Diario 2137 21.10.2019 | 12:37
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición Latam. Aumenta la pérdida de ingresos

Gobierno de Brasil venderá parte de participación en concesión de aeropuertos

27 agosto, 2015

El gobierno de Brasil venderá al menos 10% de la participación que tiene la estatal de administración aeroportuaria Infraero en los aeropuertos que fueron entregados en concesión a la iniciativa privada después de 2012.

"Estamos con el estudio concluido por el (estatal) Banco do Brasil y el ministro (de Planificación) Nelson Barbosa ya lo aprobó. Es algo perfectamente viable", declaró al diario Folha de Sao Paulo el ministro de Aviación Civil, Eliseu Padilha.

Infraero tiene 49% de la participación en la gestión de los aeropuertos de Guarulhos y Campinas, en el estado de Sao Paulo; Galeão, en Rio de Janeiro; Brasilia y Confins, en Minas Gerais y que opera para Belo Horizonte.

Después de la concesión a empresas privadas, la estatal perdió el 58% de sus ingresos, mientras que sus gastos sólo se redujeron 17%, lo que hace prever unas pérdidas para este año de 450 millones de reales (más de US$ 126 millones), según la fuente.

Hasta 2012, cuando se abrió el proceso de licitación para las concesiones, la empresa había registrado ganancias por unos US$ 280 millones.

Gobierno de Brasil venderá parte de participación en concesión de aeropuertos

Según Padilha, la venta de esa parte de la participación deberá comenzar en 2016 y el presupuesto nacional para el próximo año ya prevé los cálculos contables a partir del negocio, aunque evitó dar cifras.

A pesar de la iniciativa para subsanar las arcas de Infraero, para el ministro, la situación de la estatal es "momentánea".

El secretario ejecutivo (viceministro), Guilherme Ramalho, señaló que la operación se puede dar con venta de acciones en la bolsa, aunque no confirmó esa posibilidad.

El primer paso se realizará en los próximos días con la consolidación de "Infraero Participações", creada para administrar la participación de la estatal en los aeropuertos que fueron concedidos a la iniciativa privada.

De los 13.600 empleados antes de las concesiones, 1.000 fueron contratados por las empresas privadas que pasaron a controlar esos aeropuertos y el actual plan de dimisión voluntaria prevé la salida de otros 2.600 trabajadores, pero para llevarlo a cabo la estatal necesita de 700 millones de reales, casi US$ 200 millones.

Otros cuatro aeropuertos deberán ser concedidos a la iniciativa privada en los próximos meses (Porto Alegre, Salvador, Florianópolis y Fortaleza) y la participación de Infraero, según el diario, no será de 49% como en los anteriores y podrá ser rebajada hasta 15%. 


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.