Diario 5327 19.07.2018 | 17:52
Hosteltur: Noticias de turismo

El ministro español de Fomento mantiene que Baleares no ha solicitado la declaración de interés público para los vuelos

8 noviembre, 2001
El ministro español de Fomento, Francisco Álvarez Cascos, negó ayer que su departamento hubiera recibido solicitud alguna para la calificación de servicio público del transporte aéreo con Baleares.
El ministro español de Fomento, Francisco Álvarez Cascos, negó ayer que su departamento hubiera recibido solicitud alguna para la calificación de servicio público del transporte aéreo con Baleares. El ministro aseguró que si alguien plantea una propuesta de este tipo se podrían estudiar las ventajas y los inconvenientes. Aunque insistió en que «a priori no son más que perjuicios los que ofrecería una declaración de servicio público relativa a algunas de las líneas que hacen referencia a las conexiones entre la Península y Baleares». Cascos explicó que desde 1996 hasta 2001 el presupuesto para subvención al transporte aéreo en Baleares ha pasado de 1.800 a 8.031 millones de pesetas, que, a su juicio, es una manera de facilitar las conexiones aéreas. Álvarez Cascos señaló que la oferta de invierno de las tres compañías que operan en Baleares ha bajado de 524 a 455 frecuencias semanales. Así las cosas, Iberia ha reducido de 213 vuelos a 202, Spanair sube de 103 a 105; y Air Europa baja de 208 a 148. «Fundamentalmente porque cambia aviones pequeños por grandes, de tal forma que la oferta de esta compañía pasa de 781.000 plazas el año pasado a 953.000 este año», indicó Cascos. El ministro de Fomento subrayó que de esta manera el número de plazas de las tres compañías para la temporada de invierno aumenta de los 2.550.000 del pasado año a los 2.575.000 de éste. Cascos agregó, además, que la norma sobre el régimen de transferencia de slots permitirá suplir cualquier deficiencia. El ministro recordó que la propuesta formulada por el senador se apoya en una normativa europea vigente y, por tanto, la declaración de servicio público no se puede hacer de forma discrecional. Tampoco puede afectar a todas las rutas aéreas, sólo a algunas específicas. Cascos matizó que la declaración comporta subvenciones del Estado. Esto significa que mediante concurso se adjudica el servicio de las líneas declaradas de servicio público a una determinada compañía, lo que supondría expulsar al resto y podría redundar en la calidad del servicio y en las frecuencias. Actualmente, Iberia absorbe el 44 por ciento de los vuelos con Baleares, Air Europa, el 32,5 por ciento y Spanair, el 23,5 por ciento.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.