El gobierno argentino amenaza a Aerolíneas con dar sus rutas a otras empresas si no normaliza su funcionamiento

El Gobierno argentino ha instado a Aerolíneas Argentinas a normalizar todas sus operaciones en las próximas semanas. Si nolo hace, el Ejecutivo ya ha anunciadoanunciado que entregará sus rutas aéreas a otras compañías.

El Gobierno argentino ha instado a Aerolíneas Argentinas a normalizar todas sus operaciones en las próximas semanas. Si nolo hace, el Ejecutivo ya ha anunciadoanunciado que entregará sus rutas aéreas a otras compañías. La decisión fue anunciada tras una reunión de cerca de tres horas entre representantes del Gobierno de Fernando de la Rúa con los siete sindicatos de la compañía aérea, controlada por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI). La semana pasada, Aerolíneas Argentinas decidió suspender siete de sus 14 rutas internacionales, al no contar con fondos suficientes para abonar los costes de mantenimiento y de combustible de los aviones. El ministro de Infraestructura, Carlos Bastos, uno de los participantes en la reunión, dijo que a partir de que la empresa dispone de entre 20 días y un mes, aproximadamente, para regular sus operaciones. "El Gobierno está tomando una decisión ineludible", indicó Bastos. En la reunión participaron, además de Bastos, el jefe del Gabinete de Ministros, Chrystian Colombo, y la ministra de Trabajo, Patricia Bullrich. "Estamos pensando en otorgar en licencia a una única empresa las rutas de Aerolíneas Argentinas", dijo el ministro de Infraestructura. Bastos añadió que la empresa beneficiada será la que dé prioridad a los empleados de Aerolíneas Argentinas, quienes, bajo ese criterio, pasarían a trabajar para la compañía que explote las rutas. "Estamos sumamente preocupados por la situación de Aerolíneas Argentinas, y queremos evitar que se pierdan los puestos de trabajo", añadió el ministro. El alto funcionario, no obstante, agregó que "la mejor solución" es que la dirección de la firma y los trabajadores alcancen una solución para poner punto final a la conflictividad laboral en la línea de bandera argentina. Desde el viernes pasado, la aerolínea ha dejado de volar a las ciudades estadounidenses de Miami, Nueva York y Los Angeles, a la australiana de Sydney, a la neozelandesa de Auckland y a las brasileñas de Sao Paulo y Río de Janeiro. Las únicas rutas internacionales que conserva son las que tienen como destino Madrid, Roma, Caracas, Montevideo, Santiago de Chile, Caracas, Lima y Santa Cruz de la Sierra (Bolivia). La decisión fue adoptada a causa de la crisis financiera que atraviesa la empresa, que se ha agravado desde la huelga de nueve días que realizaron los técnicos de la empresa el 24 de abril pasado. La conflictividad sindical surgió a raíz de la presentación de un plan de la SEPI para sanear la compañía que, entre otras medidas, implica la renegociación de las condiciones laborales. Cinco de los siete sindicatos de Aerolíneas Argentinas han aceptado esa negociación y otro está dialogando sobre la posibilidad de llegar a un acuerdo, pero el séptimo, que representa a los técnicos, no acepta ningún cambio en sus condiciones de trabajo. (Diario Expansión, 12/06/01) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.