Diario 5451 11.12.2018 | 16:26
Hosteltur: Noticias de turismo

Del Oriente al Sant Bernat, 70 años de un grupo hotelero

21 mayo, 2001
Parte de la reciente historia social y sentimental barcelonesa ha tenido como escenario locales como el Cortijo de la Diagonal, santuario de los noctámbulos adinerados de una postguerra en la que también brilló la Bodega del Calderón; el Hotel Oriente de los años treinta, con sus sobremesas de toreros, tahúres y divas del Liceo; los hoteles Ritz y Avenida Palace, avanzadilla del lujo en unos años tristes en que la prensa del corazón perseguía a huéspedes como María Callas, Gregory Peck o Christiaan Barnard; hoteles como La Gavina de S'Agaró, en la Costa Brava casi virgen de los cuarenta, o ya más cerca en el tiempo, cafeterías como Sandor o La Oca.
Parte de la reciente historia social y sentimental barcelonesa ha tenido como escenario locales como el Cortijo de la Diagonal, santuario de los noctámbulos adinerados de una postguerra en la que también brilló la Bodega del Calderón; el Hotel Oriente de los años treinta, con sus sobremesas de toreros, tahúres y divas del Liceo; los hoteles Ritz y Avenida Palace, avanzadilla del lujo en unos años tristes en que la prensa del corazón perseguía a huéspedes como María Callas, Gregory Peck o Christiaan Barnard; hoteles como La Gavina de S'Agaró, en la Costa Brava casi virgen de los cuarenta, o ya más cerca en el tiempo, cafeterías como Sandor o La Oca. Todos los establecimientos mencionados tienen algo en común, el haber sido gestionados, en algún momento u otro de su historia, por los Gaspart, propietarios del que es el más antiguo grupo familiar de la hostelería española, Husa. El grupo acaba de editar un libro que recoge los setenta años de una trayectoria que se inicia con el adiós de Josep Gaspart Bulbena a su población natal, Caldes de Montbui, en los años veinte, y que se encuentra ya en la cuarta generación. Retratos sentimentales aparte, el libro es un buen ejemplo de los ciclos que rigen un negocio familiar barcelonés. El de los inicios, los de un hombre como Gaspart Bulbena, viajero y emprendedor antes que gestor y propietario, que crea el negocio al amparo de la euforia que precedió a la Exposición Internacional de 1929; la expansión emprendida por su hijo, Juan Gaspart Bueno, volcado ya sobre el mercado español al ritmo que marcaba el incipiente turismo de masas; finalmente, la diversificación iniciada por Joan Gaspart Solves tras la crisis de los 70 y su posterior reconocimiento social, a través de la presidencia del Futbol Club Barcelona. El último capítulo está por escribir y es cosa de la cuarta generación, los María, Isabel, Guillermo, Juanón y Josep, no en vano es este último quien redacta el libro. Joan Gaspart no ha transferido todavía el mando -"que gane el que mejor lo haga" dice- pero algunas decisiones (la recuperación del Hotel Montseny)- son ya cosa de ellos. (R. Aymerich, diario La Vanguardia, 20/05/2001)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.