo primar la calidad sobre la cantidad, ya que en la sexta planta se han unificado los dormitorios de dos en dos para construir junior-suites más amplias.

Del gris del cemento se pasa al verde de los jardines y el blanco omnipresente que inunda el interior de las habitaciones. Hasta se han eliminado varias toneladas de hormigón para reemplazarlo por materiales más adecuados a los gustos y las exigencias del presentes, como son el cristal y la madera.

El cambio se percibe desde la propia fachada frontal que se ve desde el mar, y que pasa de estar configurada por hileras de balcones cuadrados de hormigón a una superficie acristalada e iluminada por leds. La fachada posterior, que no tenía ni una sola apertura, también se ha llenado de ventanas de distintas formas y tamaños.

Menos CO2 y más estrellas

Una de las novedades más significativas es que el hotel ganará eficiencia y respeto al medioambiente. "Reducirá un 50% las emisiones de CO2", con la aplicación de un plan de gestión que comienza con un mejor aislamiento del edificio y permitirá reducir el gasto en aire acondicionado y calefacción, y con una completa renovación de su maquinaria, como explica su director, Mateu Llobera, en declaraciones a Efe.

La reforma no es solo exterior. Cambia el propio alma del establecimiento, del clásico concepto vacacional de sol y playa a un nuevo hotel semi-urbano solo para adultos, un concepto casi inexistente en Palma, "atractivo para el viajero de city-break europeo", según explica el director de marketing de Iberostar para Europa, Oscar Mansilla.

"De este modo se aprovecha simultáneamente su cercanía al aeropuerto, que está a 5 minutos, y que esté ubicado en primera línea", añade.

Por eso cambia de imagen, gana una zona de spa de 400 metros cuadrados, jardines, metros de piscina hasta los 25 metros reglamentarios que demandan los deportistas, restaurantes y chill-out frente al mar, "para darle cierto contenido a la estancia". "La intención es convertirlo en un punto de referencia también local", añade Mansilla.

El presupuesto de la reforma, seis millones de euros, repercutirá levemente en los precios "con una subida de entre el 6 y el 7% en los dos primeros años", según explica el director del establecimiento. Pero el esfuerzo ya está repercutiendo para la temporada que está a punto de empezar y cuyas reservas "están yendo muy bien", dice Llobera. Como informó HOSTELTUR en febrero, de la cantidad total, un millón se acoge al préstamo de "preferencia" fijado en un interés del 1,5% gracias al Plan Renove.

También es cierto que las mejoras permitirán al Royal Cupido elevar su categoría de 3 a 4 estrellas, uno de los objetivos a conseguir en la Playa de Palma, donde se quiere pasar de la media ponderada de 2,7 estrellas en los establecimientos de la zona, a las 4 previstas como promedio.

La reforma del hotel responde fielmente a la filosofía del plan de reforma integral de la Playa de Palma, que define el consorcio constituido en 2005 por las cinco administraciones que participan en la descomunal obra (Gobierno central, Govern autonómico, Consell de Mallorca y ayuntamientos de Palma y Llucmajor): redefinir urbanísticamente la zona, embellecer el entorno urbano e introducir nuevos elementos para diversificar la oferta.

El Consorcio considera que "la consecución de los objetivos perseguidos depende, en gran parte, de la iniciativa privada empresarial y de las iniciativas de los particulares".

La obra del Royal Cupido es la manifestación de que es un hecho dicha implicación activa de la iniciativa privada en la modernización de una zona que durante 50 años ha aportado riqueza y empleo y que había entrado en declive.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.