A mediados de año se quebró la recuperación

Las agencias de viajes cierran un decepcionante 2010 marcado por desastres y conflictos

En primavera la nube de cenizas volcánicas, y en diciembre el conflicto de los controladores y el temporal en Europa, han venido a marcar un año que comenzó con signos de recuperación, pero que ha acabado siendo el peor de la crisis.

Agencia, resumen 2010, ND.jpgAgencia, resumen 2010, ND.jpg

Cuando acabó el nefasto 2009 muchos pensaron que lo peor había pasado. Tras las caídas de las ventas de las agencias de viajes por encima del 30%, se esperaba que en 2010 se tocara fondo. Pero lo cierto es que este año ha sido todavía peor.
 
Después de los primeros efectos de la crisis en la actividad de las agencias de viajes, a partir de mediados de 2008, y sobre todo en el otoño de ese año, 2009 se reveló como el año más traumático de la actual depresión, con caídas del BSP cercanas al 20%, y por encima del 30% en el total de las ventas para la mayoría de las agencias de viajes.
 
Y es que, sin 2008 acabó con el cierre de unas 800 oficinas, en 2009 esa cifra se duplicó, y el sector de la distribución asistió a los efectos negativos más significativos y prolongados de su joven historia.  
 
Espejismo de recuperación
 
Con esas caídas porcentuales de dos dígitos, eran muchos los que pensaban que las cosas no podían ir peor, y que en 2010 se tocaría fondo, para comenzar una larga y lenta recuperación. Y así fue durante los primeros meses del año, en los que las cifras de actividad apuntaban tímidos pero ciertos crecimientos, a imagen de lo que estaba ocurriendo en mayor medida en los mercados vecinos europeos, en los que efectivamente 2010 ha cerrado con crecimiento sobre 2009.
 
Pero llegó la primavera, y lo que hasta ese momento era recuperación se convirtió en un espejismo. Después de crecimientos constantes del BSP hasta mayo, las ventas comenzaron a descender y el acumulado anual hasta noviembre arroja un descenso del 1%. Aquella inflexión a la baja se produjo prácticamente coincidiendo con el efecto de la nube volcánica en los viajes en Europa.  
 
Como los años anteriores, el verano vino a traer un balón de oxígeno al sector, pero –también como los últimos dos años- el otoño fue nefasto. El año que ahora termina ha registrado otros 1.500 cierres, lo que eleva a cerca de 4.000 el número de oficinas que cerraron sus puertas desde 2008, y que ha dejado en el desempleo un saldo de más de 1.600 agentes de viajes en 2010.

Agencia, resumen 2010,, dentro.jpgAgencia, resumen 2010,, dentro.jpg

 
Un diciembre para olvidar
 
Y el remate de este frustrante año se ha producido este diciembre. Primero el conflicto de los controladores, echando por tierras las expectativas del puente más importante del año. Y como triste colofón, el efecto en las ventas a destinos de media distancia de las nevadas que han sembrado el caos en los aeropuertos europeos.  
 
No obstante, algunos segmentos de actividad, como el business travel, y las grandes agencias, están acabando el año con una tímida recuperación que les hace pensar en un 2011 que marque el fin de la travesía del desierto.
 
José Manuel de la Rosa (josemanuel.delarosa@hosteltur.com)
Noticias de Agencias de Viajes en Twitter
Turismo en Twitter

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.