Los turoperadores nacionales y europeos están dispuestos a cancelar miles de plazas de avión hacia Baleares

Los turoperadores nacionales y europeos están dispuestos a cancelar miles de plazas de avión hacia Baleares durante julio y agosto si el gobierno insular "no es capaz de asegurar el transporte de sus clientes", según confirmó a Europa Press el presidente de Fomento de Turismo de Mallorca, Miguel Vicens.

Los turoperadores nacionales y europeos están dispuestos a cancelar miles de plazas de avión hacia Baleares durante julio y agosto si el gobierno insular "no es capaz de asegurar el transporte de sus clientes", según confirmó a Europa Press el presidente de Fomento de Turismo de Mallorca, Miguel Vicens. Los turoperadores han cuantificado en "miles de millones de pesetas" las pérdidas ocasionadas por los tres días de paro del sector del transporte discrecional de las Islas, que finalizó provisionalmente en la noche del domingo y que podría continuar en los próximos días, si patronal y sindicatos no llegan a un acuerdo sobre el convenio del sector. Vicens señaló que el hecho de que los aeropuertos de Mallorca, Ibiza y Menorca hayan permanecido operativos ha evitado que las pérdidas para el sector turístico hayan sido superiores, pues ha sido millonario el gasto que han tenido que realizar las agencias de viajes y mayoristas para abonar los costes adicionales de los taxis en los que han tenido que trasladar a los turistas desde los aeropuertos isleños hasta sus respectivos hoteles y viceversa. Fomento de Turismo de Mallorca realizó en la tarde de ayer una evaluación de los daños económicos de los paros, cuyo monto exacto aún no ha sido revelado. Esta asociación agrupa a compañías aéreas, agencias de viajes, turoperadores, hoteleros y oferta complementaria de las islas. La huelga afectó a unos 300.000 pasajeros, en su mayoría británicos y alemanes, que llegaron a los aeropuertos del Archipiélago para iniciar sus vacaciones o para desplazarse a sus lugares de origen durante el fin de semana. Las protestas afectaron, además, a la operatividad de los aeropuertos baleares, que restringieron el número de vuelos, lo que provocó trastornos de programación en otros aeropuertos europeos como los de Manchester y Gatwick en Reino Unido, Glasgow en Escocia, o Francfurt y Düsseldorf en Alemania. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.