Un gran complejo turístico de lujo japonés se declara en quiebra por su endeudamiento con la banca

El gran complejo turístico de lujo japonés, Seagaïa, que posee la mayor playa artificial del mundo y acogió una reunión del G8 el pasado verano, se declaró este lunes en quiebra a causa de las numerosas deudas contraídas con los bancos.

El gran complejo turístico de lujo japonés, Seagaïa, que posee la mayor playa artificial del mundo y acogió una reunión del G8 el pasado verano, se declaró este lunes en quiebra a causa de las numerosas deudas contraídas con los bancos. La empresa gestora del complejo, Phoenix Resort, ha solicitado protección judicial, puesto que la compañía es incapaz de hacer frente a una deuda que asciende a 500.000 millones de pesetas (3.000 millones de euros), según indicó un portavoz. Seagaïa fue inaugurado en 1994 y posee el que está considerado como el mayor centro de conferencias de Japón, que acogió el pasado verano la reunión de los ministros de Exteriores del grupo G8. Asimismo, ofrecía en sus 135 hectáreas con vistas al Pacífico, "la mayor playa artificial cubierta del mundo". El complejo dispone de 1.700 habitaciones, varias decenas de restaurantes, un zoológico y un campo de golf. Su principal acreedor, el banco japonés Dai-Ichi Kangyo Bank (DKB), rechazó conceder nuevos créditos a la compañía desde octubre de 1999 aludiendo a "la falta de un plan de redireccionamiento satisfactorio", según explicó un portavoz del banco, Masahiro Sekine. "La banca invirtió en el complejo 285.552 millones de pesetas (180.000 millones de yenes) en total", añadió. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.