Diario 5566 24.04.2019 | 17:59
Hosteltur: Noticias de turismo
Por Adrian Pereira, en Transportes

Movo: de empezar en un garaje a operar en cinco países en menos de un año

5 abril, 2019 (11:34:35)
Imagen nota de prensa Hosteltur

La compañía de micromovilidad MOVO consiguió poner en marcha su negocio en pocos meses con la ayuda de la plataforma de Adyen. Hoy tiene más de 500 motos eléctricas en Madrid además de patinetes y opera en cuatro países latinoamericanos con sus patinetes eléctricos.

MOVO comenzó su andadura en un garaje en el barrio madrileño de Prosperidad. Dedicada al sector de sharing que tanto crecimiento está experimentando en los últimos meses, la compañia tenía el reto de poner en marcha su negocio en un tiempo récord y con los recursos propios de una startup. "No podíamos perder la oportunidad de convertirnos en un jugador de referencia en el sector de movilidad compartida que tanto impulso y crecimiento está experimentando en ciudades como Madrid", explica Álvaro Pellejero, fundador de la compañía. Nosotros entendemos a la perfección la necesidad de rapidez de MOVO: nuestra plataforma está hecha para simplificar y acelerar los pagos.

La herramienta clave del funcionamiento de las compañías de sharing es la app a través de la cual se registran, reservan y realizan los pagos de los vehículos en alquiler compartido, tanto scooters como patinetes eléctricos. "Necesitábamos disponer de una plataforma de pagos que se integrase sin fricciones con nuestra aplicación y nos asegurase una gestión unificada y segura de los pagos de nuestros usuarios -explica Pellejero -ya que en este sector tan competitivo un pequeño fallo en el servicio puede provocar que el usuario seleccione a otro competidor para cubrir sus necesidades de desplazamientos urbanos".

MOVO seleccionó nuestra plataforma de comercio unificado porque cumplía los tres requisitos principales que marcaban las necesidades de la compañía para lograr una puesta en marcha eficiente: tiempo, experiencia de usuario y escalabilidad.

Reto 1: tiempo

Poner en marcha un servicio de las características del de MOVO, en el que la eficacia y seguridad de los pagos a través de la app sean adecuadas no es sencillo. "Nos enfrentábamos a un proceso de integración complejo en el que Adyen nos ha acompañado desde el minuto uno, consiguiendo que nuestra aplicación estuviera en perfecto estado de integración y capacitada para procesar adecuadamente los pagos de nuestros usuarios", explica Álvaro Pellejero. Desde su lanzamiento en abril de 2018, MOVO está registrando un crecimiento del 60% mensual.

Reto 2: experiencia de usuario

En MOVO tenían muy claro que la experiencia de usuario es la clave del éxito de cualquier servicio que implique los pagos electrónicos y querían asegurarse de que este aspecto era prioridad también del proveedor que les ayudase en la implantación de la plataforma de pagos. "Para utilizar nuestro servicio el usuario tiene que introducir su tarjeta de crédito en la app. Este proceso puede llegar a ser complejo y requerir cierto tiempo y el cargo de una pequeña cantidad en la tarjeta para verificarla. Nosotros no queríamos que nuestros usuarios pasasen por ello". Gracias a nuestro sistema de verificación y tokenización el proceso de alta de las tarjetas es rápido y transparente para los usuarios, sin cargos adicionales ni necesidad de introducir de nuevo su medio de pago cuando éste caduca.

"Este aspecto puede ser esencial para el buen funcionamiento del negocio -explica Pellejero- ya que si caduca la tarjeta o se pierde y es sustituida por otra el sistema la reconoce automáticamente", añade.

Reto 3: escalabilidad

El crecimiento imparable del sector de sharing no se restringe únicamente a grandes ciudades europeas. En la mayoría de los países latinoamericanos, especialmente en las ciudades más pobladas, está experimentando un tremendo auge y ya son muchas las que disponen de cientos de vehículos de alquiler compartido para dar un servicio alternativo al vehículo de combustión y reducir así la contaminación.

Sin embargo, internacionalizar un negocio no es sencillo, especialmente por cuanto respecta a la gestión de los métodos de pago, ya que cada país tiene unos requisitos y unos procesos de aprobación y verificación. "Poder ampliar el servicio a tantos mercados como sea necesario sin tener que afrontar desarrollos e implantaciones adicionales de la plataforma de pagos ha sido esencial para nuestro negocio". Ahora MOVO está presente en Chile, Perú, Colombia y México con los patinetes eléctricos, y prepara para los próximos meses su expansión a otras ciudades, sin necesidad de inversiones adicionales en el área de gestión de pagos

Y por último, el fundador de MOVO destaca el asesoramiento que nuestros especialistas realizan durante todo el proceso, "formando y acompañando a la empresa para que no tenga que dedicar recursos adicionales a la correcta implantación y gestión de la plataforma de pagos", concluye.

Más sobre Transportes

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.