Hosteltur: Noticias de turismo
Por hosteltur-np-100, en Innovación

EEUU: La OMT presenta un "Código de Conducta" destinado al sector turístico para proteger a los niños frente al turismo sexual

27 abril, 2004

Asestando un duro golpe al negocio del turismo sexual que atrapa en sus redes a decenas de miles de niños, UNICEF se ha unido a la Organización Mundial del Turismo (OMT) y al grupo internacional de sensibilización social ECPAT (End Child Prostitution, Child Pornography and the Trafficking of Children for Sexual Purposes) para lanzar un nuevo "Código de Conducta" destinado al sector norteamericano de los viajes, informa la OMT, que especifica que el código está concebido para proteger a los niños de la explotación sexual con fines comerciales. Según un informe reciente de ECPAT, se calcula que un 25 por ciento de los turistas sexuales fuera de los Estados Unidos son estadounidenses. En 1995, la Business Week Magazine publicó que en Estados Unidos había al menos 25 empresas de viajes de carácter sexual. "El papel del sector turístico es fundamental en la lucha contra la explotación sexual con fines comerciales", afirma la directora ejecutiva de UNICEF, Carol Bellamy. "No podemos seguir mirando hacia otro lado cuando hay miembros de nuestras propias comunidades que están abusando de los niños de las formas más impensables. Existen individuos de la peor especie. No sólo muestran un desprecio cruel por la dignidad humana, sino que lo hacen con total impunidad". "Para que la respuesta a la explotación sexual de niños sea eficaz es preciso coordinar y unificar los esfuerzos a todos los niveles", subrayó el secretario general adjunto de la OMT, Dawid de Villiers, quien recordó que este Código de Conducta está estrechamente ligado al Código Ético Mundial para el Turismo y al recientemente creado Comité Mundial de Ética del Turismo, componentes esenciales de la OMT. En todo el mundo, cada vez son más los niños que se convierten en víctima de la explotación sexual con fines comerciales. Se calcula que dos millones de niños, la mayoría muchachas, aunque también hay un número significativo de varones, forman parte del negocio del sexo, un negocio que mueve miles de millones de dólares. Aproximadamente un tercio de las personas dedicadas a la prostitución en Camboya son menores de edad. El organismo que se ocupa de los servicios sociales en México afirma que hay más de 16.000 niños dedicados a la prostitución, sobre todo en los destinos turísticos. Para combatir este problema creciente, numerosos países han aprobado leyes que consideran delito viajar a otro país para mantener relaciones sexuales con menores. El pasado mes de febrero, el Fiscal General del Estado de Nueva York, Eliot Spitzer, decretó el cierre de una agencia de viajes de esa ciudad, Big Apple Oriental Tours, acusada de organizar "vacaciones" en países extranjeros donde se podía disfrutar de sexo con niñas. Spitzer dictó a continuación un auto de procesamiento de los propietarios de Big Apple Oriental Tours. Se trata del primer auto de procesamiento de una empresa de viajes sexuales radicada en Estados Unidos. "Es responsabilidad de todos proteger a los niños de la explotación sexual con fines comerciales", señaló Carol Smolenski, directora de ECPAT en Estados Unidos. "El Código es un ejemplo perfecto de lo que las empresas de viajes pueden hacer para construir un entorno protector para los niños". Más de cincuenta tuuroperadores y sus asociaciones, hoteles y agencias de viajes han hecho suyo el código y ofrecen información sobre la explotación sexual con fines comerciales a unos 30 millones de turistas. Para ello se recurre a anuncios proyectados durante los vuelos, folletos distribuidos en los hoteles, anuncios introducidos en los billetes, páginas web y catálogos. Con la firma del Código, el sector de la hostelería y los viajes se compromete a: Establecer una política corporativa ética en contra de la explotación sexual de los niños; Formar al personal en los países en los que se explota a los niños; Introducir una cláusula en los contratos con sus proveedores en la que declaren su rechazo común a la explotación sexual de niños; Ofrecer información a los viajeros sobre la explotación sexual de niños; Proporcionar información a los agentes locales "clave" en cada destino; Informar anualmente. "Todos debemos colaborar", apremió Bellamy, "tanto los profesionales del turismo como los profesionales del Derecho, los educadores y la comunidad internacional, para que los destinos turísticos sean lugares seguros para los niños. Todos saldremos ganando. Mostrarse firme en la lucha contra el turismo sexual que afecta a los niños atraerá a aquellos consumidores que buscan operadores turísticos éticos". En la presentación, participaron además Su Majestad la Reina Silvia de Suecia, y John Miller, consejero del Secretario de Estado sobre la Trata de Personas. (HOSTELTUR) (redacción@hosteltur.com)