Los hoteleros menorquines consideran que serán los más perjudicados por la ecotasa

El sector hotelero de Menorca asiste con resignación al carrusel de noticias relacionadas con la ecotasa en diarios de corte sensacionalista, especialmente el alemán Bild, y otros ingleses. Los hoteleros de Menorca advierten que las informaciones sobre una ecotasa que servirá para recuperar espacios degradados, zonas masificadas, para políticas de protección del medio ambiente o para esponjamiento supone tirarse piedras sobre su propio tejado.

El sector hotelero de Menorca asiste con resignación al carrusel de noticias relacionadas con la ecotasa en diarios de corte sensacionalista, especialmente el alemán Bild, y otros ingleses. Los hoteleros de Menorca advierten que las informaciones sobre una ecotasa que servirá para recuperar espacios degradados, zonas masificadas, para políticas de protección del medio ambiente o para esponjamiento supone tirarse piedras sobre su propio tejado. «Nosotros no necesitamos la ecotasa para recuperar espacios degradados o para proteger el medio ambiente. Nosotros no tenemos zonas degradadas y hace años que somos una Reserva de la Biosfera, lo que supone un reconocimiento a la situación de la isla respecto al medio ambiente», señala un empresario turístico de Menorca. En el seno de la Asociación Hotelera de Menorca (Ashome) tienen la sensación de que los turistas no diferencian Menorca del resto de las Baleares, por lo que las informaciones que hacen referencia a las Islas afectan a todas por igual. Esta circunstancia contrasta con la buena acogida que tuvo la ecotasa en el sector hotelero de Menorca. La idea originaria nació en esta isla. Este impuesto que grava los alojamientos en hoteles y apartamentos se iba a aplicar exclusivamente en Menorca y tenía la función de ser un instrumento para diferenciar aún más el producto turístico de la isla respecto a las demás. «Menorca puede vender medio ambiente y paisaje» señalaron fuentes de la patronal ayer. La recaudación de la ecotasa se iba a destinar íntegramente a proyectos medioambientales de la isla, como la adquisición de más fincas rústicas o bien a la conservación de las existentes. También se planteó como un instrumento para mantener el Camí de Cavalls. Las mismas fuentes reiteraron que el «concepto de degradación no nos favorece para nada» ya que «puede tirar por la borda el trabajo de promoción de los últimos años». Menorca es un destino más caro, en líneas generales, que las otras Islas, por lo que las «noticias que han aparecido respecto a la ecotasa producen una contradicción en el cliente que ha decidido pagar más por ir a un lugar más cuidado. Ahora no se le puede decir a estos clientes que paguen un impuesto para lograr algo que ya se le había incluido». Ashome aprovechará el revuelo causado por la aprobación de la ecotasa para reclamar al Consejo Insular de Menorca mano dura contra la comercialización de plazas ilegales. Tras una primera batida, el Consejo detectó unas 850 plazas ilegales el año pasado y ha anunciado que continuará por la misma línea. Respecto a las quejas de empresarios hoteleros por el descenso de las reservas para el próximo verano, Alomar insistió en que los turistas de los principales mercados emisores, Alemania y Gran Bretaña, deciden sobre sus vacaciones cada vez más en el último momento e hizo una llamada a la colaboración de los empresarios en las políticas de diversificación de la oferta. (Agustí Sintes, Diario El Día de Baleares, 03/05/01) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.