Diario 5329 23.07.2018 | 06:27
Hosteltur: Noticias de turismo
Piden al Gobierno que levante el estado de alarma

El 85% de los controladores firma el compromiso de garantizar el servicio

16 diciembre, 2010
El 85% de los controladores aéreos -1.600 de los casi 2.400 que tiene en plantilla Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena)- ha firmado una carta de intenciones por la que se garantiza la prestación del servicio de control, anunció ayer la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA). En contrapartida piden que se levante el estado de alarma.
Así lo anunció el presidente de la Unión Sindical de Controladores Aéreos, Camilo Cela, aseguró hoy que el sindicato ha hecho un llamamiento al colectivo para que se busque una forma de solucionar el conflicto, al tiempo que explicaba que el abandono de los puestos de trabajo fue una reacción "desesperada" por la aprobación del decreto ministerial.
 

Con las cartas firmadas sobre la mesa, el presidente de USCA ha querido “reafirmar públicamente una vez más nuestra apuesta por el diálogo y la negociación como formas de resolver este conflicto”.

Ha recalcado que los 1.600 controladores aéreos que han firmado el manifiesto, se comprometen de manera individual a "garantizar la continuidad del servicio" aéreo en las torres y centros de control de los aeropuertos españoles.

Expresó que la situación que llevó al Gobierno a decretar el estado de alarma "ya no existe" porque el servicio se está prestando "con normalidad" y solicitó que no se prorrogue este estado para que se pueda reanudar el diálogo con el Ejecutivo, argumentando que “el estado de alarma impide que se dé una negociación".

"No hubo abandono del trabajo"

Por su parte, el secretario general de USCA, Abel Hernández, ha asegurado que ningún controlador aéreo se levantó de su puesto de trabajo sin ampararse en la ley.

“Nadie hizo lo que es un abandono del servicio: desenchufarse y dejar los aviones en el aire. Manifiesto que las personas que tuvieron que retirarse de su puesto de trabajo, lo hicieron siguiendo el procedimiento establecido por Aena y revisado por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea”, refiriéndose al artículo 34.4 de la Ley de Navegación Aérea que permite que los controladores, si no se encuentran en condiciones saludables para desempeñar su puesto, se retiren.

"Innecesario el estado de alarma"

El secretario de Comunicación y uno de los portavoces de USCA, César Cabo, tras volver a pedir disculpas a los afectados por el parón del colectivo, dijo que el manifiesto debería ser garantía suficiente para que el Ejecutivo reconsiderase su decisión de continuar con el estado de alarma. "Es innecesario mantener el estado de alarma porque la garantía del servicio está por escrito", ha sostenido.

El manifiesto firmado por 1.600 controladores dice textualmente: “Mediante la presente carta, en mi condición de Controlador de Tránsito Aéreo, manifiesto que es y ha sido siempre mi voluntad, desempeñar las funciones profesionales que me son propias en el servicio de tránsito aéreo en los términos establecidos en la legislación vigente. Asimismo manifiesto que es mi voluntad, garantizar la continuidad de la prestación de dicho servicio, superando la situación actual y propiciando un clima que favorezca el diálogo social y la continuación de la negociación colectiva, así como el cumplimiento de los acuerdos previamente alcanzados entre las partes”.

La carta de intenciones que ha enviado USCA a sus afiliados para que apuesten por la negociación y la garantía de la seguridad del servicio, la están firmando estos trabajadores a título personal, aseguró Cela. USCA deja claro, en un comunicado leído por Cela, que lo que se pretende es llegar a retomar la negociación para alcanzar lo antes posible un acuerdo y la firma de un nuevo convenio colectivo.

Diana Ramón Vilarasau (transportes@hosteltur.com)
Noticias de transportes en twitter  
Noticias de Turismo en twitter
 

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.