Diario 2112 16.09.2019 | 09:48
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición Latam. Ensayos de australiana Qantas

¿Cómo responde el cuerpo a un vuelo de 20 horas?

Analizan el impacto en pilotos y pasajeros de rutas directas desde Sidney a Londres y Nueva York 22 agosto, 2019
  • Qantas realizará vuelos experimentales desde Sidney a Londres y Nueva York para analizar los efectos en la salud de trayectos de 20 horas
  • El proyecto Sunrise de Qantas apunta a operar vuelos regulares de unas 20 horas con los nuevos Boeing 787-9s
  • El vuelo más largo del mundo hoy insume 18 horas; la australiana Qantas espera abrir rutas que implican 20 horas de vuelo

La aerolínea Qantas anunció este jueves tres vuelos experimentales desde Sidney hasta Londres y Nueva York para analizar las consecuencias de trayectos de casi 20 horas de duración en la salud de los pasajeros. La aerolínea utilizará nuevos Boeing 787-9s para estas pruebas que forman parte de su proyecto Sunrise, que persigue operar vuelos comerciales directos a esos dos destinos desde la costa este australiana (Sidney, Melbourne y Brisbane).

En los vuelos experimentales de Qantas de ultra largo recorrido viajarán un máximo de 40 personas, incluidos tripulación, personal de Qantas y un equipo científico que analizará el impacto de los patrones de sueño, el consumo de bebida y comida, la luz o el movimiento físico en la salud y el bienestar de los pasajeros.

Qantas estudiará los efectos de los vuelos de 20 horas en las personas.

En las rutas desde Sidney a Londres y a Nueva York, los investigadores también analizarán el impacto en los pilotos, que llevarán un dispositivo de electroencefalograma para medir su estado de alerta y determinar las pautas de trabajo y descanso más adecuadas, indicó la compañía.

"Los vuelos de ultra distancia presentan muchas cuestiones de sentido común sobre el confort y bienestar de los pasajeros y la tripulación", dijo el director general de Qantas, Alan Joyce

"Estos vuelos nos proporcionarán valiosos datos para ayudarnos a responderlas", añadió Joyce, que calificó estos vuelos como "la última frontera" en aviación.

Las pruebas supondrán el primer vuelo sin escalas realizado por un avión comercial entre Sidney y Nueva York, y el segundo entre la ciudad australiana y Londres.

Qantas ofrece desde 2018 un vuelo directo de 17 horas entre Perth, en la costa oeste australiana, y Londres, que la aerolínea ya ha utilizado para obtener información sobre el impacto de trayectos de largo recorrido en pasajeros y tripulación.

El vuelo más largo sin escalas lo ofrece actualmente Singapore Airlines, que desde el año pasado vuela a Newark, en Nueva Jersey (Estados Unidos) en 18 horas y media. EFE


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.