Hosteltur: Noticias de turismo
Edición Latam. Informe de KPMG

Latinoamérica necesita vacunas para acelerar la recuperación económica

No sólo su desarrollo se ve limitado por su irregular acceso a las vacunas, sino también el de los mercados vinculados 13 julio, 2021 Premium

La consultora internacional KPMG presentó su “KPMG Business Insights América del Sur”, un informe firmado por Charles Krieck, el presidente de la consultora global para América del Sur, que analiza en qué estado se encuentra Latinoamérica respecto a la recuperación económica pospandémica. Entre las conclusiones, se señala que la vacunación dispar en la región está demorando no sólo sus avances potenciales si no también los de los mercados que abastece.

A partir de diversos factores, las grandes potencias del mundo han iniciado el largo camino en busca de dejar atrás una de las peores crisis sanitarias, económicas y sociales que recuerde la humanidad, como consecuencia de la pandemia de COVID-19. Y el resto del planeta, incluyendo a América Latina, va siguiendo sus pasos como puede.

Pero el ritmo en el que se desarrolla esta recuperación en esta región es más lento de lo que podría ser de no ser por una problemática clave: el acceso a las vacunas no está resultando nada sencillo para los países ubicados al sur de los Estados Unidos. La inoculación a lo largo del continente ha sido muy dispar, y eso no sólo retrasa su crecimiento, sino que funciona como lastre a otras importantes economías a las que abastece.

Charles Krieck, presidente de KPMG para Brasil y América del Sur

Así lo cree Charles Krieck, presidente de la consultora internacional KPMG para Brasil y América del Sur, quien publicó el informe “KPMG Business Insights América del Sur” durante el evento virtual “Preparándonos para la nueva realidad”, en el que analizó cuáles son las posibilidades concretas de recuperación económica (y también turística) para Sudamérica y México.

Como punto de partida, Krieck sostuvo que la pandemia aceleró diversas tendencias que ya venían instalándose desde antes de marzo de 2020, “reformando las estructuras sociales y productivas” y forzando una transformación en las empresas, especialmente en lo vinculado a la digitalización.

“Las herramientas, modelos comerciales y formas tradicionales de hacer negocios ya no demuestran ser tan eficaces en la búsqueda de rentabilidad, como lo eran en el pasado. Hoy, las empresas se ven obligadas a rever su modelo de negocio y estrategia comercial e incluso a redefinir su propósito ante la sociedad”, explicó, y subrayó que eso se debió hacer en menos de dos años.

Entre estos grandes y veloces avances está la vacunación, que se impulsa con el objetivo de consolidar la recuperación económica y retomar los niveles de crecimiento prepandémicos. De hecho, señala el directivo, “las estadísticas más recientes muestran que la tasa de crecimiento y el consecuente ‘retorno a la normalidad’ se encuentra estrechamente vinculado a la trayectoria del virus en el país o región analizada (por consiguiente, puede concluirse que una tasa mayor de vacunación o una menor virulencia promueven o son sinónimos de una recuperación más rápida)”.

Un ejemplo de esto último es el de los EEUU que, gracias a un exitoso proceso de vacunación, sería el primer país en retomar los niveles de 2019; y, por el contrario, se estima que los mercados emergentes (como los países de Latinoamérica), “al estar menos equipados para enfrentar el virus y disponer de una cantidad limitada de recursos para adquirir vacunas, tendrán un camino algo más complejo para retomar la senda de crecimiento”.

Para KPMG, Latinoamérica acelerará la vacunación gracias al aumento de los precios de los commodities

Pero, tal como lo vienen señalando organismos globales como la OMT y el WTTC, esta disparidad tan marcada entre países que tienen excedentes de vacunas -como EEUU, Australia, Europa o Japón-, y aquellos que tienen carencias -casi toda Latinoamérica, con excepción de Chile y tal vez Uruguay y Argentina- genera serios inconvenientes también para los más poderosos, porque todos forman parte de una cadena de suministros. A modo de ejemplo, Krieck cita el caso de la industria química estadounidense, que podría verse seriamente afectada en el corto plazo por su dependencia de las importaciones de bienes e insumos provenientes de la India y Brasil, países sumamente afectados por el COVID-19.

Pese a esto, se espera que los mercados emergentes puedan acelerar su vacunación a partir de un fenómeno económico también producto de la crisis: el aumento de los precios de los commodities, como el petróleo, el gas, el café y el cobre, las más representantivas de Latinoamérica, con una demanda creciente de los primeros grandes mercados en recuperación, como lo es China.

Mercados clave

El informe de KPMG abordó un análisis de algunos mercado centrales para la región, tal es el caso de México, que está siendo empujado por EEUU, su principal socio comercial; o el de Brasil, donde los analistas ven una recuperación que se da lenta pero se da, pese a “los estragos que el virus ha impartido sobre el sistema de salud, el empleo y la economía de ese país”.

Respecto a la Argentina, la consultora ve un escenario sumamente particular. Por un lado, además de la pandemia, mantiene una cuantiosa deuda con el FMI y el Club de París, que condiciona su Presupuesto, por lo que la OCDE sostiene que será uno de los países con mayores dificultades para recuperarse. Pero, por el otro, y como se señalaba, la demanda de materias primas le juega a favor: en mayo pasado registró el mayor nivel de ingreso de divisas por parte del agro desde los máximos históricos alcanzados en 2003.

Chile, en tanto, se consolidó como el país que hasta aquí “ha tenido el programa de vacunación más exitoso en la región”, y su actividad económica superó las cifras anteriores a la crisis por primera vez en enero de 2021, en particular gracias al comercio minorista.

Y, finalmente, y a pesar de la “falta de inversiones” y “la crisis política que está atravesando”, el informe indica que Colombia también muestra señales de recuperación, “en gran parte debido a la recuperación que está dándose en los EEUU (al igual que en el caso de México, es su principal socio).

Perspectivas

Aunque “las perspectivas de corto plazo para los países de América del Sur continúan siendo desafiantes”, Krieck pronosticó que “el camino sigue siendo el mismo: hacia adelante”, en la medida en la que la vacunación intensifique su ritmo.

Esto, de todos modos, no resultará sencillo ni se limita a lo sanitario. “La mayoría de los países sudamericanos necesitarán más que una solución definitiva al problema sanitario, desde que arrastran crisis económicas, políticas y sociales anteriores a la pandemia (pobreza, inflación, estancamiento económico, deuda externa, falta de inversión y un largo ‘etcétera’)”, subrayó el líder de KPMG para la región, y agregó que esa solución definitiva no puede estar basada en los inestables precios de los commodities.

Por último, enfatizó que la recuperación se consolidará en la medida en que públicos y privados logren unir esfuerzos para alcanzar ese objetivo. “De esa manera, la región no solo podrá crecer a tasas adecuadas, sino que estará mejor preparada para la próxima gran crisis”, concluyó.

Avatar redactor Rolando Klempert Izaguirre Periodista de Hosteltur

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 1
Avatar Ana Wolff Ana Wolff hace 2 semanas
y la calidad de las vacunas adquiridas es otra variable muy importante que se deberá tener en cuenta cuando ingresen a América Latina las cepas más contagiosas que están dando vuelta en el resto del mundo...