Diario 2175 13.12.2019 | 07:18
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición Latam. Anuncio histórico de Obama y Raúl Castro

Cuba y EE.UU. acuerdan normalizar viajes entre ambos países

Mercado estadounidense podría ser clave para despegue del turismo en la isla 17 diciembre, 2014

La flexibilización de las restricciones a los viajes y el comercio entre EE.UU. y Cuba, así como a las remesas que reciben los cubanos desde territorio estadounidense, son algunas de las medidas que negociarán los gobiernos de ambos países, según anunciaron ayer en simultáneo los presidentes Barack Obama y Raúl Castro.

Un intercambio de prisioneros –episodio digno de la Guerra Fría- fue el prólogo en la mañana para lo que unas horas después se convertiría en una jornada histórica: Estados Unidos y Cuba retomarán relaciones diplomáticas tras más de 50 años

Barack Obama y Raúl Castro hablaron este lunes por teléfono para cerrar el acuerdo por el que ambos países se han comprometido a iniciar un diálogo para restablecer sus relaciones diplomáticas, según confirmaron ambos líderes en anuncios simultáneos en la tarde de este miércoles, por cadena de televisión.

Las conversaciones secretas entre las delegaciones gubernamentales de ambos países para explorar la normalización de las relaciones comenzaron hace 18 meses y que Canadá acogió la mayoría de las reuniones.

El expresidente cubano Fidel Castro "no participó en las discusiones" de forma directa, pero sí autorizó a su equipo a negociar.

Raúl Castro estrechó la mano de Barack Obama en los funerales de Mandela, en un gesto inesperado: ahora anunciaron negociaciones para reestablecer relaciones.
Raúl Castro estrechó la mano de Barack Obama en los funerales de Mandela, en un gesto inesperado: ahora anunciaron negociaciones para reestablecer relaciones.

El Vaticano también facilitó los contactos, recibiendo a delegaciones de los dos países, y el papa Francisco se involucró personalmente en las negociaciones con el envío de cartas a Obama y a Raúl Castro, en las que abogaba por la liberación del estadounidense Alan Gross y de los tres espías cubanos presos en EE.UU.

Ambos países se han comprometido a iniciar un diálogo sobre el restablecimiento de sus relaciones diplomáticas que incluirá la apertura, dentro de unos meses, de embajadas en La Habana y Washington.

La decisión de Obama supondrá el cambio más significativo en la política estadounidense hacia Cuba "en más de cincuenta años", pues el presidente de EE.UU. cree que las medidas de acercamiento a Cuba son "una herramienta mejor que el aislamiento" al que se ha sometido a la isla en las últimas décadas.

Expectativa en la industria del turismo

El anuncio por el presidente Barack Obama de planes de reestablecer relaciones diplomáticas con la isla caribeña no significa que el país va estar abierto repentinamente al turismo estadounidense. Pero sí da esperanzas a aerolíneas, cadenas hoteleras y compañías de cruceros esperanzas de que pronto podrán llevar turistas a Cuba.

"Cuba es el mayor país en el Caribe, así que hay algunas posibilidades alentadoras", dijo Roger Frizzell, portavoz de Carnival Corporation citado por la agencia AP. "El país tiene ya cierta infraestructura para cruceros, junto con varios puertos, así que ofrece un gran potencial, pero hay otros asuntos que tienen que estudiarse si se abre ese mercado", indicó.

Varias compañías internacionales –en particular españolas- operan en Cuba. Por ejemplo, la cadena hotelera española Meliá tiene 26 propiedades en el país.

A la vez, durante años, aerolíneas estadunidenses han estado probando sutilmente la isla.

Aunque la mayoría de los estadounidenses tienen prohibido viajar a Cuba y gastar dinero allí, familiares cercanos de cubanos, académicos y personas con programas culturales acreditados pueden visitar la isla. Y existe un pequeño pero sólido negocio de transporte de personas a Cuba.

Uno de los destinos más atractivos del Caribe se abrirá paulatinamente al turismo estadounidense, según se espera. #shu#
Uno de los destinos más atractivos del Caribe se abrirá paulatinamente al turismo estadounidense, según se espera. Imagen Shutterstock

La mayoría de los operadores son pequeñas agencias de viaje en el área de Miami con nombres como Alina's Travel Co. y Gina's Travel Services. Esos agentes fletan aviones de compañías como American Airlines para transportar a los grupos, detalló AP, indicando que unos 170.000 viajeros autorizados hicieron la travesía el año pasado, según el Departamento de Comercio.

American Airlines domina muchas de las rutas a Latinoamérica desde su base en Miami. Mantiene vuelos fletados a Cuba dese hace 15 años, dijo Martha Pantin. La compañía opera ahora de 12 a 14 vuelos semanales desde Miami a La Habana, Holguín, Santa Clara y Cienfuegos, y desde Tampa hasta La Habana y Holguín.

JetBlue Airways comenzó vuelos fletados a la isla en septiembre del 2011 con destino a La Habana y Santa Clara. “Queremos prepararnos y entender cómo se opera en ese país. Qué sucede con las piezas, cuarentenas, tripulaciones", dijo el director ejecutivo de JetBlue, David Barger en conversación el año pasado con The Associated Press.

El director ejecutivo del portal de viajes Orbitz dijo el miércoles que espera que la decisión abra el camino para viajes entre Cuba y Estados Unidos para ciudadanos de los dos países.

"Esperamos que llegue el día —con suerte muy pronto — cuando todos los estadounidenses tengan la oportunidad de viajar a Cuba", dijo Barney Harford en una declaración.

CLAVES

Las medidas anunciadas por la Casa Blanca se estructuran en varios ejes, apuntados a continuación.

Restablecimiento de relaciones diplomáticas, rotas desde enero de 1961. El presidente Barack Obama tiene la intención de reabrir la embajada de EEUU en La Habana.

Facilitación de los viajes desde EEUU a Cuba. El gobierno estadounidense dará permiso a sus ciudadanos para viajar a la isla caribeña en una docena de casos: visitas familiares; viajes oficiales de organizaciones internacionales; periodistas; investigadores; organizadores de reuniones; actividades educativas; actividades religiosas; actuaciones públicas, workshops y competiciones deportivas; actividades de apoyo a la población cubana y proyectos humanitarios; actividades de fundaciones privadas, de investigación o educativas; exportación e importación.

Autorización de venta de determinados productos y servicios de EEUU a Cuba. Esta medida trata de impulsar el emergente sector privado cubano, según ha informado la Casa Blanca.

Autorización a ciudadanos estadounidenses a importar productos de Cuba. Los viajeros que vuelvan de la isla podrán traer adquisiciones por valor de 400 dólares, o de 100 dólares en caso de tabaco y alcohol juntos.

Esfuerzos para promover el acceso a la información de los cubanos. Según la Casa Blanca, el acceso a internet en la isla sólo llega al 5% de la población. Los proveedores de telecomunicaciones interesados recibirán permiso para operar en la isla.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.