Las agencias españolas de viajes piden un mediador entre Iberia y los pilotos y aseguran que pierden cerca de 200 millones de pesetas diarios por las huelgas

El presidente de la Cúpula Asociativa de Agencias de Viajes (CAAV), Jesús Martínez Millán, volvió a pedir un mediador en el conflicto que mantiene la compañía Iberia con sus pilotos y aseguró que esta huelga cuesta a las agencias cerca de 200 millones de pesetas diarios en comisiones no cobradas (1,2 millones de euros).

El presidente de la Cúpula Asociativa de Agencias de Viajes (CAAV), Jesús Martínez Millán, volvió a pedir un mediador en el conflicto que mantiene la compañía Iberia con sus pilotos y aseguró que esta huelga cuesta a las agencias cerca de 200 millones de pesetas diarios en comisiones no cobradas (1,2 millones de euros). En declaraciones ayer a Europa Press, Martinez explicó que el coste no es sólo económico, sino también de tiempo y esfuerzo, porque debido a las cancelaciones de vuelos en las jornadas de huelga, las agencias tienen que recolocar a los pasajeros en otros vuelos y eso supone un esfuerzo añadido. "El 85 por ciento de los pasajeros que vuelan con Iberia compran sus billetes en agencias de viajes, por lo que cuando se cancelan los vuelos, el trabajo de recolocar a los viajeros lo hacen las agencias", explicó. En este sentido, dijo que el 25 por ciento de los trabajadores de las agencias "están dedicados en exclusiva a vender billetes de Iberia, por lo que el coste es altísimo y si la situación sigue así habrá agencias que tengan muchos problemas cuando termine el verano". Asimismo, pidió a Iberia que ofrezca con mayor antelación los vuelos que van a ser cancelados para poder actuar con mayor rapidez y poder ofrecer mayores alternativas a los clientes afectados. "Cada vez es más difícil poder ofrecer alternativas, porque los vuelos de otras compañías también están llenos", explicó. Sería muy beneficioso que las agencias tuvieran más tiempo para poder trabajar", dijo Martinez quien añadió que "es necesario que intervenga un mediador en el conflicto, porque este país no se puede permitir una huelga endémica como esta". "No se trata de tomar partido, las dos partes tendrán su parte de razón, pero lo que está claro es que necesitan que quien corresponda realice un arbitraje porque no son acapaces de ponerse de acuerdo", resaltó. Respecto a la amenaza realizada por SEPLA de convocar nuevas jornadas de huelga adicionales, el presidente de la CAAV resaltó que si se convocan a partir de la última prevista "el daño será menor" pero si se intercalan con las ya anunciadas "podría ser muy negativo tanto para la compañía como para las agencias". Martínez Millán valoró positivamente el cumplimiento de los servicios mínimos por parte de los pilotos "al contrario de lo que ocurrió en la huelga salvaje que realizaron los transportistas de Baleares". "Las repercusiones negativas de la huelga de Baleares no hay campaña de marketing que las borre, y tendrá repercusiones negativas en el futuro", explicó el presidente de la CAAV quien añadió que "todo el mundo tiene derecho a la huelga pero no a actuar como grupos mafiosos". En cuanto a las repercusiones que esta huelga ha tenido y tendrá en un futuro, resaltó que ya hay turoperadores que están desviando sus vuelos a otros destinos "como Canarias o destinos de la cuenca mediterránea, donde les ofrecen o una subida de la categoría o un reembolso del dinero". "Los efectos de todas las huelgas que está viviendo España se verán en septiembre u octubre, cuando la ocupación caiga. Ahora, en agosto, es sencillo llenar una plaza que se quede vacía, pero no así en otras temporadas. Habrá que esperar a que termine el verano para ver cuáles son las consecuencias reales de estos conflictos", concluyó. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.