Touroperadores desvían a cientos de turistas a Málaga por el caos de los aeropuertos de Baleares

Touroperadores de diversos países europeos, especialmente del Reino Unido y de Alemania, están desviando grupos de turistas a la Costa del Sol ante el caos que se vive en los aeropuertos de Baleares, en una situación que está perjudicando seriamente al turismo de las islas, que ha caído bruscamente, con cifras de descenso en torno al 7 por ciento.

Touroperadores de diversos países europeos, especialmente del Reino Unido y de Alemania, están desviando grupos de turistas a la Costa del Sol ante el caos que se vive en los aeropuertos de Baleares, en una situación que está perjudicando seriamente al turismo de las islas, que ha caído bruscamente, con cifras de descenso en torno al 7 por ciento. El Patronato de Turismo de la Costa del Sol afirma que la verdadera incidencia de lo que está sucediendo en Mallorca, Menorca e Ibiza se notará el año que viene, «porque el turista que tiene problemas en un destino, al año siguiente no regresa al mismo». Igualmente, los responsables de este organismo turístico manifestaron su temor a que los anunciados conflictos de los controladores afecten al aeropuerto de Málaga en agosto. Los aeropuertos de Baleares viven una situación caótica, con miles de turistas durmiendo en sus instalaciones en colchonetas y en tiendas de campaña montadas por el Ejército, comiendo bocadillos y sufriendo una situación que está siendo portada en los periódicos de toda Europa, especialmente en los diarios sensacionalistas del Reino Unido y de Alemania, países de donde procede la mayoría de los afectados, que no han dejado de escapar estos hechos para arremeter con una dureza inusitada contra España como destino turístico. Touroperadores de ambos países, cansados de gastar dinero en alquiler de taxis, bocadillos e indemnizaciones, han comenzado a desviar a turistas hacia otros puntos de España y de Europa, siendo varios cientos de personas las que han llegado ya a la Costa del Sol, que se encuentra actualmente con un 80 por ciento de ocupación media, por lo que existe capacidad de absorción, aunque «el nivel del turista que va a Baleares y que está viniendo a Málaga desviado por el colapso de los aeropuertos es un poco inferior al que habitualmente viene a la Costa del Sol», según manifestó a SUR Ana Gómez, gerente del Patronato costasoleño, quien a su vez no dudó en manifestar su enorme preocupación porque «la Costa sufra en agosto el mismo daño que ahora padece el turismo balear con la anunciada huelga de controladores de nuestro aeropuerto y con los anunciados paros de los pilotos de Iberia». «Destruir la imagen es algo muy fácil: se consigue en un par de días, pero recuperarla es trabajo de años», agregó. Para Gómez, la Costa del Sol vive un «momento dulce de progresión» que puede sufrir un brusco frenazo si los turistas se encuentran con problemas en agosto en el aeropuerto: «Ahora mismo estamos al 80 por ciento de ocupación hotelera, y el crecimiento respecto al año pasado es de un 4,2 por ciento, porque aquí tiene mucha importancia el turismo residencial, que ha crecido de forma importante...». El Patronato de Turismo cifra en «cientos» los turistas que ya han desviado los touroperadores de diversos países de Europa a la Costa del Sol ante el tremendo caos de los aeropuertos baleares, «aunque los resultados de una encuesta que hemos realizado a pie de avión en estos días nos dicen que cuando se notará de verdad una incidencia fuerte será el año que viene, porque el turista que sufre problemas para llegar a un destino no regresa al mismo. No nos agrada subir a costa de los problemas que surjan en otros lugares, como los que están acaeciendo en las islas, pero es así... Es un serio problema el que tienen en Mallorca e Ibiza, fundamentalmente, y eso costará mucho trabajo que se olvide, porque los medios extranjeros están siendo despiadados con el conflicto. Nuestro miedo es que esto nos pase a nosotros en agosto si se mantiene la amenaza de la huelga de los controladores del aeropuerto de Málaga, a quienes apoyamos en sus peticiones, pero a los que pedimos encarecidamente que piensen que pueden jugar con la economía de la provincia de Málaga y con el trabajo de miles de malagueños. Si esa huelga se produce en Málaga y no se arregla el tema de los pilotos de Iberia, lo podemos pasar igual de mal que en Baleares ahora, y la verdad es que eso no puede ser plato de gusto para nadie». (Pedro Luis Gómez, diario Sur, 02/07/01) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.