Diario 6030 21.10.2020 | 03:56
Hosteltur: Noticias de turismo
Por Agencia 6comunicació, en Economía

Un 40% menos de ocupación en los apartamentos turísticos de Girona por la COVID-19

La entidad lamenta que las administraciones hayan dado la espalda al sector 24 septiembre, 2020 (21:56:58)

La Asociación Turística de Apartamentos Costa Brava- Pirineo de Girona (ATA) ha hecho balance de una temporada que ha calificado de "muy corta" y "para olvidar". Durante los meses de julio y agosto el sector ha registrado ocupaciones que se han situado un 20% por debajo de las del año pasado debido a la falta de turismo extranjero. En las comarcas de Girona tiene un gran peso el turismo internacional y las restricciones de la movilidad y las cuarentenas impuestas por diferentes países a causa de la pandemia han impactado negativamente en el balance de la temporada que el sector iniciaba con cierto optimismo y con todas las medidas necesarias para garantizar la seguridad de los visitantes. La entidad considera que tampoco han ayudado los anuncios poco claros y concretos de las administraciones en relación a las medidas para contener el avance de la pandemia.

ATA considera que, a pesar de que los apartamentos turísticos se han percibido como uno de los alojamientos más seguros, en ningún caso se puede hacer una valoración positiva. Según los cálculos de la entidad la caída de la ocupación interanual ha sido del 40%. Hay que tener en cuenta que durante los meses de marzo, abril, mayo y junio los alojamientos tuvieron que cerrar debido al estado de alarma y de las restricciones de la movilidad. En este contexto, según la ATA, la temporada ha quedado reducida a sólo cinco semanas. El sector admite que no se esperaba que las restricciones de la movilidad fueran una constante durante todo el verano.

Ocupación julio y agosto

En concreto, y según los datos recogidos por la entidad a través de una encuesta realizada entre sus asociados, la ocupación en julio ha sido del 50% y en agosto al 66%; un 20% por debajo de los mismos meses del año pasado. La respuesta del cliente de proximidad (catalán y estatal y francés) ha sido buena, sobre todo en agosto, pero ha faltado el turista extranjero.

Las previsiones de reservas para este otoño e invierno no invitan al optimismo teniendo en cuenta la poca presencia de turistas extranjeros y las diferentes llamadas de Gobiernos europeos a no visitar nuestro país.

La Asociación destaca que el sector implementó las medidas necesarias para afrontar la temporada con todas las garantías de higiene y sanitarias y ha constatado que los turistas extranjeros tenían ganas de venir pero no lo han podido hacer debido a las restricciones de la movilidad. Los mensajes poco claros y concretos, y en ocasiones contradictorios y alarmistas de los Gobiernos, han acabado de descolocar y perjudicar al sector. La entidad considera que desde los Gobiernos no se ha sabido transmitir y explicar bien, para dar confianza a los países, la realidad que ni los alojamientos turísticos ni las actividades relacionadas con el turismo en la Costa Brava han sido foco de contagio de la pandemia y que esto se ha debido a las medidas de higiene y seguridad que se han tomado desde el sector. Un sector que se ha consolidado como una modalidad de turismo seguro ya que se trata de unidades de alojamiento individuales, que se han entregado al cliente con seguridad higiénica y que han dado total garantía de confianza a las familias. La entidad ha constatado que numerosos turistas han manifestado durante sus vacaciones sentirse más seguros en Cataluña que en sus países. El ATA se pregunta ¿de qué sirve ser en el espacio Schengen, la zona de libre circulación de personas, si precisamente la circulación es el primero que se ha prohibido en esta crisis sanitaria, generando en ocasiones una alarma sin justificar, en lugar de tomar otras medidas para contener el avance de la pandemia?

Falta de ayudas de las administraciones

La Asociación lamenta la falta de ayuda de las administraciones; "han dado la espalda al sector", aseguran desde la entidad que ha mostrado su preocupación por la próxima temporada. ATA insiste en reclamar ayudas directas al sector a fondo perdido para salvar las empresas turísticas. Además, mantiene que "tenemos un buen producto, alojamientos de gran calidad, y un territorio extraordinario" y considera que hay que poner en valor estos activos. Según la Asociación si la situación desde el punto de vista sanitario mejora en los próximos meses el sector turístico puede ser motor de la recuperación económica”.

Por otra parte, desde la Asociación se confía en que el nuevo titular de Empresa y Conocimiento, Ramon Tremosa, sea sensible con las demandas que hace el sector; y agradeció a su antecesora, Ángeles Chacón, el trabajo realizado y sobre todo haber estado al lado del sector turístico en estos momentos tan complicados.

Sobre la ATA

La Asociación Turística de Apartamentos Costa Brava- Pirineo de Girona (ATA) se constituyó el 8 de junio de 1993. La entidad agrupa 150 empresas gestoras y propietarios de apartamentos y villas de alquiler turístico legalizados y distribuidos por toda la Costa Brava, Interior y Pirineo de Girona. La Asociación está integrada por intermediarios y propietarios de viviendas de uso turístico y bloques de Apartamentos Turísticos. El total de plazas del sector en la demarcación es de 195.000, una cifra que representa el 45% del alojamiento turístico de las comarcas gerundenses. Durante el 2019 el sector generó 12.090.000 de pernoctaciones.

Más sobre Economía

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.