Cinco claves para disminuir la resistencia a la transformación digital

Un post de Ana María Pittaluga Quevedo, en Hoteles y alojamientos

07 de Mayo del 2018

0

La transformación digital se hace necesaria hoy en día, en todo tipo de industria. En el sector hotelero, es parte de la oferta personalizada que exigen las nuevas tendencias de clientes y de mercado. Pero esta nueva era digital, no solo conlleva cambios a nivel de herramientas tecnológicas con las que debemos contar, también es necesario automatizar internamente los procesos de la empresa, para que haya concordancia y fluidez en la operación, y eso muchas veces causa temor y resistencia por parte de los empleados.

Para garantizar que este proceso de transformación digital dentro de tu hotel, ocurra de forma progresiva y exitosa, es necesario que exista un plan estratégico, donde la automatización sea un factor clave para el éxito y una ventaja competitiva.

Pero también, es importante que forme parte de la Cultura de la organización, estableciendo las estructuras necesarias a nivel de valores, comunicación y liderazgo, que soporten esta transformación; transmitiendo y enseñando a todo el personal del hotel, que en la medida que la empresa evolucione digitalmente en sus procesos, la gestión operativa será mucho más eficiente y óptima, en consecuencia, la jornada laboral para cada empleado, será también mucho más efectiva y sobre todo, potenciará la calidad del servicio frente a los clientes.

Si cuentas con las herramientas tecnológicas para mejorar tu producto y servicio, no se podrán aprovechar al máximo y de forma correcta, logrando los resultados esperados; si el talento humano no está conectado con esta realidad. El reto es lograr que la gente asuma el cambio, de que hay mejores formas de hacer las cosas que lo que se aprendió hace 10 años o más, de forma natural y progresiva. Re-aprender lo aprendido.

Habrá un grupo que comprará la idea a la primera instancia porque preferirá eso por crecimiento personal y profesional que perder su trabajo. Habrá otro grupo que radicalmente se oponga porque le da miedo ser sustituido por la tecnología y dejar de ser indispensable. Y habrá otro grupo, que se queda en el medio, dando la impresión de aceptación de los nuevos métodos pero no los ejecuta por completo, y por el contrario sabotea el cambio silenciosamente.

Es allí cuando los propietarios se encuentran en un callejón sin salida, pierden la confianza en la tecnología y en sus colaboradores. Y la solución se centra en desarrollar las capacidades tanto de gerentes, jefes como del personal base, a través de la formación y refuerzo de los siguientes aspectos:

  • Prepararse para el manejo del cambio: todo cambio trae miedos, incertidumbre y dudas. Salir de la zona de confort, no es asumida por cada persona de la misma forma. La manera de superar esos miedos, es tomando conciencia de ellos, conversando en equipo de las virtudes y riesgos de no adaptarse a tiempo a los cambios. Debatiendo los diferentes escenarios y variables, tomando en cuenta esas opiniones y retroalimentación dentro del proceso de cambio.
  • Modelos Mentales Flexibles: todo cambio efectivo en una organización es primero un cambio en los modelos mentales de su gente, es decir, un cambio de mentalidad. Dar la bienvenida a la diversidad y la inestabilidad es una condición para fomentar la innovación y creatividad. Responder bien y a tiempo a los cambios del mercado, como principio básico; y buscar las diferencias sostenibles como foco estratégico. Estas serían algunas de las principales características de lo que se denomina un cambio de mentalidad o modelos mentales flexibles. Fomentar estas capacidades en nuestros equipos de trabajo, será clave para que vayan asumiendo los nuevos retos con mayor apertura.
  • Comunicación y trabajo en equipo: tener una comunicación abierta y fluida entre los miembros del equipo, trabajar en conjunto de forma planificada, en cómo asumir y adaptarse a cambios como la digitalización y automatización de nuestros procesos, los cuales deben se integrados dentro de la visión y la cultura de la empresa, será la vía para disminuir el impacto al cambio, logrando que se produzcan de forma más amigable y menos traumática para los miembros de la organización.
  • Liderazgo: es de vital importancia que haya un buen liderazgo, que sea participativo y congruente con las acciones a tomar en el proceso de cambio. Que transmita confianza y que los nuevos procesos a implementar sean flexibles y susceptibles de mejoras a futuro.

Estamos en presencia de una era digital que avanza muy rápido, resistirnos a los cambios que esto conlleva no es una decisión inteligente si queremos seguir existiendo en la industria. Pero la forma cómo lo hagamos y cómo lo asumamos, es lo que hará de este proceso un camino exitoso. La tecnología no debe sustituir ni disminuir la humanización de nuestros servicios, esa capacidad que tenemos las personas de transmitir a través del contacto humano y sus emociones, la marca que representamos. Esa es la experiencia que conquistará genuinamente a nuestros clientes, la tecnología puede ser tu aliada en este proceso de transformación digital.

Ana María Pittaluga

Consultora de la industria hotelera con más de 20 años de experiencia liderando planes de innovación empresarial y desarrollo negocios en Latinoamérica.

http://www.anapittaluga.com

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.