Diario 1984 20.03.2019 | 15:07
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición Latam. Comandante tenía un simulador de vuelo en su casa

Investigación del avión desaparecido se centra en los pilotos

El presidente de la aerolínea dice que no saben en qué momento se apagó el sistema ACARS 18 marzo, 2014

El copiloto del avión desaparecido fue quien realizó las últimas palabras que se escucharon desde la cabina, según anunció el presidente de Malaysia Airlines, Ahmad Jauhari Yahya, mientras los investigadores barajan como plausible el suicidio del capitán o del primer oficial como posible explicación para la desaparición.

Hasta ahora no se ha encontrado ningún resto del vuelo MH370 que desapareció el pasado 8 de marzo con 239 personas a bordo. Los investigadores están cada vez más convencidos de que fue desviado incluso miles de kilómetros de su recorrido por alguien con un profundo conocimiento de los Boeing 777-200ER y la navegación comercial.

Según el presidente de la aerolínea, no está claro cuándo uno de los sistemas de seguimiento automático del avión fue inhabilitado, lo que parece contradecir a lo indicado durante el fin de semana por las autoridades malasias.

Las sospechas de secuestro o sabotaje se intensificaron después de que las autoridades dijeran el domingo que el último mensaje de radio desde el avión -un informal "todo bien, buenas noches"- fue pronunciado después de que el sistema, conocido como "ACARS", fuera apagado.

El piloto Zaharie Ahmad Shah, comandante de la aeronave, se ha convertido en el principal sospechoso de un posible secuestro.
El piloto Zaharie Ahmad Shah, comandante de la aeronave, se ha convertido en el principal sospechoso de un posible secuestro.

"Las investigaciones iniciales indican que fue el copiloto quien habló la última vez que se grabó en la cinta", señaló Ahmad Jauhari en rueda de prensa, al ser consultado sobre quién pronunció esas palabras.

Fue la despedida a los controladores aéreos a la hora 1:19, cuando el avión abandonaba el espacio aéreo malasio en su vuelo hacia Beijing. La última transmisión del sistema ACARS -computadora de mantenimiento que transmite datos sobre el estado del avión- se recibió a la hora 1:07, cuando el avión cruzaba la costa noreste de Malasia y se dirigía hacia el golfo de Tailandia.

“No sabemos cuándo el ACARS fue apagado después de eso", reconoció el responsable de la aerolínea. "Se suponía que tenía que transmitir 30 minutos después, pero esa transmisión no se produjo", añadió.

Unos 14 minutos después también fue desconectado el transpondedor que comunica a la nave con los controladores civiles de tránsito aéreo.

Después de eso, aparentemente, el avión bajó a 1.500 metros de altitud para evitar ser captado por los radares comerciales.

Las señales electrónicas entre el avión y los satélites siguieron durante casi seis horas después de que el MH370 abandonó el radio de acción de los radares militares malasios en la costa noroeste, siguiendo una ruta de la aviación comercial a través del mar de Andamán hacia India.

Según Ahmad Jauhari, el avión tenía suficiente combustible para volar unos 30 minutos después de esa última comunicación por satélite.

Datos de satélite sugieren que el avión podría estar en cualquier lugar de dos grandes arcos: uno que se extiende desde el norte de Tailandia a las fronteras de Kazajistán y Turkmenistán, o un arco sur desde Indonesia en el Océano Índico al oeste de Australia.

Indagan a los pilotos y la tripulación

La falta de restos una semana después y los últimos datos han hecho que los investigadores se hayan centrado ahora en la tripulación y sus posibles antecedentes, en busca de posibles pistas.

El fin de semana, la Policía malasia registró las casas del capitán Zaharie Ahmad Shah, de 53 años, y el primer oficial, Fariq Abdul Hamid, de 27 años, en suburbios de clase media de Kuala Lumpur próximo al aeropuerto.

Las pesquisas se han centrado especialmente en el piloto del vuelo MH370, Zaharie Ahmad Shah, quien al parecer, según informa el diario británico The Daily Mail, era un partidario fanático del líder de la oposición de Malasia, Anwar Ibrahim. Refieren que siete horas antes del vuelo, el piloto de 53 años asistió a un juicio en el que Ibrahim fue condenado a cinco años de prisión. Según una información atribuida a fuentes policiales, Shah era un activista político y podría haber secuestrado él mismo el avión en señal de protesta por esa sentencia.

Las autoridades examinan un simulador de vuelo de fabricación casera que fue decomisado en la casa del piloto. También analizan dos computadoras portátiles encontrados en al vivienda.

Agentes del FBI sostienen que la desaparición del vuelo MH370 pudo haber sido "un acto pirata", por lo que no descartan la posibilidad de que las personas que iban a bordo se encuentren detenidas en algún lugar desconocido. La policía de Malasia, en colaboración con expertos de la agencia de inteligencia estadounidense, está investigando los antecedentes políticos y religiosos del piloto y del copiloto.

No obstante, las averiguaciones también abarcan a los otros 10 miembros de la tripulación, todos malasios, y a los 229 pasajeros de 14 nacionalidades.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.