Las compañías aéreas podrían registrar unas pérdidas de 2,1 billones de pesetas tras los atentados de Estados Unidos, según IATA

Las compañías aéreas de todo el mundo podrían registrar a finales de 2001 unas pérdidas estimadas en 2,1 billones de pesetas (12.957 millones de euros/12.000 millones de dólares) como consecuencia de los atentados perpetrados en Estados Unidos el 11 de septiembre, según comentó a Europa Press un portavoz de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA).

Las compañías aéreas de todo el mundo podrían registrar a finales de 2001 unas pérdidas estimadas en 2,1 billones de pesetas (12.957 millones de euros/12.000 millones de dólares) como consecuencia de los atentados perpetrados en Estados Unidos el 11 de septiembre, según comentó a Europa Press un portavoz de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA). "Los atentados del día 11 han cambiado mucho la situación, por lo que las compañías aéreas de todo el mundo que cuentan con servicios de vuelos a nivel internacional prevén a partir de estos incidentes unas pérdidas de 1,2 billones de pesetas (7.558 millones de euros/7.000 millones de dólares) para 2001", explicó el representante de IATA. A esta cifra hay que añadirle las pérdidas de las aerolíneas norteamericanas que operan en el mercado nacional y que se han estimado para este año, después de los atentados, entre 541.740 millones de pesetas (3.255 millones de euros/3.000 millones de dólares) y 902.900 millones de pesetas (5.426 millones de euros/5.000 millones de dólares). Hay que tener en cuenta que el tráfico aéreo en Estados Unidos es "clave" para el sector aéreo en general ya que representa entre el 30 y el 40 por ciento del conjunto de la aviación comercial de todo el mundo", aseguró el representante de IATA. "Las aerolíneas que operaban programas de vuelos internacionales ya se encontraban en una situación crítica antes de que se produjeran los ataques terroristas de Nueva York y Washington, por lo que se preveían unas pérdidas de 451.450 millones de pesetas (2.699 millones de euros/2.500 millones de dólares) para el conjunto de este año", aseguró el citado portavoz. Por otra parte, el portavoz de IATA señaló que la demanda aérea y, por lo tanto, la capacidad de las compañías aéreas, ha descendido un 15 por ciento entre septiembre y diciembre de 2001 como consecuencia de los atentados de Estados Unidos. Esta caída de la demanda en el sector aéreo que se prevé durante los últimos meses del año se traduce en un descenso del 5 por ciento en la demanda aérea en el conjunto de 2001 y un descenso del 3 por ciento en la capacidad en el conjunto del año, señaló el portavoz. Respecto a las previsiones sobre la recuperación del sector aéreo después de los atentados, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo considera que en marzo de 2002 se espera una primera recuperación de esta industria, aunque hasta junio y julio del próximo año, el sector aéreo no volverá a los niveles normales de tráfico aéreo. El portavoz de IATA explicó que "estas previsiones se basan en la experiencia que se tiene después de que en 1991 la Guerra del Golfo provocará una crisis en este sector, de la que las aerolíneas se recuperaron un año después del conflicto bélico 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.