Diario 2251 28.03.2020 | 18:56
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición Latam. Cámara de Turismo en el Parlamento

Uruguay: No entendemos por qué se regula Spotify, Netflix, Uber y no Airbnb

Presidente Martínez: El alojamiento informal es "el impuesto más alto que pagamos" 21 junio, 2019
  • Algunas plataformas digitales han sido reguladas, pero no las turísticas; no entendemos por qué se regula Spotify, Netflix, Uber y no Airbnb
  • Las gremiales presentaron borradores de proyectos de ley "y no hemos tenido respuesta, ni un llamado de ustedes para trabajar sobre el tema"
  • El informalismo "ha tomado gran protagonismo en la actividad, eso preocupa porque es el impuesto más caro que pagamos".

Uruguay/ "La gran preocupación que tenemos es el poco avance que han tenido nuestros planteos; algunos han quedado muy relegados en el tiempo. Los hechos que hemos denunciado siguen creciendo en el mundo y en el mercado local. Temas que parecían incipientes hoy son importantes. Es hora de atacarlos y legislar", dijo Juan Martínez, presidente de la Cámara Uruguaya de Turismo, en audiencia con la Comisión de Turismo de la Cámara de Diputados.

La directiva de la Cámara Uruguaya de Turismo, junto a su asesor jurídico, Julio Facal, hizo una serie de planteos ante la Comisión de Turismo de la Cámara de Diputados, en el último año de la actual Legislatura.

Uno de los temas candentes fue la falta de atención legislativa a la regulación de los alquileres turísticos, cuando hay un proyecto de ley presentado por la gremial, y que no ha avanzado.

"Algunas plataformas digitales han sido reguladas, pero no las turísticas; no entendemos por qué se regula Spotify, Netflix, Uber y no Airbnb", enfatizó Juan Martínez, titular de la Cámara.

Representantes de la Cámara Uruguaya de Turismo en la Comisión de Turismo de Diputados
Representantes de la Cámara Uruguaya de Turismo en la Comisión de Turismo de Diputados

"El informalismo", dijo Martínez, "sigue creciendo, no solo en el alojamiento, sino en todas las actividades". El alquiler de autos es otro ejemplo.

Las gremiales presentaron borradores de proyectos de ley "y no hemos tenido respuesta, ni un llamado de ustedes para trabajar sobre el tema", dijo Martínez a los diputados. El informalismo "ha tomado gran protagonismo en la actividad, eso preocupa porque es el impuesto más caro que pagamos".

Si bien las cifras oficiales indican en los últimos años un incremento sostenido de las visitas turísticas a Uruguay -ciclo al alza que se quebró en 2018 por la crisis argentina- esto no necesariamente se ha reflejado en la ocupación y la rentabilidad hotelera.

Calidad y seguridad

"Deberíamos trabajar para definir este tema, sobre todo cuando sabemos lo que está ocurriendo en el resto del mundo. Por ejemplo, Barcelona ha regulado, pero sigue teniendo graves problemas en ese sentido. Hay otras ciudades que también lo han regulado; no entendemos por qué acá no se puede", expresó el presidente de la Cámara.

Y agregó: "Nos consta que el Ministerio de Turismo ha pretendido mantener conversaciones con autoridades de esta plataforma en particular (AirBnb) y no ha obtenido resultados. Esa negativa a la negociación se ha convertido en una tomadura de pelo por parte de la empresa mayoritaria de esta plataforma; es momento de convocarlos para legislar y reglamentar, y no solo hay que apuntar a su actividad -que hemos denunciado en la DGI-, sino también a aquellos que promocionan y publican allí sus ofertas, a efectos de asegurarse de que sea de calidad, y que cumpla con los requisitos sanitarios que nos exigen a todos quienes ofrecemos alojamiento, para dar la mejor experiencia al turista".

"Nos consta que el Ministerio de Turismo ha pretendido mantener conversaciones con autoridades de esta plataforma en particular (AirBnb) y no ha obtenido resultados.

En este sentido, el presidente de la Asociación de Hoteles y Restaurantes del Uruguay (AHRU), Francisco Rodríguez, entregó a los legisladores los puntos de la reforma acordada en segundo congreso mundial de hoteleros en Barcelona, donde representó a la gremial local.

Los puntos fundamentales, resumió, "son el registro obligatorio, la publicación por parte de las plataformas del número de registro de cada uno de los alojamientos, la fiscalidad -que sea similar entre los hoteles y los alojamientos turísticos para la competencia justa-".

Las limitaciones pasan por "la seguridad y la salubridad" porque "está claro que en estos alojamientos no hay reglamentación de bomberos ni preparación".

El abogado Julio Facal, asesor jurídico de la Cámara e impulsor del proyecto de ley de vivienda turística, remarcó la necesidad de "ver a la vivienda turística como un producto turístico y que se tenga en cuenta que quien tiene una propiedad destinada a turistas -ya sea en forma habitual y profesional, o en forma temporal -está jugando, en cierta medida, con la calidad del destino". "Por eso", recalcó, "al Estado le debe importar dónde se alojan los turistas".

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.