Los tripulantes de cabina de Iberia vuelven a un referéndum por el convenio colectivo

Los tripulantes de cabina (TCP) de Iberia están volviendo a votar en referéndum el XVI convenio colectivo, después de que a finales del pasado mes de mayo fuera rechazado en una primera votación, según informó ayer el Sindicato de Tripulantes Auxiliares de Vuelo de Líneas Aéreas (Stavla) en un comunicado.

En aquella oportunidad, los 4.300 TCP de la aerolínea dijeron NO al preacuerdo alcanzado entre Iberia y los sindicatos CTA, Sitcpla y UGT, que no contaba con el apoyo de Stavla ni de CC OO.
  
Esta nueva votación constituye, a juicio de Stavla, un "burdo intento de justificar lo injustificable" refiriéndose a la inclusión de cuatro cambios en el articulado, de los que dos "se limitan a crear comisiones que estudien la aplicación de cesiones inasumibles", y los otros dos "cambian exactamente siete palabras de la redacción sin afectar para nada al contenido".
 
La organización sindical vuelve a denunciar lo que ha considerado "alteraciones" en la muestra de participantes del referéndum con la intención de asegurar el voto afirmativo como la imposibilidad de votar por correo, o la elección del centro de trabajo de los TCP de corto radio como centro de votación.
 
Según Stavla, en los primeros dos días de referéndum, se han cursado ya más de 1.000 votos frente a los 1.994 votos que se registraron en los cinco días que duró la anterior consulta. De ellos, 831 TCP votaron a favor del nuevo convenio y 1.128 lo hicieron en contra, mientras que se contabilizaron 14 votos nulos y 21 en blanco.

El preacuerdo de convenio

El preacuerdo sometido a votación contempla un incremento salarial en tablas del 2,5% para 2009, y el resto un 1,63%, hasta el 4,1% en un pago único, junto con los atrasos pendientes desde el 1 de enero de 2009.
  
Este incremento se fijó tras la huelga de cuatro días que los TCP secundaron el pasado invierno --26 y 27 de octubre y 10 y 11 de noviembre--, y que se saldó con más de 800 vuelos cancelados, unos 73.000 pasajeros afectados, y un coste diario de un millón de euros para la aerolínea.
  
Además, el convenio establece un aumento de horas de vuelo para dar salida a los nuevos destinos de larga distancia que Iberia está programando, lo que conllevaría la creación de 400 puestos de trabajo a partir del 1 de junio --230 de ellos con carácter indefinido--.
  
Por otro lado, 201 TCP, con edades comprendidas entre los 55 y 60 años, podrán acogerse de manera voluntaria al ERE o a la prejubilación, frente a las 177 prejubilaciones obligatorias que planteó Iberia en octubre. El objetivo es que alcance un mínimo de 130 trabajadores

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.