Diario 2174 11.12.2019 | 14:07
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición Latam. Apuntan a la Administración de Seguridad en el Transporte

Aeropuertos de EEUU se quejan de que seguridad enlentece trámites

13 marzo, 2016

Aeropuertos de Estados Unidos han criticado explícitamente a la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA) por el enlentecimiento de los trámites y las largas filas que deben soportar los pasajeros.

Varias terminales aéreas estadounidenses han perdido la paciencia con los procedimientos que lleva adelante la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA): además de hacer controles estrictos a los viajeros, el personal se ha reducido. Esto ha derivado en que las filas a las que sometidos los pasajeros en toda la nación son cada vez más largas y lentas.

El primer aeropuerto en expresar críticas fue el de Atlanta, uno de los más activos del país.

Ahora, en la víspera de los viajes de primavera, la terminal de Seattle-Tacoma advirtió a los pasajeros que “esperen más tiempo porque el personal de TSA no mantiene el ritmo con el volumen de pasajeros”. Al mensaje en la red social Twitter añadió el hashtag #packyourpatience (empaca tu paciencia).

Otro aeropuerto que considera que la situación ha llegado al límite de la tolerancia es el de Minneapolis-St Paul.

Aeropuertos de EEUU se quejan de que seguridad enlentece trámites

El director de la agencia que lo maneja, Jeffrey Hamiel, envió una carta al director de TSA, Peter Neffenger, en la que hizo pública su preocupación en cuanto al número de personal en la zona de inspección. Según Hamiel, el tráfico en Minneapolis aumentó 10% desde 2011, pero el personal de TSA se redujo 15% en ese período.

En algunos aeropuertos los viajeros experimentan esperas de 40 minutos en los embarques domésticos, algo a lo que el público estadounidense no está habituado. La situación se agrava ya que la tendencia es al aumento en el número de viajeros.

Las propias compañías aéreas están advirtiendo a sus pasajeros que tengan presente estar en el aeropuerto con tiempo suficiente, lo cual ha generado respuestas irritadas en las redes sociales.

El problema en TSA pasa por el presupuesto que le aprueba el congreso. Según la agencia AP, la fuerza de inspectores se redujo de 50.000 a 42.000 y no está previsto un aumento en las contrataciones en el futuro.

El personal de la agencia fue instruido además para ser más meticuloso en las inspecciones debido a las brechas de seguridad reportadas el verano pasado.

En aeropuertos clave, como el de Atlanta, se estudia sustituir a los inspectores de TSA con trabajadores de seguridad privada, una solución que aeropuertos como los de San Francisco, Orlando y Kansas City ya han implementado.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.