Diario 2031 26.05.2019 | 10:37
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición Latam. Viajó 4 años comprando con tarjetas robadas

Pasajero al borde del juicio oral por estafar a Aerolíneas Argentinas

21 octubre, 2016

Un hombre de 49 años, Martín Alejandro Fumarola, de profesión consultor informático y traductor, podría ir a juicio oral por defraudación en perjuicio de la administración pública, tras haber volado cuatro años en Aerolíneas Argentinas pagando con tarjetas y datos robados.

El juez Daniel Rafecas lo procesó en febrero por defraudación a la administración pública, delito que tiene una pena de 2 a 5 años de prisión y le dictó un embargo por 50.000 pesos. La semana pasada la Sala I de la Cámara Federal confirmó el fallo, por lo que ahora Fumarola quedó a instancias de ir a juicio oral.

Según detalló Infobae, este hombre hizo 26 viajes sin pagar durante cuatro años e incluso logró que Aerolíneas Argentinas lo incorpore como socio platino de “AR Plus”. Cuando la compañía de bandera descubrió la estafa y la denunció (2012), Fumarola se presento, reconoció la deuda –superior a los 30.000 pesos- y se comprometió a pagarla, siempre y cuando no le quitaran los puntos que había obtenido en sus vuelos.

Pasajero al borde del juicio oral por estafar a Aerolíneas Argentinas

El modus operandi era siempre el mismo: compraba en la web de Aerolíneas los fines de semana por la noche, en horarios en los que no hay personas controlando el sistema y las operaciones son automáticas, y a pocas horas de tomar el vuelo; pagaba con tarjetas de crédito de otras personas, emitidas en Argentina o el extranjero, y para poder utilizar el pasaje sí ponía su nombre real y número de documento.

En cada compra usaba tarjetas de crédito, correos electrónicos y números de teléfono diferentes. Además, compraba un solo tramo para no ser descubierto. La estafa se concretaba cuando los dueños de las tarjetas denunciaban una compra que no habían hecho, pero para ese entonces Fumarola ya había viajado.

La investigación, a la que accedió Infobae, muestra que la primera estafa fue el 24 de octubre de 2008, año en que compró siete pasajes. En 2009 fueron dos; siete en 2010; seis en 2011 y ocho en 2012. Su principal destino era Córdoba, donde vivía, y la suma total de los pasajes fue de 30.359, 58 pesos.

Si bien se comprobó que también compró tickets aéreos en LAN, Lufthansa y Air Canada, estos no forman parte de la causa que podrían dejarlo en prisión.

Nota de referencia aquí

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.