Diario 5450 10.12.2018 | 13:47
Hosteltur: Noticias de turismo
Por hosteltur-np-100, en Innovación

Prioridades del presidente electo de Baleares para Palma: la cuña verde y el Palacio de Congresos

2 junio, 2003

El nuevo Govern de Jaume Matas se propone relanzar a nivel internacional la imagen de Palma. Además de sentar las bases de una nueva política turística que impulse el principal activo económico de Baleares, una de las piedras angulares y de los compromisos ineludibles de Matas para la próxima legislatura, será la construcción de un Palacio de Congresos en la capital balear. Un proyecto ya histórico, alabado por todas las fuerzas políticas de Baleares, pero que, hasta la fecha, nadie se ha atrevido a poner en pie. Según ha podido saber este diario, el nuevo ejecutivo autonómico de Jaume Matas ha apostado para que la próxima legislatura el proyecto sea una realidad. La gran novedad es que esta infraestructura, que colocará a Palma en primera línea del turismo empresarial a nivel internacional, no se levantará en los terrenos que hasta hoy eran más factibles para ejecutarlo, Polígono de Levante, tal y como se recoge en el Plan General. Los «populares» quieren un emplazamiento más emblemático para esta obra arquitectónica que, a día de hoy, tiene dos lugares en Palma como posibles sedes: Porto Pi, en la zona verde que conforman los depósitos de la Compañía Logística de Hidrocarburos (CLH) y el Moll Vell. Los dos emplazamiento en plena fachada marítima palmesana y con accesos factibles. El primero de los lugares, Porto Pi, es el preferido por todos, aunque para construir este edificio se tendrá que emprender un proceso de recalificación de los terrenos afectados de propiedad municipal. Otra de las zonas que, en principio, se barajaron, Platja de Palma, aparece hoy con muy pocas opciones. Pero la construcción de un Palacio de Congresos no será la única obra de envergadura que el nuevo Govern se compromete a impulsar en Palma. El futuro pulmón verde palmesano, la popular Cuña Verde, recibirá ahora un impulso definitivo desde las arcas autonómicas. Algo lógico, si tenemos en cuenta que Jaume Matas, siendo ministro de Medio Ambiente, rubricó una ayuda de 15 millones de euros de las arcas estatales para este proyecto urbanístico. Con este dinero, el Ayuntamiento de Palma podrá dar comienzo a la ejecución de estas obras en un plazo no inferior a dos o tres meses. Cort está redactando ahora el pliego de condiciones que regirá el concurso de adjudicación de esta zona verde de más de 200.000 metros cuadrados y que, en principio, afectará a la mitad de los terrenos, los más próximo al Camí de Jesús. (I.R., diario El Mundo-El Día de Baleares, 02/06/03) 

Más sobre Innovación

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.