Diario 5457 19.12.2018 | 00:04
Hosteltur: Noticias de turismo
Por hosteltur-np-100, en Innovación

El Gobierno balear promete recuperar los 10,5 millones de turistas que venían en 1999

3 julio, 2003

El Govern quiere recuperar el número de turistas de hace cuatro años, cuando se alcanzó la cifra de 10,5 millones de turistas. Pero mucho más importante que recuperar a los turistas perdidos es romper la estacionalidad, excesivamente dependiente de los meses de verano. «Quiero volver a las cifras de 1999, pero con turistas repartidos durante todo el año», enfatizó ayer el conseller de Turismo, Joan Flaquer, en su primera declaración de intenciones tras asumir, de nuevo, la gestión turística de Baleares. Flaquer resaltó la importancia de volcarse «en los servicios» y, en esta línea, argumentó que la gente debería irse «encantada». Para ello, no dudó en citar las tareas de limpieza y de seguridad ciudadana como objetivos imprescindibles e irrenunciables en la campaña turística de este año. Por otra parte, pero en la línea de fomentar el sector turístico, el gobierno surgido de las urnas el pasado 25 de mayo defenderá el binomio turismo-medioambiente ya que se considera «necesario» para su supervivencia. Y por ello, no desaparecerán las inversiones en medioambiente. Flaquer no pudo desvelar en qué momento eliminará el Govern la tasa que grava las pernoctaciones hoteleras, la ecotasa, aunque aseguró que así se hará «ya que es un compromiso electoral del propio Matas». Sin embargo, su eliminación no conduce a anular su filosofía: invertir en medioambiente. Flaquer dejó claro que no se trata de adquirir patrimonio que nada tiene que ver con el medioambiente o el turismo. Se refería a la adquisición de inmuebles en Palma con fondos de la ecotasa. Flaquer no cuestionó la compra de edificios emblemáticos, «pero no pagados con este concepto impositivo». El conseller de Turismo y portavoz aseguró que «las cosas que el Pacto hizo bien continuarán, tal y como dijo el presidente en el discurso de toma de posesión de los miembros del nuevo gobierno. Pero las que se hicieron mal, se cambiarán. Y en este paquete está, precisamente, la compra de inmuebles con la ecotasa». Lo que, por el momento, el Govern tiene claro es que quiere «diálogo y consenso» y no tomará ninguna decisión sobre ella hasta que no se constituya la Mesa del Turismo, en cuyo foro «se hablará sobre el tema». En dicha Mesa estarán representados todos los sectores que tienen algo que decir en turismo y en la que no faltarán empresarios y sindicatos. Según se desprende de las palabras del portavoz del Govern, éste asumirá el compromiso de derogarla pero no descarta que se pueda diseñar una nueva fórmula, con el consenso de la Mesa del Turismo, que permita obtener fondos para invertir en medioambiente y en la mejora del turismo. El portavoz del Govern, Joan Flaquer, aseguró que el nuevo Ejecutivo «no tiene planteada» ninguna alternativa a la probable retirada de la ecotasa pero garantizó que las inversiones medioambientales que se han realizado hasta ahora con el impuesto se mantendrán o incluso se incrementarán. De otro lado, Flaquer aseguró que estaba dispuesto a no mantener algunas de las actuaciones de la etapa de Celestí Alomar al frente de la Conselleria de Turismo: «No todo lo que han hecho ha estado mal», aclaró. Y puso como ejemplo, la campaña de cambio de imagen corporativa de las Islas: «En principio prefiero mantenerlo». Flaquer también insistió en que el prefería «seguir adelante» y «no perder ni un sólo minuto en mirar papeles». En otro orden de cosas, cinco altos cargos del equipo de confianza del ex conseller de Turismo, Celestí Alomar, se niegan a dimitir de sus responsabilidades políticas. Según pudo saber EL MUNDO / El Día de Baleares, estos cargos tienen contrato de alta dirección con la Conselleria de Turismo hasta finales de agosto y están dispuestos a aferrarse a su silla. El caso más especial es el de la todavía gerente de Ibatur, Tiffany Blackman, quien, al no dimitir de su cargo, está bloqueando el trabajo de Juan Carlos Alía, nombrado gerente de Ibatur por el conseller Flaquer, quien todavía se encuentra con la incógnita si su despacho de Ibatur estará desocupado por Blackman antes del próximo lunes, en principio la fecha de incorporación de Juan Carlos Alía en la gerencia de Ibatur. No sólo Blackman se niega a dimitir de su cargo. Los otros altos cargos son Eva Subirats, directora general del Instituto para la Calidad Turística; Carmen Bon Nin, directora general del Citib; Jesús Sánchez, gerente de Diversidad 21; Guillem Frontera, de Fundación Balear 21. (A.R./D.F., diario El Mundo/El Día de Baleares, 03/07/03) 

Más sobre Innovación

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.