Diario 6061 25.11.2020 | 15:39
Hosteltur: Noticias de turismo
Por hosteltur-np-100, en Innovación

El ministro Montilla advierte sobre "el desajuste" entre la oferta de turismo cultural y su escasa demanda

20 julio, 2004

"¿Cuál es la imagen que España ofrece respecto al turismo urbano y cultural?", se preguntaba el ministro de Industria, Turismo y Comercio, José Montilla, en su discurso de clausura del "Pacto por el turismo en Sevilla", la semana pasada. El ministro ofrecía varias pistas. "España tiene una óptima imagen turística en cuanto a aspectos tales como la belleza de los paisajes, la calidad de las playas, el trato humano, la sensación de relajación y libertad, o la relación calidad-precio. Además, un dato muy llamativo es que el turista cultural en España muestra un elevado nivel de satisfacción respecto al viaje: el 84% de los encuestados manifiesta que el viaje ha superado sus expectativas. Pero por el contrario, mientras nuestra cuota en el turismo europeo que busca sol y playa es de un 32%, únicamente alcanzamos el 8% en lo que al turismo cultural se refiere". "Además", continuaba Montilla, "apenas un 30% de los encuestados en nuestros principales mercados de origen europeo consideran que España está entre los destinos con mayor oferta cultural, frente al 55% que señalan Italia o el 41% que mencionan Francia y Grecia", ante loa cual el ministro ponía en evidencia el "claro desajuste a la baja entre los turistas que deberíamos recibir en función de nuestro patrimonio y del nivel de satisfacción que podemos ofrecer, por una parte, y la imagen que ofrecemos y nuestra participación real en el mercado europeo, por otra". PROMOCIÖN.- Montilla considera fundamental que "una vez que se cuenta con la oferta, los productos y los servicios, hay que darlos a conocer. La promoción turística de la ciudad y la comunicación de su imagen resultan esenciales para atraer a los visitantes. En este caso, respecto al turismo cultural y urbano, todavía nos queda un amplio margen por recorrer respecto a nuestros competidores europeos". Y sobre el potencial de este mercado, Montilla indicaba que "todos estos elementos evidencian la existencia de un mercado aún por explotar en nuestro país, que, además, puede resultar especialmente positivo en términos económicos. En primer lugar, porque el gasto medio diario del turista cultural es de 77,72 euros, casi el doble que el gasto medio diario del turista medio. En segundo lugar, porque el perfil del turista cultural tipo tiene un nivel de estudios alto y un poder adquisitivo medio y medio alto. Y por último, porque es un colectivo de todas las edades, que viaja sobre todo en pareja y que presenta un buen nivel de repetición". Como soluciones ante este desequilibrio, Montilla considera que "rentabilizar adecuadamente la existencia de este nicho de mercado requiere reorientar nuestra oferta turística hacia el turista cultural, para lo cual es preciso conocer sus preferencias, expectativas y modos de organización de los viajes". Montilla apuntó que los principales retos para impulsar el turismo cultural eran "en primer lugar, convertir recursos en productos, y productos en oferta. Porque la existencia de recursos culturales es condición necesaria pero no suficiente para el Turismo urbano y cultural. Para que el recurso cultural pueda ser objeto de consumo turístico, es necesario hacerlo accesible para su uso y disfrute por el público, transformándolo en producto turístico cultural". Asimismo, incidía en que "no es suficiente con explotar la visita al patrimonio urbano que se posee. Es esencial también generar oferta a través de la programación de acontecimientos culturales tales como exposiciones, festivales, eventos, u otros". En cuanto al papel del sector privado, Montilla indicó que "lógicamente, el turista no consume sólo servicios públicos, sino también y sobre todo, servicios privados. En este sentido, resulta esencial que el empresariado de la ciudad trabaje para contar con una oferta turística de calidad para satisfacer las necesidades del turista: cama, mesa y ocio". Estos servicios, su calidad, y su relación calidad-precio, determinan en una parte importante la satisfacción de la experiencia turística y por tanto también el éxito de un destino". (José Manuel de la Rosa / HOSTELTUR) (delarosa@hosteltur.com)